20.1.16

Desde Nepal

Agosto 2015 me planto en Nepal -aunque este año no pensaba ir, tras el terremoto de abril cambiaron los planes para apoyar a mi gente de allí-, aparentemente Kathmandú no ha cambiado tanto por el terremoto, algunas pocas casas y templos han caído. Pero la sensación es que todo sigue igual, algo más tranquilo y limpio. 30.000, sí treinta mil, ong's operan en la zona, pequeñas y grandes, pero aún así la gente sigue tirada. En las zonas monumentales han caído algunos edificios, otros están apuntalados con cuatro vigas de madera. Los políticos están ocupados en dividir el país en provincias y en hacer huelgas (de 7 días que he estado, 3 todo cerrado) porque las minorías: étnicas, mujeres o sureñas se ven damnificadas en el proyecto de nueva constitución. Cada cual intenta pillar cacho a su manera.
(Plaza Durbar agosto 2015, centro monumental de Kathmandú, fotos del merengue salvo que diga otra cosa) 

(Crece la desigualdad en el estado nepalí, el invierno va a ser el más duro en décadas)

Los periódicos hablan de política, no de reconstrucción. Las réplicas del terremoto continúan, en agosto 2015 sentí alguna, en enero 2016 continúan.

3 meses han tardado en nombrar el comité de reconstrucción. El que esté dentro pillará cacho. Las donaciones a damnificad@s no llegan, y mucha gente que consta en lista no ha perdido nada pero los partidos les incluyen para ganarse su voto. Algunas han sido pilladas y tienen que devolver la ayuda de 15000 rupis, 135 leuros. El comité nombrado ha tardado 6 meses en tomar su primera decisión y en enero 2016 se ponen sueldo. Cuando y como se repartirán las ayudas todavía no se sabe. De hecho, en estos casos la mayoría de las ayudas prometidas tras la catástrofe no llegan. Sólo el dinero de los familiares que trabajan fuera del estado nepalí y lo que han recaudado las ong's pequeñas en sus países respectivos. En el aeropuerto se acumula material de ayuda. El gobierno ha vuelto a poner tasas de importación porque descubrió que había empresas importadoras que aprovechaban para ahorrarse dinero defraudando, hacían pasar material que luego vendían como ayuda humanitaria. Total que las ong's pequeñas no tienen dinero y las mantas y tiendas de campaña se quedan en el aeropuerto. También se sospecha de los funcionarios, acostumbrados a cobrar mordidas.
(Bouddha en agosto 2015, los budistas han dado dinero para una rápida reconstrucción de la estupa)
(una señora reza en bata de casa...
...mientras curas pagan por encender velas)
Voy a ayudar a una ong italiana, Balo Onlus, a comprar y repartir material higiénico a mujeres en un campamento de refugiadxs del terremoto en Thali. Son gente de Sindulpachok -el distrito más afectado por el terremoto, aunque no era el más cercano al epicentro- que se quedó sin casa, sin pueblo y espera (va para largo) que el gobierno les realoje. Viven en una granja de gallinas abandonada que les han cedido. El campamento está limpio y aseado, pero las mujeres que se han quedado solas sufren acoso. Hemos comprado jabón, cepillos de dientes, compresas, lana y agujas... pero quizá hubiesen sido más necesarios preservativos para las relaciones consentidas y spray antivioladores.

La ong italiana Apeirón ha creado un espacio para que las mujeres se sientan libres de peligro en el campamento. Nos alojamos en su casa, con una familia italo-nepalí, las niñas son trilingües y pasamos buenos ratos jugando y cocinando. Visitamos la casa de acogida de Apeirón para mujeres maltratadas, ni el estado ni la sociedad las apoya.
(Campamento de refugiadxs de Thali: una manzana, una sonrisa)
(y dos)
(la granja de gallinas, en la que viven refugiadas cientos de personas, está impoluta
¿cómo estaría en India? nos preguntamos)

(repartimos comida y material´
la gente se siente bien contenta,
pero han pasado 5 meses y la vida continúa)
(lxs niñxs disfrutan hasta en las situaciones más adversas)

Este invierno será el más duro en décadas, mientras estaba allí en agosto 2015 comenzaron las revueltas en el sur del país por la nueva territorizalización del estado. laprensa habla de 14 activistas y policías muertos - en enero 2016 ya van 60- India a provecha para imponer un embargo de facto, ya no llega petróleo al estado nepalí. Las colas para conseguir gasolina tardan 4 días en repostar. La bombona de butano sube a 90$, sólo asequible para un 1% de la población. Faltan medicinas en los hospitales, material de abrigo, los alimentos cuatruplican su precio en el mercado... Se vuelve a cocinar con leña, como antes. Dejan de llegar aviones al aeropuerto internacional, el turismo ha bajado un 60% al menos... Ahora sí que está tranquilo Kathmandú con muchos comercios quebrados y pocos vehículos circulando (no se vende gasolina a privados).
(la pobreza ha aumentado visiblemente en Kathmandú,
aunque no presiona al turista como en las ciudades turísticas de India...)



(Paseando por el río Bisnumati,
encuentro a gente que conserva su trabajo)

(Nepal es un estado donde el 85% de sus habitantes son hindús,
las vacas son respetadas ¿demasiado? aquí las pillé comiendo plástico en una tienda,
la carne del búfalo es muy consumida)
(Aperitivo de Bomaby -jaal puri, bel puri, pani puri, golgappa o fuska- muy popular en Nepal también)
(Como no se importa nada, en los talleres de coches se tunean hasta los tornillos)
unas fotos, de octubre 2015, del periódico británico the guardian:
(sólo el transporte público puede comprar gasolina,
los privados nada,
aún así se tarda 4 días en llegar al surtidor)
(En Birgunj, protestas de hinduístas extremistas y nacionalistas,
que ha aprovechado India para como excusa para cortar suministros
para presionar al gobierno centralista de Kathmandú,
hinduísta, castista... pero un pelín menos)
(El turismo ha bajado un 60% en Nepal,
restaurantes y hoteles ya no tienen carta,
muchos han cerrado,
otros aguantan con un sólo plato cocinado con leña,
bueno para el paladar, malo para los bosques)

Ya hemos hablado en el merengue de la situación política, las donaciones y aduanas, las ong's, las asociaciones, grupos y personas que trabajan por Nepal  antes y después del terremoto...




No hay comentarios: