4.4.16

Así de fácil es comprar un niño-esclavo en India

Os traduzco un reportaje de investigación de Brian Flynn para el diario sensacionalista británico "The Sun". Contactó con un tipo que le vendía menores por medio millón de rupias (7.500€, aunque se puede regatear, seguro, y como guiri le han pedido el doble que a un local). Una vez vendidos l@s menores acaban trabajando 24x7 en casas de familias sin escrúpulos, en fábricas o en burdeles. El reportaje dice que es fácil conseguir papeles para llevarse al menor fuera de India, pero no lo demuestra, parece un farol del traficante para cerrar la venta. Lo que es verdad es que estos casos no son perseguidos por el estado en los países de origen (Nepal, India, Vietnam, Albania, Nigeria...) ni de compra (Europa, Golfo Pérsico...) sólo algunas ong's luchan contra el tráfico y en este caso un periódico lo denuncia -en el camino hay funcionarios y policías que también obtienen parte del lucro-. Las fotos son de Dan Charity.

(Amit, 10 años, nepalí en venta)

Menores supervivientes del terremoto de Nepal se venden como esclavos domésticos, "The Sun" lo puede demostrar. Nuestro equipo encubierto fue ofrecido niños y niñas a partir de diez años por sólo 7500 € por una banda que vende como ganado menores refugiados de Nepal y de familias indias sin dinero

Makhan Singh, el esclavista, puso en línea 2 niños y una niña para elegir y dijo: "Hemos suministrado jóvenes que han llegado al Reino Unido. Lleve un nepalí a Inglaterra. Son buenas personas. Son buenos para hacer las tareas del hogar y cocinar. Nadie va a denunciarlo".
(Traficante de esclavos con nombre y apellido: Makhan Singh)
Nuestra investigación se inició en Jalandhar, una extensa ciudad cerca de la frontera con Nepal y a 50 millas de Amritsar capital del Punjab indio y su turístico templo de oro. Las bandas buscan familias refugiadas por el terremoto de abril en el que murieron 9.000 personas en Nepal, atravesaron la frontera y están en India sin dinero y sin hogar.

Las bandas también ojean familias extremadamente pobres del estado indio de Bihar, que van a la ciudad buscando trabajo y terminan en la calle con demasiadas bocas que alimentar.

Los traficantes de esclavos venden a familias que les encierran en una casa en India y les van entrenando mientras falsifica sus documentos. A través de sobornos se puede conseguir papeles y traer esclavos al Reino Unido como huérfanos adoptados o hij@s de sus emplead@s de hogar.

Un investigador de "The Sun" se hizo pasar por un rico de Gran Bretaña con una esposa enferma y madre anciana por lo que necesitaba una criada o criado. Quedó en un templo, donde el traficante de esclavos Singh se presentó en moto y lo llevó a un lugar apartado para hablar en privado.

Sin saber que estaba siendo filmado en secreto, Singh dijo: "Puedo suministrar al niño. Pero llevarlo al Reino Unido y conseguir los papeles es su responsabilidad ".
Nuestro hombre le preguntó si era posible llevar al niño a Inglaterra, y Singh respondió: "Por supuesto que puede ir. Hemos suministrado chicos que han pasado al Reino Unido. Puedes hacerlo que quieras con él".

Cuando nuestro hombre le preguntó si era fácil encontrar menores para poder venderlos, Singh se encogió de hombros: "India está llena de niños. Nepal ha sido destruido y much@s nepalís están aquí. Hablamos con los padres pobres y hacemos un trato. Hay que mantenerlos aquí unos 3 años, formarles, para que funcionen para usted. Acostumbrarlos a trabajar y luego conseguimos los documentos para poder venderlos. Si quieres mi consejo, llévate uno de 12 ó 13 años de edad ".

Singh pidió 500.000 rupias indias (7.500 leuros) y nos ofreció la opción de un niño de Nepal o de Bihar: "En Bihar cada familia tiene de ocho a diez niños. Hay más niños en Bihar que plantas de marihuana ".

Nuestro hombre preguntó: "Estoy un poco asustado. Los niños que has suministrados, ¿ya han ido a Inglaterra? "
Singh respondió: "Un montón. Pero el procedimiento lleva un poco de tiempo. Seleccione uno y me paga, y luego a volar con él. Usted no me conoce, yo no te conozco, nunca nos hemos visto, y no se admiten devoluciones."

Un día más tarde llevó s nuestro hombre a un campo donde había una fila desgarradora de niñ@s esclavos. Amit, diez años, Pooja de 12 y Susti Ram, 13.
Singh  garantiza que los tres estaban sanos y listos para trabajar. Y le explicó que tenía contactos que podían efectuar los trámites para llevarles al Reino Unido.

Singh, presumía de llevar ocho años traficando, y añadió: "Cuanto antes lo compre antes puede empezar con los papeles. Conozco un montón de personas que pueden hacer los documentos. Tenemos una buena red. El niño ya le pertenece, trabajará para usted a cambio de comer ". Gritó a los tres niños: "¿Estás listo para trabajar para él?", respondieron: "Sí, señor."

Nuestro hombre preguntó si vendía menores de menos de diez años: "No trae cuenta los más pequeños. Lloran mucho, echan en falta a sus padres. No trabajan bien y los clientes se quejan. Lo que se necesita son niños con capacidad de trabajar. Míreles".

Se negó a rebajar el precio, insistiendo: "Tengo que pagar a sus padres y tengo que ganar algo, no tengo mucho margen. Usted no es nuestro único cliente. Tengo otros 20 menores en venta. Normalmente cierro el trato en cinco o diez minutos, pagas y ya está, te vas con el niño, no hay más".

Nuestro hombre se excusó y se fue con su conductor.

Ecpat UK estima en 1000, l@s niñ@s-esclav@s traficad@s a GB el año 2015 y 600 en 2014.