14.2.16

El suicidio de un intocable en India abre el debate mediático y las protestas

Todos los años miles de  intocables -también llamados descastad@s, parias, harijans, dalits...- se suicidan porque no pueden aguantar una vida de perros, pero a nadie parece importarle. Y de repente un caso ha copado los medios durante semanas ¿por qué?

Rohith Vemula fue un estudiante de doctorado (en la uni central de Hyderabad, HCU) que se suicidó el pasado mes de enero (2016). Desde entonces ha reviscolado en los medios de (in)comunicación el debate sobre la situación en India de l@s intocables, interviniendo hasta Modi, el Primer Ministro del estado indio.
(Rohith)
Rohith había militado en un sindicato comunista de estudiantes, pero como no luchan  contra la discriminación de ciertas minorías ni l@s descastada/os, se pasó al sindicato de intocables ASA (Ambedkar Student Association, Ambedkar fue uno de los ponentes de la constitución india, líder y defensor de lxs intocablxs, se convirtió al budismo poco antes de morir y millones le siguieron). El apellido indica tu casta, no se puede escapar. La discriminación es evidente aunque a veces se cae en el victimismo exagerando unos factores y ocultando otros.

Defensor de la abolición de la pena de muerte, participó en manifestaciones contra el asesinato de terroristas sentenciados a la pena máxima. Esto lo puso en el punto de mira de extremistas de derechas, y profes que lo acusaron de filoterrorista. La oposición (Rahul Gandhi) ha defendido el caso y Modi le ha acusado de romper España, digo India.

En India hay discriminación positiva a las clases más desfavorecidas (reservas de plazas en universidades y oposiciones...)  y en los últimos años se oían muchas opiniones en contra (la gente de casta alta dice que se premia la mediocridad &c...). La opinión de lxs intocables no llega  a los poderosos medios (aunque sí la de algunos de sus defensores que son estigmatizados, véase Arundhati Roy...) Rohith, como buen estudiante sin recursos, recibía una beca de las mejores 375 € mensuales. Pero cuando se significó como luchador contra las desigualdades, se la dejaron de pagar (aunque estaba concedida) Rohith fue expulsado de su residencia de estudiantes el 4 de enero (junto con otros 4 sindicalistas). Se puso a vivir en una tienda de campaña e inició una huelga de hambre, el 17 de enero se suicidó dejando una nota en inglés (reproducida íntegra al final de este artículo).

Desde entonces han llegado a los medios voces que hasta ahora eran ignoradas - y volverán a serlo en cuanto pase la polémica- y relatan las mil y una perrerías, discriminaciones y humillaciones que las y los intocables sufren en la universidad (y por supuesto en casi todos los ámbitos a lo largo de su vida). Los políticos han utilizado los medios para hacer campaña contra Rohith contando mentiras más o menos elaboradas, que repetidas en prensa y tv acaban calando como la verdad en la conciencia de las clases medias urbanas. El presidente ha sembrado la duda que el chaval no es dalit. 

La versión conspiranoica existe y el padre de Rohith dice que no se suicidó.



  En las consiguientes y multitudinarias manifestaciones pacíficas estudiantiles, la policía se ha empleado con una violencia desproporcionada. La táctica de lxs dirigentes mundiales para impedir que la gente se exprese libremente.


Para profundizar en el tema os traduzco opiniones de gente que sabe más que yo, como Ajaz Ashraf (periodista en Nueva Delhi. cuya más reciente novela "La hora antes del amanecer" trata sobre la polemiquísima demolición -por radicales hindúes- de la mezquita Babri Masjid).

"Se dice que en vida Rohith Vemula fue una inspiración para el alumnado de la Universidad Central de Hyderabad. Tras su muerte ha adquirido la condición de rebelde. ha surgido el culto a Rohith Vemula y su suicidio ha puesto de manifiesto diferentes aspectos de nuestra sociedad:

1. Su muerte ha socavado las afirmaciones de que la discriminación basada en la casta ha desaparecido de la India urbana, sobre todo en aquellos ámbitos considerados "civilizados" debido a su alto nivel de instrucción. Sin duda, la cultura de castas en la India urbana ha aflojado durante las últimas décadas. La gente ya no se niega abiertamente a compartir el mismo espacio con miembros de una casta inferior o a darles la mano. La gente no discrimina conscientemente a las castas bajas, pero no hay dalits en su oficina ni en su urbanización.

Una vez que las reservas de plazas para colectivos marginados se introdujeron en 2006, en los campus universitarios -donde antes no había casi estudiantes de casta baja- empezaron los conflictos y la discriminación social.

El informe 2006-2007 de la comisión Thorat que sondeó las alegaciones de trato diferencial de los dalits en el muy reputado Instituto de Toda la India de Delhi de Ciencias Médicas (AIIMS) denunció prejuicios impactantes en esta facultad. También encontró el aumento del acoso a estudiantes de castas dalit en las residencias de estudiantes, obligándoles a cambiarse a edificios de viviendas habitadas en su mayoría por personas de su misma casta.

Ha habido más suicidios antes. Y testimonios de que a lxs estudiantes de casta baja se les suspende asignaturas deliberadamente, o se les niega la ayuda para superar su educación más precaria. Pocos estudiantes de casta alta forman su grupo de amigxs. Las reservas en el sector público también han proporcionado mayor pluralidad social en la burocracia (aunque no hay encuestas sobre discriminación entre funcionario/as). Recientemente, un oficial del ejército optó por el retiro voluntario, y se convirtió al Islam, en protesta por no ser ascendido como tocaba.

Así que podemos llegar a la conclusión: las castas no se ha borrado de la conciencia urbana.

2. El suicidio de Rohith puso el foco en su buen expediente académico logrado a pesar de proceder de una familia muy modesta. Su conmovedora carta de suicidio [original y traducción más abajo], en inglés conciso, hizo añicos en sólo 558 palabras, el mito de que dalits y cuotas son sinónimo de mediocridad.

Rohith recibía una beca de investigación de 25.000 rupias al mes del Consejo de Investigación Científica e Industrial. Esta cantidad financió sus estudios y a su familia. Había otros cuatro estudiantes dalit sancionados por la HCU que junto con Rohith protestaban durmiendo a la intemperie. De ellos, uno tiene beca del ministerio, y otros dos también reciben 8000 rupias al mes (120€).

Sus logros académicos hacen que muchos se pregunten si no es sólo mera propaganda el runrún continuo que los que entran por plaza reservada son unxs flojxs que consiguen plazas con menos nota que los de casta superior (hasta hace poco l@s únic@s que accedían a la educación superior). La discriminación positiva ayuda a que el talento de lxs dalit florezca.

3. La muerte de Rohith ha asegurado que la política de reserva de plazas no se puede revertir, cosa que se demanda continuamente. Por ejemplo nada menos que el jefe del Rashtriya Swayamsevak Sangh -la RSS es una asociación que quiere imponer el hinduísmo en India aunque sea a la fuerza- Mohan Bhagwat el año pasado y, más recientemente, por el diputado Sumitra Mahajan. Sería un retroceso, un fraude político, moralmente incorrecto e injusto.

La historia de Rohith ha proporcionado a la nación una visión de la situación económica de los que están en la cuota de reserva. Su padre era guardia de seguridad en otra ciudad, su madre cosía y tenía tres hijos que mantener sola. Sus compañeros de protesta tenían más o menos el mismo fondo.

4. El suicidio de Rohith subraya el poder del inglés. Es discutible si su suicidio habría provocado una respuesta si hubiera escrito la nota en telugu o hindi. La escribió en un buen inglés, lo que le proporcionó una conexión [mediática] nacional.

Con los años, los activistas dalit han hecho hincapié en la importancia de adquirir el dominio del inglés. Creen que es clave para tener éxito en la educación superior. El conocimiento de vanguardia y los trabajos de investigación están disponibles en inglés, no en las lenguas diferentes lenguas indias.

Cuando Lalu Prasad Yadav en su primer mandato como ministro principal de Bihar [el estado más pobre de India] propuso que el inglés fuera asignatura obligatoria y puntuase para selectividad, las protestas le llevaron a abandonar la idea.
(Aunque Rohith escribió que la decisión del suicidio es sólo suya y que no culpe a nadie más. Los dalits lo están usando como símbolo de su opresión. El estado indio mata (por omisión) miles de niñ@s desnutridos, madres que paren en cabañas, enfermedades no tratadas, muertes por frío en invierno y por calor en verano, inundaciones,suicidios de pequeños agricultores... Eso sí, tenemos la bomba atómica)
5. La muerte de Rohith ha desvelado una avalancha de historias sobre estudiantes dalit que no encuentran mentores para su tesis doctoral, o que fueron suspendidos deliberadamente. Sin embargo, es posible que en algunos casos se encuentran realmente las habilidades lingüísticas de los estudiantes dalit o su capacidad para llevar a cabo la investigación con ganas.

Este problema se da testimonio de la reducción de la acción afirmativa a una mera asignación de cuotas a los diferentes grupos sociales. Es probable que los defensores de la acción afirmativa ahora va a insistir en la mejora de las habilidades de los estudiantes a través dalit clases de recuperación o un sistema de tutoría con los estudiantes concluyentes. La reserva de plazas tendría que ser reconsiderada para lograr una mejora cualitativa.

6. Parece que en los campus sufrimos "una guerra sin cuartel" entre los grupos sociales privilegiados y el resto. La amargura entre lxs estudiantes de castas superiores es comprensible en cuanto a que necesitan mayor nota para entrar que lxs que entran por cuota de casta baja.

La mayoría de profes son de casta alta y están en contra de las cuotas. Se sabe que han ayudado a golpear a dalits que han entrado sin cuota, en la llamada "categoría general", para obligarles a entrar en el grupo de cuotas, y así poner a disposición un pocos asientos adicionales para sus hermanos de casta [alta]. Tal es la cólera contra las reservas que hay profes de castas superiores que suspenden a estudiantes dalit a drede.

Por ejemplo Jaspreet Singh, suspendió 2 veces el Mir del Medical College de Chandigarh. Su maestro de casta alta le dijo que nunca aprobaría. Frustrado, Jaspreet se suicidó en 2008 tras lo que su examen fue enviado a examinadores externos que dijeron que estaba aprobado. (Ver libro Beyond Inclusion: The practice of equal access in Indian Higher Education).

7. El conflicto surge en gran parte por la escasez de centros de calidad en el país. Miles y miles de estudiantes compiten por muy pocos asientos, lo que genera animosidad contra los de la categoría reservada. Obviamente, se olvidan de que sus privilegios les han dado una ventaja inicial sobre los demás. Ninguno valora la diversidad social ni la igualdad para poder apreciar lo bueno de la discriminación positiva. No sólo se necesitan más plazas sino mejorar la calidad en universidades e institutos. El gasto en educación se ha mantenido más o menos estático, o ha disminuido en términos reales. Tal vez por eso l@s jóvenes, de castas altas y bajas expresan su indignación contra el sistema.

8. La lucha por exigir justicia para Rohith ya no se limita al campus de la HCU, se ha extendido por toda India. Por ejemplo en Uttar Pradesh hubo protestas de Meerut a Lucknow, donde tres estudiantes dalit interrumpieron el discurso del primer ministro Narendra Modi en la Universidad de Ambedkar.

El gobierno de Modi parece tener una opinión muy mala de sus ciudadan@s. Ha filtrado a los medios de comunicación, que Rohith no era un dalit, sino OBC -otras castas marginadas-. Se olvida que también se protesta en la HCU por la prepotencia de las autoridades.

9. El gobierno tiene tanto interés en esconder la discriminación de lxs parias, ya que socava la filosofía de Hindutva del Sangh Parivar. Esta ideología se basa en la creencia de que todos los hindúes, independientemente de su casta y lengua, están unidos por una cultura común.

Esta afirmación es desmentida por las protestas por el suicidio de Rohith. Se pone de relieve la naturaleza jerárquica de la sociedad hindú y los intentos de categorías superiores para retener sus privilegios sobre grupos "inferiores". También muestra que la cultura no es un factor de unidad sino de legitimación de la desigualdad social y económica. Al tratar de proyectar a Rohith como OBC y no dalit, el gobierno de Modi está tratando desesperadamente de mantener para su partido el BJP el voto procedente de lxs dalits [doscientos millones largos de personas].

10. La protesta por el suicidio de Rohith no es sólo un desafío para la derecha, también para la izquierda. Los partidos comunistas tradicionales han fallado sistemáticamente en prestar especial atención al fenómeno de las castas en su análisis de la realidad socio-económica de India, se limitan al análisis [eurocentrista] de diferencias de clase para movilizar a la gente [pero India es más compleja]. Aunque se unan al movimiento para exigir justicia para Rohith, deben pensar por qué dejó la Federación de Estudiantes del Partido Comunista de la India (Marxista) para unirse a la Asociación de Estudiantes [dalit] de Ambedkar.

La carta de suicidio de Rohith (abajo el original en inglés):

Buenos días,
Ya no estaré aquí cuando leas esta carta. No te enfades conmigo. Sé que algunos de vosotros realmente os preocupabais por mí. No tengo ninguna queja sobre nadie. Siempre fue conmigo mismo que tuve problemas. Siento una brecha creciente entre mi alma y mi cuerpo. Y me he convertido en un monstruo.

Siempre quise ser escritor. Un escritor de ciencia, como Carl Sagan. Pero esta es la única carta que he podido escribir. Siempre quise ser escritor. Escritor científico como Carl Sagan. Me encanta la ciencia, las estrellas, la naturaleza... y también la gente sin saber que la gente hace tiempo que se ha separado de la naturaleza.

Nuestros sentimientos son de segunda mano. Nuestro amor se construye. Nuestras creencias se van coloreando. Nuestra originalidad se valida con artificios. Se ha convertido verdaderamente difícil amar sin hacerse daño. El valor de una persona se reduce a su identidad inmediata y la posibilidad más cercana, a un voto, a un número, a una cosa. Nunca fue una persona tratada como una mente. Como algo glorioso compuesto de polvo de estrellas. En todos los campos, en los estudios, en las calles, en la política y en la muerte y la vida.

Escribo este tipo de carta por primera vez. Mi primera última carta. Perdóname si no tiene sentido. Haber nacido fue mi accidente fatal. Nunca me podré recuperar de la soledad de mi infancia. Fui un niño ignorado. Puede que estuviera equivocado, todo el tiempo, en la comprensión del mundo, el amor, el dolor, la vida, la muerte. No había prisa pero siempre estaba corriendo. Desesperado por empezar una vida. Para algunas personas la vida misma es una maldición.

No me siento dolido en este momento. No estoy triste. Estoy simplemente vacío. Sin preocuparme por mí mismo. Eso es patético. Y es por eso que hago esto [suicidarme]. Me pueden llamar cobarde. Y egoísta, y estúpido, una vez que me haya ido. No me preocupa lo que me llamen. Yo no creo en las historias, fantasmas o espíritus después de la muerte. Creo que puedo viajar por las estrellas y conocer otros mundos.

Si estás leyendo esta carta puedes hacer algo por mí, tengo que conseguir los 7 meses [atrasados] de mi beca, 175.000 rupias. Por favor, que le llegue a mi familia. Tengo que devolver unas 40 mil a Ramji, quien nunca me pidió que se las devolviera. Que mi funeral sea silencioso y suave. Simplemente he desaparecido. No lloréis por mí. Estoy más feliz muerto que vivo. "De las sombras a las estrellas."

Uma Anna, siento usar tu habitación para estos. Familia ASA [sindicato de dalits], siento decepcionaros. Me quisisteis mucho. Os deseo lo mejor en el futuro. Por última vez, Jai Bheem! [¡Viva Ambedkar!].

Me olvidé de lo obvio. Nadie es responsable de este acto de matarme. Nadie me ha instigado a hacerlo ni con actos ni con palabras. Esta es mi decisión y yo soy el único responsable de esto. No molesten a mis amigos ni a mis enemigos después de que me haya ido".

Original en inglés:

Good morning,
I would not be around when you read this letter. Don’t get angry on me. I know some of you truly cared for me, loved me and treated me very well. I have no complaints on anyone. It was always with myself I had problems. I feel a growing gap between my soul and my body. And I have become a monster.

I always wanted to be a writer. A writer of science, like Carl Sagan. At last, this is the only letter I am getting to write. I always wanted to be a writer. A writer of science, like Carl Sagan. I loved Science, Stars, Nature, but then I loved people without knowing that people have long since divorced from nature.

Our feelings are second handed. Our love is constructed. Our beliefs colored. Our originality valid through artificial art. It has become truly difficult to love without getting hurt. The value of a man was reduced to his immediate identity and nearest possibility. To a vote. To a number. To a thing. Never was a man treated as a mind. As a glorious thing made up of star dust. In every field, in studies, in streets, in politics, and in dying and living.

I am writing this kind of letter for the first time. My first time of a final letter. Forgive me if I fail to make sense. My birth is my fatal accident. I can never recover from my childhood loneliness. The unappreciated child from my past. May be I was wrong, all the while, in understanding world. In understanding love, pain, life, death. There was no urgency. But I always was rushing. Desperate to start a life. All the while, some people, for them, life itself is curse.

My birth is my fatal accident. I can never recover from my childhood loneliness.

The unappreciated child from my past. I am not hurt at this moment. I am not sad. I am just empty. Unconcerned about myself. That’s pathetic. And that’s why I am doing this. People may dub me as a coward. And selfish, or stupid once I am gone. I am not bothered about what I am called. I don’t believe in after-death stories, ghosts, or spirits. If there is anything at all I believe, I believe that I can travel to the stars. And know about the other worlds.

If you, who is reading this letter can do anything for me, I have to get 7 months of my fellowship, one lakh and seventy five thousand rupees. Please see to it that my family is paid that. I have to give some 40 thousand to Ramji. He never asked them back. But please pay that to him from that. Let my funeral be silent and smooth. Behave like I just appeared and gone. Do not shed tears for me. Know that I am happy dead than being alive. “From shadows to the stars.”

Uma anna, sorry for using your room for this thing. To ASA family, sorry for disappointing all of you. You loved me very much. I wish all the very best for the future.
For one last time, Jai Bheem

I forgot to write the formalities. No one is responsible for my this act of killing myself. No one has instigated me, whether by their acts or by their words to this act. This is my decision and I am the only one responsible for this. Do not trouble my friends and enemies on this after I am gone.