El gobierno nepalí acosa a las críticas, incluyendo extranjeros y ONG's

Tras ganar las elecciones con contundencia, los 2 partidos comunistas de Nepal se han fundido en uno NCP y se disponen a gobernar en mayoría durante 5 años. Grandes retos por delante como modernizar el país, dinamizar la economía, evitar que el único futuro de su juventud sea emigrar, convertir el país en un estado federal...

Uno de sus primeros pasos es muy negativo según denuncia Supriya Manandhar en un artículo en The Record Nepal. Una nueva ley prohíbe criticar al gobierno especialmente si eres extranjera. Esta humilde bloguera podría ser prohibida de entrar en Nepal por traducir este artículo si tuviera mayor repercusión.
Algo muy parecido escribía Shambhu Kattel en el Annapurna Post el 24 de Mayo 2018 en un artículo en nepalí. Shambhu cree que se ha creado una nueva ley para evitar los extranjeros que viven con el visado caducado en Nepal y a los que intentan convertir a los pobres al cristianismo.

El gobierno comunista se mueve para reducir las libertades civiles
(Publicado el 15 de junio de 2018 y traducido por merenguemilengue)

Dos nuevas políticas parecen encaminadas a frenar la disidencia

El gobierno del Partido Comunista de Nepal (NCP) ha anunciado dos nuevas políticas que tienen como motivo de fondo disminuir las libertades civiles en Nepal. La Ley Nacional de Integridad 2018 impone controles más estrictos sobre el espacio no gubernamental y actualmente se está discutiendo, mientras que la Directiva de Supervisión de Extranjeros 2018 proporciona una mayor vigilancia e intervención sobre lxs extranjerxs que residen en Nepal y ya ha sido aprobada por el Ministerio del Interior. Ambos conjuntos de políticas contienen disposiciones ambiguas que se pueden utilizar para frenar la disidencia.

La reducción del espacio cívico llega en un momento en que el NCP tiene una mayoría de dos tercios en el parlamento, lo suficiente como para provocar cambios legislativos radicales, incluida la enmienda de la constitución. Oli es el primer ministro más poderoso en la historia de la post monarquía en Nepal. A principios de febrero, Oli cambió el control directo de nueve departamentos gubernamentales a su oficina, incluido el Centro Nacional de Vigilancia, la Secretaría del Consejo Constitucional y el Departamento Nacional de Investigación. La consolidación del poder del NCP corre paralela a su incumplimiento de las reglas. La Comisión Electoral registró el NCP recién formado a pesar de que el partido no cumplió con la cuota del 33% para mujeres como lo exige la constitución.

El gobierno también decidió cerrar el Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones Unidas. La medida sugiere que no desea un escrutinio internacional de la política nepalí.

En nombre de la integridad

Redactado durante el mandato de Sher Bahadur Deuba y ahora en el regazo del NCP, la Política Nacional de Integridad tiene una amplia gama de recomendaciones para los partidos políticos, la comunidad diplomática, órganos constitucionales, profesores y docentes, el sector privado y las cooperativas. Incluye regulaciones para reducir sobornos y evitar conflictos de intereses y el uso indebido de su puesto por parte de funcionarixs públicxs.

El documento propuesto tiene políticas similares para ONG's (locales e internacionales), que incluyen normas más estrictas sobre financiación y registro. Sin embargo, hay disposiciones con respecto a "dañar la armonía social" que pueden interpretarse para silenciar las críticas. Las ONG deben denunciar a extranjerxs que no cumplen las normas al gobierno (por ejemplo hacer voluntariado con visa de turista). A las ONG internacionales no se les permite presionar por "creencias religiosas, sociales o de otro tipo" en Nepal. A las ONG internacionales tampoco se les permite enviar informes sobre Nepal a otros países sin el consentimiento previo del gobierno. Para las ONG internacionales también se hace hincapié en cuestiones de conversión religiosa, con una advertencia de que ayudar a misiones religiosas conducirá a que sean prohibidas de operar en Nepal.

Tara Nath Dahal, directora ejecutiva de Freedom Forum, una ONG activa en asuntos de libertad de prensa, cuestiona el fundamento de la Política de Integridad; nunca hubo discusión pública sobre la necesidad de esta política. Según Dahal, la Política de Integridad no puede estar por encima de la ley; Nepal tiene leyes e instituciones preexistentes para la equidad en el gobierno, la rendición de cuentas y la transparencia, y si algo no está cubierto por la ley, redactar una política para compensarlo es incorrecto. "Va en contra de la constitución, ya que limita los derechos fundamentales de los ciudadanos. Los ciudadanos necesitan espacio abierto e independiente para organizar y participar en actividades; este espacio no puede ser guiado por el estado ". Dahal anticipa que si se aprueba, la política dañará la cultura de denuncia y también restringirá la libertad de prensa.

Una red más amplia para extranjeros

La Directiva de supervisión de extranjeros tiene como objetivo hacer que las actividades de lxs ciudadanxs extranjerxs en Nepal sean más transparentes y "éticas". Un Comité Central de Control dependiente del Ministerio del Interior ejecutará este control, con representantes de otros departamentos, incluyendo la Policía de Nepal y la Policía Militar. Además de las medidas para identificar a los extranjeros que residen ilegalmente en Nepal y enjuiciarlos, la directiva también incluye disposiciones que otorgan al comité amplios poderes para:

    4.4.2 Identificar y detener personas sospechosas y confiscar pruebas y documentos pertinentes.

    4.4.5 [El personal autorizado] puede ingresar, buscar e interrogar en cualquier lugar donde haya ciudadanos extranjeros, si lo cree necesario.

    5.3 Inmediatamente después de entrar en lugares con posibles personas sospechosas, el propietario del sitio debe ser informado por escrito. Pero el personal autorizado podría realizar búsquedas sin previo aviso si es necesario.

La Directiva también tiene obliga a enviar a cualquier persona que obstruya este tipo de búsquedas a la policía para ser juzgadas.


La directiva no especifica qué significa ser "sospechosa". Cualquier extranjero crítico puede ser blanco de reclamos de actividades sospechosas. Y cualquier ciudadano nepalí relacionado con un extranjero también puede caer dentro del ámbito de esta Directiva.

Trayectoria problemática

La redacción de la Política de Integridad y la Directiva de Control fue anunciada por sucesos anteriores donde el gobierno respondió a las críticas con intolerancia: como la deportación del trabajador informático canadiense Robert Penner en 2016. Cuando llevaba cuatro años trabajando en Nepal, Penner escribió algunos publicó twits que criticaban la violencia policial. Su detención y deportación (por parte del gobierno de Oli, que ahora ha vuelto a ser primer ministro) supusieron un efecto de [autocensura y] miedo; muchos expatriados, incluidos aquellos con cónyuges nepalís, no se atreven a comentar públicamente los problemas de Nepal.

Las organizaciones internacionales también han sido el objetivo de la reacción gubernamental. El gobierno de Nepal invitó a la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea a preparar un informe sobre la Cámara de Representantes y las elecciones a la Asamblea estatal. El informe de la UE incluye sugerencias para la reforma, incluida la eliminación de las cuotas para la casta Khas-Arya, que tiene una representación desproporcionada en los órganos electos. El gobierno [de casta alta] emitió un comunicado de prensa condenando a la UE, alegando que había violado el código de conducta para los observadores electorales.

Esta semana, el gobierno hizo obligatorio que las ONG's internacionales tienen que presentar los datos de las propiedades privadas de su personal para registrar o renovar el permiso legal de las ONG's. Las nuevas instrucciones del Ministerio del Interior ahora requieren que las ONG modifiquen sus estatutos para especificar un campo de operación, en lugar de trabajar en múltiples sectores.
Para sus propios funcionarios, el gobierno presentó una directiva que les prohibe críticar al gobierno.
Los representantes electos ahora también requieren permiso del Ministerio de Relaciones Exteriores para ir al extranjero.

Estos todavía son los primeros días del gobierno del NCP, pero ya ha enviado señales preocupantes para temer por las libertades civiles en Nepal.

Comentarios