27.1.17

Cierra Tara School en Howrah, Calcuta

El fin de un sueño, tras once años luchando contra la pobreza y la exclusión, una tarea que los gobiernos no hacen, cierra Tara School, una escuela modelo en dar oportunidades a l@s nadie -en la que tuve la suerte de colaborar durante años. La lucha continúa, las desigualdades siguen creciendo en el mundo y muchas otras pequeñas asociaciones trabajan con l@s excluid@s BaloNew Light Kolkata , Ma Sarada Shishu Tirtha : El hogar de las niñas Amigos de Calcuta, Mundos UnidosSchool of Principitos, Uddami, Sukhtara, Responsible Charity, los niños de Topsia... conozco su trabajo y son de fiar (y admirar).
Te echas a llorar pensando en el futuro chungo que les espera a todas estas personitas que conozco y con las que compartí muchos momentos.
Las ong's comparten la ilusión y los buenos momentos, pero muchas veces no cuentan lo duro del trabajo, de luchar contra prejuicios, corrupción, y amenazas del poder establecido, la sensación de ser un pequeño parche, una gota de agua limpia en un océano de mierda, te va quemando poco a poco y un día tiras la toalla desbordada por la impotencia.
Si alguien conoce una ong que pueda hacerse cargo de un gran proyecto en marcha con grandes profesionales, que se ponga en contacto con Amigos de Tara, que prevea 45.000€ de gastos anuales. Por mi parte mi presupuesto, 1000€, da para un billete de avión al año, alojamiento en hoteles precarios y casas de amigos y comer en chiringuitos callejeros o donde me inviten, seguiré visitando el barrio donde tengo innumerables amig@s y puertas abiertas, contando su evolución, y denunciando las injusticias y las mentiras de los miedos de incomunicación que ocultan la realidad de cientos de millones de personas que no interesan porque no tienen acceso al consumo desenfrenado que enriquece a un@s poc@s.

Estas son las razones oficiales del cierre:

Comunicado de Amigos de Tara: "LA DECISIÓN MÁS DIFÍCIL

Queridas amigas y amigos de Tara:
Cuando hace 11 años, asumíamos por vez primera el reto que nos planteó el destino de abrir una “escuelita” en uno de los barrios más deprimidos de Calcuta, no podíamos ni remotamente imaginar que la Escuela Tara llegaría un día a ser una referencia educativa, no solo en el barrio donde operamos, sino en una ciudad de más de 15 millones de habitantes.
Tampoco podíamos sospechar que por sus aulas pasarían más de 1.300 alumnos y alumnas, que completaríamos 10 promociones y que muchos de esos niños y niñas alcanzarían la mayoría de edad en nuestra compañía, preparados para enfrentar su vida, gracias a una formación tanto en el aspecto académico, como humanístico.
Una educación integral y de calidad para los más desfavorecidos fue nuestra apuesta desde el comienzo. Hoy podemos mirar atrás y constatar, en cientos de ejemplos con nombres y apellidos, que hemos servido de mucho a la comunidad de Pilkhana que en 2005 nos acogió.
Cuando, al poco de arrancar la aventura en Calcuta, creamos la asociación “Amigos de Tara” (ADT) en España para dar apoyo y soporte a las crecientes actividades en el terreno, tampoco imaginábamos que tantos amigos y amigas sumariáis vuestro corazón solidario al proyecto.
Los “spanish friends” cómo se os conoce en Calcuta, habéis sido el aliento y el motor que ha permitido ofrecer a cientos de familias un mejor presente, así como herramientas y oportunidades para mirar al futuro.
Conscientes de los muchos problemas de los beneficiarios de ADT, en 2008 iniciamos un proyecto de micro-créditos, para asistir a las familias del barrio; tampoco imaginábamos que lo que comenzó como un proyecto piloto en el que participaban 5 de las madres de nuestro alumnado, se convertiría años después en un dinamizador económico del barrio que ha llegado a más de 125 familias.
Además de los principales proyectos de educación y micro-créditos, son incontables las actuaciones de desarrollo y de emergencia que se han llevado a cabo con vuestro apoyo desinteresado; sois los socios, amigos y voluntarios los responsables de la atención sanitaria al alumnado, de las intervenciones hospitalarias, de la distribución de raciones a las familias paupérrimas, de los tratamientos dentales, de la implementación de la meditación como herramienta pedagógica, de los proyectos en Nepal, de la educación especial, de la alfabetización de adultos, de los talleres de género, de las actividades deportivas y culturales que tanto enriquecen la formación…
Debemos estar muy satisfechos del trabajo a lo largo de éstos años y también de los resultados. Desde ADT hemos aportado un significativo granito a la transformación y el desarrollo en positivo, tanto del el barrio como de la vida de nuestras familias beneficiarias.
En estos años de constante trabajo, paciencia, esfuerzo, amor, éxitos y también algunos sinsabores, siempre hemos tenido presente el empoderamiento de los beneficiarios y trabajadores locales, nuestro compromiso de co-responsabilidad lo es en tanto que ellos también asumen las riendas de su futuro.
Nunca fue nuestra intención crear una relación de dependencia, ni perpetuar nuestra presencia. Ya lo apuntábamos en el slogan de nuestro reciente aniversario, ADT,10 años aprendiendo juntos, que marca una relación entre iguales donde todos nos nutrimos de todos.
La vida es por definición cambio. Ha llegado el tiempo para este equipo gestor de Amigos de Tara, de dar un paso a un lado, y retirarnos de la primera línea del trabajo humanitario. Las razones para esta sopesada decisión son múltiples, os apuntaremos las tres más importantes para que entendáis mejor la difícil decisión que hemos tomado:
• La creciente dificultad para cubrir la financiación de los proyectos.
A pesar del apoyo de un buen número de fieles particulares y algunas empresas e instituciones, nos ha resultado cada ejercicio más complicado satisfacer el presupuesto anual, que cómo sabéis va dirigido casi en su integridad al terreno, ya que nuestra estructura en España es minúscula y descansa fundamentalmente en el voluntariado.
• El pequeño equipo gestor y directivo de ADT, encabezado por nuestra presidenta y alma-mater Natalia Pallás, cierra un ciclo de más de diez años de gratificante servicio, pero también de un desgaste físico y emocional inmenso.
Nuevos retos vitales, aparcados durante años, nos esperan.
• Por último, la situación del barrio, donde hemos venido trabajando ininterrumpidamente desde 2005, así como la de la ciudad de Calcuta y de la India en general ha mejorado sustancialmente. No decimos aquí que no existan necesidades, por desgracia aquella es una sociedad tremendamente desigual, pero nuestras familias beneficiarias, en gran medida por el trabajo realizado en las áreas de educación y micro-créditos, están en una mejor posición para tomar las riendas de sus vidas que cuando nos encontramos.
Los niños y niñas, que han sido nuestra razón de ser durante todos estos años están perfectamente cualificados para continuar su educación en cualquiera de las escuelas del barrio que, también han mejorado su calidad educativa considerablemente.
Desde el pasado mes de octubre hemos estado trabajando en el traspaso de los proyectos a otra ONG internacional o india, a las autoridades locales o al propio colectivo de trabajadores de Nigera Kari, nuestra ONG hermana en el terreno, sin resultados positivos hasta la fecha, seguiremos intentándolo hasta el último momento.
El mandato que nos hemos impuesto esta junta directiva es completar el presente curso, que en India acaba a mediados de Febrero, proceder a un traspaso o cierre organizado de los proyectos, colaborar en la recolocación del alumnado en otros centros escolares y hacer frente a todos nuestros compromisos administrativos y morales tanto en el terreno como en España.
Es por todo lo expuesto que desde este momento no aceptaremos donación alguna y los fondos existentes al cierre del ejercicio se cederán, tal y como estipulan los Estatutos de ADT, a otra organización que trabaje en ámbitos similares a los de ADT. (Infancia, Mujer, India)
Os iremos informando de todo lo relevante que acontezca hasta el cumplimiento de nuestros objetivos marcados y quedamos a vuestra disposición para cualquier duda que os pueda surgir.
Sólo nos queda trasmitiros una vez más y de corazón, nuestro sincero y profundo agradecimiento por la confianza que habéis depositado en nosotros, acompañándonos en éste hermoso y significativo viaje que ha transformado nuestras vidas para siempre.
En nombre de los miembros de esta junta directiva y de todas las familias beneficiarias, gracias por ayudarnos a ayudar, gracias por estar ahí.
Que todos los seres sean felices".
Junta Directiva de Amigos de Tara
En la web de Tara y su facebook hay muchas de mis fotos, esta es de cuando se introdujo la meditación diaria en el colegio en 2010.

24.12.16

Entrevista a Urmi Basu, trabajadora social en Calcuta


Os traduzco la entrevista:
De Distrito Rojo a Barrio de La Luz: 
Urmi Basu sobre el empoderamiento de la mujer en el mundo "
Publicada (en inglés) el 1 de Diciembre, 2016 en Campus Journal por Jasmine Rashid

"Si lo piensas, somos casi medio mundo en esta mesa" dijo Urmi Basu sonriendo, mientras llevaba su vaso hacia los labios. "India, China, Bangladesh ..." Vanessa Meng (19 años) de Pekín, y yo, medio norte-americana medio bangladesi, nos miramos y también sonreímos. Urmi venía de visita desde Kolkata, India, donde dirige la reconocida organización no gubernamental New Light desde hace 16 años. Cada día de su vida lo dedica a combatir la violencia de género.

"Salud a las mujeres", brindó, "hermosas y fuertes".

La primera vez que oí sobre Urmi fue a través del libro y documental premiado de Nicholas Kristoff "Half the Sky: Transformando la opresión en oportunidades para mujeres en todo el mundo". Ella fundó la organización en 2000 en el distrito rojo de Kalighat, Calcuta -uno de los distritos rojos más grandes de Asia [sic]- con la misión de proporcionar educación y prevenir la violencia contra las trabajadoras sexuales y sus hija/os. Inspirada por el trabajo de Urmi escribí mi ensayo para entrar en la universidad sobre el tema, me sorprendió que viniera a Swarthmore alguien tan famosa para mí. Para mayor sorpresa supe que Meng había organizado la visita después de pasar el verano en Kolkata trabajando directamente con Urmi y New Light.

Meng también conoció a Urmi por "Half the Sky", cuya lectura asignó en el curso de "Introducción a la Paz y el Estudio de Conflictos" el Profesor Sa'ed Atshan. Meng.  Investigó un poco, solicitó ser voluntaria y fue invitada a India. "Un proceso bien chulo", confirma. Con fondos de apoyo del Centro Lang para la Responsabilidad Cívica y Social, Meng pasó cuatro semanas con otros voluntarios en la casa de huéspedes de la organización ayudando en el día a día del proyecto. Sintiendo el choque emocional de sentir a la vez impotencia y esperanza.

"Ves cosas preciosas y otras... pero son todos pequeños momentos muy humanos." Meng espera volver a New Light cuanto antes.

El día que conocí a Urmi, me esbozó la historia de New Light de la manera más elocuente que nadie haya escrito sobre su trabajo. Sin ayuda profesional para establecer el plan y sin garantía de éxito, su confianza audaz y dedicación lograron un cambio en la comunidad.

"Nuestra herramienta de enfoque principal siempre ha sido la educación, así comencé hace 16 años con ocho estudiantes y $ 200 ", señaló Urmi.

Hoy en día, más de 500 estudiantes han pasado por el programa, que tiene siete locales en la ciudad, y sostiene tres viviendas residenciales seguras para la/os estudiantes. En medio del caos de la pobreza y la violencia, el desafío constante de este trabajo es convencer a las madres de que es posible otra vida fuera de la prostitución heredada. Mucha/os niños vienen con historias de adicciones y/o abusos, y New Light ofrece una alternativa para fomentar la supervivencia y prosperar.

"Fácilmente daría el resto de mi vida por este trabajo" Urmi se aseguró de que entendiéramos.

Urmi proviene de una familia de activistas, incluyendo un abuelo que trabajó con Mahatma Gandhi. Sus experiencias al crecer sin duda han formado al sistema de valores con el que se mueve por el mundo.

"Tienes que aceptar tu propia vulnerabilidad ... ahí es donde te fortaleces. Eso me ha permitido encontrar el sexto sentido para entrar en una habitación y saber qué niñas están en peligro ", dijo Basu. "Nunca sentí que es algo de lo que se supone que no debo hablar".

Urmi irradia una calidez y habilidad natural para hacer que los demás se sientan seguros, a menudo recibe llamadas de mujeres desconocidas pidiendo consejo desde un burdel o desde la oficina del recaudador de impuestos en la ciudad. Su dedicación inquebrantable al empoderamiento y la conexión humana es una de las muchas razones por las que fue elegida como destinataria de una bendición del Dalai Lama bajo el título Unsung Heroes of Compassion 2009 [héroes no reconocidos de la compasión] por promover la compasión y la paz.

Comentamos extensamente la vida cotidiana de la comunidad en el districto rojo de Kalighat:

"Las mujeres viven en habitaciones de 2x2m, pero todo en ese pequeño espacio está perfectamente organizado. Saris doblados y apiladas, un cajón con las pulseras, los utensilios de cocina se guardan bajo la cama ... es la vida en miniatura, pero dentro de poco espacio tienen todo lo que necesitan. Ahí están sus fantasías y amor, vulnerabilidades, pasiones, compromisos ... " explicó Urmi "Te imaginas que una prostituta no es tímida para nada, pero sí lo son. Si le hablas de su cuerpo... nunca ha estado desnuda, ni para bañarse".

Meng destacó la importancia de esta humanización, especialmente viniendo de alguien que está fuera de ese mundo.

"Crecemos con los tópicos de los medios de comunicación... que es un gran tema", explicó Meng, refiriéndose a los esfuerzos de la lucha contra la trata y el empoderamiento de las mujeres", pero las mujeres no lo ven como una gran historia. Ellas no saben lo que es el empoderamiento o la igualdad... Para ellas esto es sólo la vida. Las historias son mucho más complicadas. Ellas no son historias, sólo supervivientes... Muchos voluntarios las fotografían y preguntan: "¿Cómo te sientes acerca de ser empoderada? y eso es totalmente ajeno a sus vidas".

El encuentro con Basu y Meng es la noche después del Día del Recuerdo de lxs Transgénero de Swarthmore, así que le pregunto sobre el estado de las personas transgénero en la comunidad de trabajadoras sexuales de Kalighat.

"Los Hijra (personas trans) sufren discriminación, por supuesto. Como en todas partes, hay constantes amenazas de violencia. Pero, de hecho, creo que están un poco más protegidos y menos amenazados dentro del barrio rojo ", sonrió Urmi, marcan la moda de vestir para las mujeres [cisgénero]". Estas mujeres se mueven en grupo para minimizar posibles acosos.

"Hay diferentes comunidades en el barrio rojo, pero viven como piojos en costura. No hay diferencia entre lo privado y lo público. En la cultura oriental no hay  individualidad. La gente está ahí contigo y se supone que tú estás allí para l@s demás. Hay un fuerte sentido de solidaridad ", explicó Basu. "A medianoche, si alguien está enfermo, juntarán dinero, llamarán a una ambulancia ... tomarán un taxi, se turnarán para atender a la persona en el hospital, las niñas y los niños estarán a su lado y traerán comida."

Urmi me comentó la diversidad de proyectos en los que la organización está involucrada.

"Tuvimos talleres muy interesantes desde octubre: fotografía, escritura de poesía, autocuidado, taller de diseño centrado en humanos - que se basó en nuestro proyecto Mukti ". Mukti es un proyecto de empoderamiento para fabricar compresas biodegradables en asociación con la organización Village Volunteers. Recientemente, Mukti Women ganó el proyecto Inspire People's Choice a través de "ONU Women" y su Comité de Singapur. "Las estudiantes mayores [de New Light] se reunieron con chicas que nunca tuvieron acceso [a estos productos] y les preguntaron cómo se sienten sobre ellos. Se trata de asegurarse de que realmente les ayudará, y no algo que unos extraños estaríamos imponiéndoles ".

Urmi contagia la alegría cuando habla de sus estudiantes.
(Ben Harper,con Urmi Basu tras un concierto benéfico en San Francisco, diciembre 2016)

"Es maravilloso ver cómo cuando se le da a la gente un conjunto de desafíos complejos, encuentran sus propias soluciones. El pensamiento crítico está ausente en nuestros colegios", explicó Urmi.

En el taller de fotografía, por ejemplo, a los niñ@s se les dieron cámaras y fueron a sus comunidades a fotografiar amigos, familia, alojamiento y refugio. Recientemente, estas imágenes fueron ampliadas junto a graffitis para transformar las paredes de un callejón en un vibrante espacio comunitario de expresión artística.

Además, Urmi reconoce las oportunidades únicas de fuerza y resistencia que proporciona el auto-cuidado en grupo.

"Cuando hago talleres de autoestima, pongo [a las mujeres de los burdeles] a tocarse entre ellas. Estas mujeres nunca se tocan con cariño... siempre hay un intercambio y algunas dinámicas de poder involucradas. Aquí, una pinta a otra persona, o le hace trenzas en el pelo... pero acariciarse les hace gritar, decir que nunca han recibido tanto amor. Es intimidad genuina ".

En su tiempo con la organización, Meng también dió un taller de poesía en el local de los dalit (intocables) cada tarde. Los dalits, identificados como la "casta más baja" en India, son discriminad@s por toda la sociedad. En lugar de concentrarse sólo en enseñar poesía, la principal motivación de Meng era animar a la gente a crear su propio trabajo, expresar lo que uno siente no es común. A pesar de su impresionante trabajo, Meng permanece firme en su humildad.

"No estoy aquí para cambiar la vida de nadie."

Como entendida en filosofía con interés en el ecofeminismo, Meng entiende los enfoques críticos al humanitarismo, por lo que su papel en New Light fue de aprender al máximo y ayudar en lo que le pidieran.

Urmi: "En este punto, debo decir que Vanessa (Meng) hizo un trabajo increíble. Su nivel de motivación era perfecto, estaba disponible para experimentar todo. Ella vino a Kolkata exactamente como yo aconsejo a la gente a hacer: "Entra en el océano y fluye... si lo combates, te cansarás. Manten tu cordura y enfoque. No tiene nada que ver con Swarthmore (EEUU), ¿no, Vanessa?"

"Es diferente a cualquier otro lugar", se rió Meng. "... para mí sabía que no sería fácil. Fue muy emocionalmente difícil". Meng y yo habíamos discutido anteriormente las muchas lágrimas de l@s voluntari@s de New Light, que se sentían perdid@s al estar inmers@s en condiciones que no podían cambiar. "Conectar con l@s niñ@s conociendo sus historias trágicas fue difícil, pero más lo fue volver (a EEUU) y tratar de explicar a la gente la experiencia ".

En Calcuta, a menudo las niñas son vendidas por sus padres, o convencidas a buscar una nueva oportunidad bajo el disfraz de "un buen trabajo" en la ciudad. Aquí, muchas se encuentran de repente en una esclavitud donde pierden la capacidad de controlar lo que sucede a continuación. 

Urmi enfatizó la importancia de empezar entendiendo que madres y padres quieren lo mejor para sus hija/os.
(New Light en la mani contra la violencia de género, Calcuta 19-XII-2016)

"[Cuando me di cuenta de que] l@s niñ@s duermen bajo la cama mientras las madres están con un cliente... cambió lo que pensaba que sabía sobre el amor y la familia", admitió Urmi. "Cuando empezamos, no teníamos ni idea de que estableceríamos internados para personas de cero a dieciocho años y luego de dieciocho a veintitrés".

Después de algunos años, la organización reconoció la importancia de seguir apoyando a los niños después de cumplir dieciocho años. "No pueden estar solos si no están con una familia... les apoyamos con una educación universitaria o formación profesional y luego entre dos o tres chicas pueden alquilar un apartamento juntas".

L@s donantes inicialmente preferían que New Light se centrara en las chicas, pero los chicos necesitaban también seguridad y así New Light trata ambos géneros por igual.

"Algunos chicos estaban resentidos con sus madres a los 13 años... imagina que falta de autoestima" suspiró Urmi. Su solución: construir un hogar sostenible para apoyar a los niños también.

"En el hogar de nuestros niños tratar la igualdad de género es muy habitual. La mayoría de nuestro personal son mujeres, así que están acostumbrados a ver eso. Tenemos muchos voluntarios y personas en nuestro grupo que son maestros de larga experiencia. También buscamos maestros jóvenes para ser modelos positivos... muchos de ellos viven en el barrio y entienden que otra vida es posible ".

Urmi no vaciló cuando se le preguntó sobre los objetivos generales del trabajo a lo largo de los años.

"Quiero que todos nuestros niños reciban una buena educación... potenciando la compasión, deberían practicarla y tratar a sus madres con compasión. Esta vida ningun@ la escogió. A menudo temo que l@s niñ@s abandonen a sus madres. Siempre les digo que mamá no tenía otra opción, pero para ell@s sí hay nuevas opciones. "

Urmi habla con orgullo del éxito de sus estudiantes. Un chaval va a trabajar como chef en la compañía de cruceros Carnival de Miami. Otros estudiarán trabajo social, diseño gráfico, y much@s incluso volverán a trabajar en New Light. Fue fascinante para mí notar que a diferencia de muchas organizaciones, aquí no se empuja a los estudiantes hacia estudios rentables sino a lo que realmente les gusta.

"Soy una gran creyente en el sentimiento humano... cada individuo tiene un potencial particular y una dirección personal", explicó Urmi. Aquí, abrir un abanico de oportunidades es el trabajo principal.

Durante su visita de dos días a Swarthmore, Urmi comenzó su visita con una comida con estudiantes, que tomaron notas sobre las complejidades del trabajo de New Light: microcréditos a mujeres, apoyo para abrir cuentas bancarias y enseñándoles cómo presentar informes y quejas a la policía. Meghan Kelly (18 años) preguntó sobre el papel de los incentivos económicos en la prostitución y la trata.

"Normalmente es rentable", respondió Basu. "Es un comercio donde no se necesita un almacén, no se necesita inventario, se usa efectivo, no hay inversión. ¿Qué mejor negocio podría haber? Sólo con un par de llamadas una persona aparece en el punto A, B o C... y en cada paso se gana dinero ".

Kelly fue más lejos: "¿Y si no hubiese ganancias?"

"La prostitución existe ya en la sociedad hace mucho tiempo", explicó Urmi. "Yo personalmente no estoy aquí para acabar con ella". New Light no está a favor de la legalización de la prostitución, y Urmi no tiene posición moral sobre el concepto de trabajo sexual en sí.

"... los adultos son libres. No soy su guardián moral. La cuestión es cuando las personas son tratadas como mercancías, cuando son forzadas como esclavas a hacer algo que no quieren hacer".

Nikhita Luthra (17 años) siguió con un pensamiento sobre cómo este sistema es mantenido desde fuera de la industria del tráfico. "¿Sientes que hay una negativa a reconocer los problemas [de la violencia sexual]? A veces el orgullo en un país impide reconocer las cosas... Dicen 'bueno, eso pasa en todas partes' "

"Es un nacionalismo idiota." confirmó Urmi "Es un sentido de superioridad completamente equivocado".

Basu está acostumbrada a tener el sistema en contra.

"Se sienten incómodos porque hablo de abuso sexual infantil." En foros públicos, Urmi ha sido criticada por los nacionalistas argumentando que exagera. Además, muchas ONG de este tipo son criticadas por centrarse en ayudar a las personas en lugar de en realizar cambios estructurales.

"¿Cómo puede una pequeña ONG cambiar toda una sociedad? ... Tenemos que crear otro conjunto de posibilidades. Ninguna estructura cambia sin resistencia. La diligencia y la paciencia son muy importantes ... y la curiosidad".

Más tarde ese día, 22 de noviembre 2016, Meng presentó a Urmi a una multitud en el Centro de Ciencias 101, un debate organizado por i20, el Centro de Recursos para Mujeres, el Departamento de Estudios de Paz y Conflictos, la Oficina de Intercambio Estudiantil, el Centro Lang por la Responsabilidad Civil y Social, el Foro para la Libertad de Expresión y la Oficina de Participación Estudiantil. A pesar de que empezaban las vacaciones de acción de gracias, hubo una gran participación de estudiantes, profesores y personal deseosos de escuchar a una nueva inspiradora amiga.

"Para los señores..." comenzó Urmi "A menudo sólo hablamos entre nosotros ... y luego hablamos con los jóvenes. Me inspira ver tantos jóvenes ". (" Pedir permiso de paternidad ", más tarde se dirigiría a los hombres de nuevo," eso es la igualdad de género. ")

Al explicar su trabajo, empezó por detallar el sistema de castas como una realidad social india que está presente todos los días. Las trabajadoras sexuales ocupan la posición social más baja, sin importar la casta de su familia. Harsha Sen (19 años), de Calcuta, recibió el micrófono al final de la charla de Basu.

"Daba un rodeo para no pasar por el barrio rojo de Kalighat, cada día, al ir al colegio".

Pero esa invisibilidad y normalización no es sólo la experiencia de Sen. Antes Meng había reflejado un sentimiento similar:

"La trata de personas ocurre en los Estados Unidos", afirmó Meng. "La esclavitud sexual existe aquí igualmente, sólo que es menos obvia porque no hay barrios rojos"

"Cada ciudad tiene una zona de prostitución que es despreciada", agregó Urmi, "Nos estaríamos engañando si dijéramos que no hay violaciones en Suecia".

Los retos están presentes en todas las instituciones sociales, que es donde activistas como Urmi deben intervenir. La policía muchas veces dice que "estamos demasiado ocupados para aceptar esta denuncia". A New Light, le ha pasado que se han negado a alquilarles pisos el día del arrendamiento cuando los dueños descubrieron que la organización trabaja con prostitutas. Los estigmas, y los conceptos erróneos, del trabajo sexual permanecen indiscutibles.

Urmi nos recordó que este comercio llega a nivel internacional. "Niños-soldado, adoctrinamiento religioso, tráfico de órganos, esclavitud sexual ... son personas desinformadas y desamparadas las que caen en estas redes".

Al final de su charla, una cosa fue destacada: el amor y el poder de las mujeres está en el centro de nuestra lucha. Urmi animó a las mujeres de la audiencia a crear círculos de sororidad y trabajar para concienciar a colegas masculinos, padres y amigos de lo que significa ser mujer.

"No temas ser catalogada como feminista... no es la lepra", se rió Urmi.

"Las mujeres pueden estar allí la una para la otra, su inversión personal de tiempo y energía en la vida de otro ser tiene un tremendo impacto", continuó. "A veces miro a una mujer y pienso "mi vida y tu vida son diferentes por donde nací y por la educación que tuve". De lo contrario, estamos pasando lo mismo.

En términos de acción tangible, Urmi sugirió que l@s estudiantes busquen organizaciones para hacer voluntariado.

"[Alternativamente] ya que lo vuestro es escribir, podéis crear un blog sobre el acoso sexual en el campus. Cread redes con otras escuelas del área, cread una red de seguridad (apoyo mutuo), una aplicación, hablad con l@s jóvenes... para que sean conscientes de las mujeres no somos objetos ".

Basu es también defensora de la necesidad de la protesta pública.

"No podemos dejar pasar estas atrocidades en nombre de la "cultura o la tradición ". En cualquier [país], hay tradiciones inhumanas, que explotan personas, que destruyen la autonomía. ¿Cómo se abolió aquí la esclavitud? La gente dijo que no estaba bien. Y el sentido de la justicia, lo que es correcto, lo que está mal, es universal, no cultural".

Al pensar en las normas culturales y el progreso, siempre he apreciado profundamente la cita de James Baldwin: "Amo a América más que a cualquier otro país en este mundo, y por eso insisto en el derecho a criticarla perpetuamente".

Como reiteró Urmi, las elecciones en Estados Unidos y los estigmas que acompañaron a la campaña, no son nada que haya que callar y aceptar.

"El resultado es como retroceder 30 años, pero todos debemos ser tratados por igual, aunque sea de otro país no voy a callar. Es increíble lo que acaba de pasar en vuestro país. Pero este país es un país hermoso".

Por eso, nuestro trabajo hacia la equidad es tan importante ahora como siempre. Para avanzar, el empoderamiento de las mujeres debe ser una prioridad global a nivel gubernamental, civil y personal.

Al igual que Baldwin, Urmi aprecia y critica el estado indio: "Si estoy dispuesta a aceptar las cosas bellas de mi cultura... tengo que estar dispuesta a aceptar las oscuras".

Urmi, sin duda, es responsable de hacer brillar una nueva luz en esa oscuridad.

24.9.16

Madrid-Delhi, vuelos directos desde el 1 de diciembre 2016

Después de tantos años viajando a India, parecía que nunca iba a suceder pero los tiempos cambian. Dicen que en los '80 hubo vuelos Madrid-Delhi que duraron poco por su poca ocupación. En los '90 pasé horas en los aeropuertos de Londres, París, Frankfurt, Milán, Viena y Moscú según la aerolínea más barata del año. Luego paré por Amán y Kuwait, y últimamente por Catar, Emiratos, y Estambul. Estos "tránsitos" alargan el viaje hasta 23 horas tiradas por pasillos, salas de espera y en comida rápida a precio de cocina de vanguardia.

Air India nunca ganará el premio a la aerolínea del año, pero por fin ha dado en el clavo. Ha anunciado, según dice la agencia EFE, vuelos directos Madrid - Nueva Delhi y viceversa a partir del día uno de diciembre 2016. Usarán un avión mediano de 256 asientos y esperan vender 80.000 billetes al año. A ver si se enrollan con el precio.
Los vuelos saldrán martes, jueves y sábados de Barajas por la noche 21:50 h y llegan a Delhi a medio día, tras 9-10 horas de vuelo. Saldrán de Delhi a las 14:20 h llegando a Madrid a las 20:20 donde todavía queda tiempo para pillar un vuelo a tu ciudad (aunque no sé si Air India facilitará facturar a otros aeropuertos).

El caso es que he entrado en la web de la aerolínea y todavía no se pueden comprar vuelos directos. Para ir de Madrid a Delhi en Navidades me ofrece ir primero con British a Londres y esperar 3 horas en Heathrow. A 1.200€ ida y vuelta y metiendo presión diciendo que sólo queda un asiento libre. Seguiré probando para avisaros cuando estén disponibles y completaré esta misma entrada con todos los detalles posibles. Si estás planeando ir a India a partir de diciembre contacta con sus oficinas a ver si es verdad lo que se ha publicado en distintas webs:

Oficinas Air India en el estado español:

Paseo de la Castellana 135, 14A   28046 Madrid   Tel: 900 102 632 / 91 323 04 53

Rambla Catalunya, 18,  planta 6ª.   08007 Barcelona.   Tel: 93 409 47 47
(Espectaculares vistas del Himalaya desde el familiar vuelo de Air India Kathmandú-Calcuta, agosto 2015)
Necesitas un visado: tutorial.
Y si vas a hacer voluntariado aquí tienes pistas.

18.9.16

Conoce la India rural colaborando en granjas ecológicas

Cuando viajamos por India conocemos ciudades y pueblos turísticos que vienen en las guías. Pero India sigue siendo un país rural, si queremos conocer la "India verdadera", la que vive la mayor parte de la población debemos visitar el mundo el mundo rural. No es fácil porque no hay infraestructura ni oportunidades de contacto, pero hay organizaciones que nos facilitan la estancia en granjas y además gratis a cambio de que echemos una mano en las labores de agricultura, como nos explican en este artículo (original de Sanchari Pal traducido por merenguemilengue). No es fácil llegar a estos puntos (nos tienen que venir a buscar) y hemos de tener claro que estaremos en un mundo precario sin internet, ni agua y a veces sin electricidad, esta es la realidad de la mayoría de personas en India. No es para todo el mundo pero muy recomendado para viajer@s veteran@s.
(foto WWOOF)
"La nueva palabra de moda en el mundo de los viajes, volunturismo es un concepto que tiene como objetivo combinar pasión por los viajes con el deseo de mejorar el mundo. India tiene varias organizaciones volunturismo que ofrecen diversas oportunidades de servicio a la comunidad combinada con vacaciones ecológicas.

Una de estas empresas es World Wide Oportunities in Organic Farming (WWOOF). Esta organización sin ánimo de lucro trabaja con turistas y granjas orgánicas para facilitar el trueque de unas pocas horas de trabajo voluntario al día a cambio de alojamiento, comida y la oportunidad de aprender técnicas de agricultura ecológica.

Muchos países en todo el mundo tienen su sección de WWOOF que pone en contacto a turistas con con las granjas ecológicas que elijan de su lista de asociadas.

WWOOF proporcionaba inicialmente "fines de semana de trabajo en granjas orgánicas" y se inició en Inglaterra en 1971 por Sue Coppard, El objetivo era proporcionar a l@s habitantes de las ciudades  una escapada al campo, promoviendo al mismo tiempo el movimiento de la agricultura ecológica. La idea pronto se hizo popular entre l@s mochiler@s y ahora, más de 50 países de todo el mundo tienen sus redes autónomas WWOOF.
(Samanta's Mango Tree, granja wwoof, foto de una voluntaria bloguera)
WWOOF es ahora un programa de intercambio internacional. La organización publica listas de granjas ecológicas, pequeñas propiedades y viveros que acogen voluntari@s. WWOOF te pone en contacto directo para organizar una estancia, por lo general con una familia agricultora.

WWOOF India fue fundada el 15 de agosto de 2007, por Harish Chander Tewari, un miembro de Sewak, una ONG con sede en Uttarakhand que promueve la agricultura orgánica y la artesanía local.

Empezaron siendo sólo 14 anfitriones en India, pero ahora se puede elegir entre 217 fincas repartidas en 16 estados. Descárgate aquí la lista.

Estas granjas cultivan té y café, frutales, legumbres, cereales... e incluyen algunas comunidades agrícolas veganas.

Aunque la mayoría de las granjas tienen certificados bio, en WWOOF India también hay pequeños agricultores, que no pueden permitirse el proceso de certificación.   Tras una entrevista con el agricultor sobre las prácticas orgánicas aplicadas en la granja, las granjas tienen que pagar una cuota de 500 rupias para ser ser incluidas en la red WWOOF la India. Las explotaciones pequeñas (por debajo de cinco acres) están exentos de esta tasa.

Para ser voluntari@ hay que pagar una cuota anual a la organización WWOOF India (unos 20€ para extranjer@s y 1.125 rupias (16€) para indi@s).

"L@s voluntari@s pueden trabajar en cualquier granja asociada según el tipo de trabajo que les gustaría hacer y su duración . Se ayuda a las familias agricultoras cuidando sus granjas, compostando, llevando máquinas, recolectando y cosas así", dice Tewari, añadiendo que WWOOF India se centra en medios de vida sostenibles, promover el entendimiento cultural y la movilización de la comunidad en torno a actividades de agricultura ecológica.

Hay voluntari@s de WWOOF India que donan farolas, bombas de agua o bancos a los pueblos donde se quedan, otr@s ayudan con trabajos de mantenimiento en las granjas, en la venta de los productos orgánicos cultivados, o enseñando Inglés en la escuela de la aldea.

WWOOFing se ha convertido en una forma popular de conocer países, pero su objetivo principal sigue siendo la difusión de las prácticas de agricultura sostenible. WWOOF India tiene cuatro centros de investigación de agricultura ecológica y cambio climático.

En 2020, WWOOF planea expandir sus operaciones de cultivo orgánico a 25.000 acres incluyendo 1.000 granjas orgánicas.


10.9.16

Horas acarreando a tus muertos en Orisha

fotos y texto por Sarada Lahangir (traducido por merenguemilengue)

Las historias de los pobres de Orisha que tienen que llevar los cadáveres de miembros de su familia a través de largas distancias son trágicamente habituales.

El 25 de agosto Dana Majhi, un adivasi (etnia pre-aria) asalariado (algunos días) del pueblo de Melghar en Orisha, tuvo que llevar a su esposa muerta a hombros durante casi 12 kilometros acompañado por su hija desde la morgue del hospital del distrito ya que nadie le proporcionó transporte.

Apenas dos días después de este incidente, un trabajador de un hospital rompía los huesos de un cadáver con el pie para compactarlos y meterlos en una bolsa de plástico. El cuerpo pertenecía a Salamani Barik, una viuda de 76 años de edad que murió en un accidente de tren. El hombre que lleva su cuerpo -en la bolsa colgando de una caña- es su hijo.

El 1 de septiembre, una mujer adivasi, Sunita Bhatriya daba a luz en un coche mientras se dirigía al hospital. Las cacareadas ambulancia (tlfnos 102 y 108) no llegaron a tiempo.

En 2010, Santosini Sisa, tenía 40 años y ocho meses de embarazo y de repente tuvo complicaciones de salud. Necesitaba atención médica inmediata pero el centro de salud más cercano estaba a unos 10 kilómetros de distancia. Aunque parezca poco para Santosini fue como una carrera de obstáculos. Primero tendría que cruzar el río Patali, que fluía a tope después de las lluvias. Su marido tuvo que atarla a un poste para atravesra el río. Luego tuvo que caminar otros tres kilómetros para llegar a Goluru, donde esperó para coger uno de los pocos vehículos privados que llevan a Padua. Por suerte, tanto Santosini y su hijo sobrevivieron.

Santosini ocho meses de embarazo se lleva a través de un río. Foto: Sarada Lahangir.
Hace un años una pareja del remoto distrito de Malkangiri llevó el cuerpo de su hijo de 14 años al hospital porque no había ambulancia. "El centro de salud está en Badpada, a unos 12 kilómetros de nuestro pueblo y no había transporte para llevarlo al centro de salud. Así que tuvimos que llevar a mi hijo enfermo colgado de un bambú en una cuna, pero era demasiado tarde y mi hijo fue declarado muerto al llegar al hospital".

Jana Kadraka y su esposa llevar a su hijo muerto. Foto: Sarada Lahangir.
Estos incidentes no sorprenden en Orisha. Lo que es preocupante es que después de 70 años de independencia y la implementación de numerosos programas de bienestar social y de salud, tanto por el Estado y los gobiernos centrales, Dana Majhi todavía no tienen acceso a un coche fúnebre o una ambulancia para transportar el cuerpo de su esposa. Esto demuestra claramente el fracaso de varios planes y programas gubernamentales destinados al bienestar de las personas pobres y pone de relieve los problemas de servicio de salud en Orisha.

Según las normas fijadas por la Misión Nacional de Salud Rural (NRHM), Orisha debería tener 11.967 centros de salud para atender a su población. Sin embargo sólo tiene 8.291, un 31% menos. Orisha debería tener 10.594 médicos pero sólo hay 3.435 para 42 millones de personas un médico para cada 12.000 personas, en el estado español hay un médico cada 300-. El Gobierno de Odisha ha estado tratando de reclutar médicos ofreciendo 40.000 rupias y hasta 20.000 más de incentivos. Pero no ha funcionado. 9.000 puestos de médico siguen vacantes en Orisha.

14.5.16

Las castas no se diluyen en India: 95% de las bodas dentro de la misma casta

En el pequeño estado de Mizoram, donde el 87% de la población es cristiana, la mayoría de los matrimonios (un 55%) se da entre personas de castas diferentes, pero en el conjunto de la unión india el 95% de las personas se casan con otras de su misma casta, según un informe de 2016 del Consejo Nacional de Investigación Económica Aplicada, de Nueva Delhi.

Siguen los también pequeños Meghalaya y Sikkim, con un 46% y 38%, respectivamente, de matrimonios entre castas, según la Encuesta de Desarrollo Humano de la India, sobre la base de encuestas nacionales realizadas entre los años 2011-'12. (Muestreo de 41,554 hogares en 33 estados y territorios de la unión, en India rural y urbana).

Entre los estados más poblados los matrimonios intercasta suponen en Jammu-Cachemira un 35% del total y en Gujarat un 13% frente al 87% de bodas entre personas de la
misma casta.

Estos datos desmienten la percepción de que con la modernidad y el progreso económico, las barreras tradicionales de castas se han roto.

El sistema de castas es una antigua reliquia de una jerarquía social basada en la división del trabajo. Las personas nacen en su casta y  no pueden cambiarla nunca.

Nada menos que el 95% de las mujeres encuestadas dijeron que la casta de su marido era la misma que la suya. Esta es la pregunta NCAER utiliza para determinar la proporción de matrimonios entre castas: "¿Es la familia de su marido de la misma casta que su familia materna?"

En Madhya Pradesh, casi todas (99%) las personas se casaron en su propia casta, seguido de Himachal Pradesh y Chhattisgarh, 98%.

L@s indi@s están legalmente autorizad@s a casarse fuera de su casta. La ley sobre el matrimonio entre castas fue aprobada hace más de 50 años, pero much@s todavía son amenazad@s o/y atacad@s, a menudo por sus propias familias.

El cambio es lento, pero está llegando

Un 27% de las encuestadas dijo conocer personas en sus comunidades que se casaron fuera de su casta. En las ciudades, esta cifra fue del 36%.

Sonalde Desai, demógrafa, investigadora jefa del NCAER y profesora de sociología en la Universidad de Maryland, dijo a IndiaSpend. "Me sorprende que sólo una de cada cuatro personas conozca algún matrimonio entre castas. Siendo un comportamiento tan llamativo  que todo el mundo comenta y nadie olvida".

(fuente)