2.11.15

Nepal elige una mujer como presidenta por primera vez (pero no es oro todo lo que reluce)



Haciendo historia, Nepal elige como presidente de la nación, por primera, vez una mujer. Excelente titular, pero conozcamos un poco más la noticia. Esta mujer acaba de salir del anonimato para la mayoría del mundo. ¿Tiene la presidenta algún poder o es simplemente un cargo figurativo? Me temo que lo último. Es el primer ministro el que en teoría comanda el poder ejecutivo, aunque detrás suya están los poderes reales (ejército, ciertas familias de casta alta -entre ellas la depuesta familia real- India, y el dinero por encima de todo)...
¿Supuso Indira Gandhi un avance  en el respeto hacia la mujer en la sociedad india, o Pratibha Patil presidenta del país hasta 2012? ¿Y Hassina en Bangladesh? ¿Benazir Bhutto en Paquistán? ¿La Thatcher en R.U.?


¿Y quien es esta mujer?
Su partido dice que Bidhya Devi Bhandari lleva años defendiendo los derechos de las mujeres en Nepal (así en general). Fue militante en sindicatos de estudiantes y juventudes comunistas. Tras la muerte de su marido en 1993 (que era dirigente comunista y se sospecha que fue asesinado) fue diputada en 1994 y 1999.
A sus 54 años es vicepresidenta y diputada del Communist Party of Nepal (Unified Marxist-Leninist) cuyo líder (y amigo) Khadga Prasad Oli fue nombrado Primer Ministro hace un mes en un gobierno de coalición. El parlamento ha elegido a Bidhya con 327 votos de 601 (y la abstención de los partidos madhesi que siguen oponiéndose a la nueva constitución y bloqueando la entrada de petróleo en el país, con la ayuda del gobierno indio. Una caravana de camiones-cisterna que ha entrado desde China ha sido bloqueada por la nieve).

En 2006 remitió una petición al Parlamento para acabar con la discriminación de la mujer, más teórica que efectiva.

Se manifestó contra el monarca Gyanendra -que fue derrocado en 2008, aunque su sombra es muy larga- mientras los maoístas libraban una guerra contra él. Reciéntemente ha sido ministra de defensa. Ha participado en la redacción de la nueva Constitución recién estrenada que asegura que un tercio de los diputados sean mujeres, pero sigue tratando a la mujer como ciudadana de segunda con  menos derechos del hombre (la analizamos en esta entrada hace poco). Los movimientos feministas en Nepal son minoritarios y Bidhya parece más una trabajadora del partido que ha ido escalando puestos, que una activa defensora de los derechos de las minorías.

Hace poco ha criticado a los defensores de los derechos de la mujer porque "el defender a la mujer es cultivar una cultura occidental ajena a la nepalí" en sus propias palabras:

"हामीले माने पनि नमाने पनि पुर्विय संस्कार र संस्कृतिमा महिला पुरुषप्रति नै सम्पूर्ण रूपमा समर्पित हुन्छिन, यो विभेदकारी व्यवस्था भए पनि समाज येसैगरी चलिआएको छ।"

Ja, ja os traduzco:

"Estemos de acuerdo o no, en la cultura y tradición oriental, la mujer es enteramente devota del hombre. Puede que sea discriminatorio, pero nuestra sociedad siempre ha funcionado así."


Total que no sé si puedo alegrarme por este nombramiento (no sé el contexto de estas declaraciones). Parece más la excepción que confirma la regla de una cultura patriarcal. Mi percepción tras vivir en Nepal es que la mujer es considerada inferior y casi todas lo asumen con resignación. Os dejo algunas fotos del pasado agosto en Kathmandú, os debo la crónica: