19.7.15

La literatura gay en India gana lectores (y salió del armario hace mucho)

Aunque el cambio legal y social es lento, la defensa literaria de la vida LGBT sigue adelante, nos dice Urmi Chanda-Vaz en este artículo que os traduzco íntegro. El gobierno fundamentalista ha vuelto a criminalizar a la comunidad no hetero, pero esta lleva años reflejada en libros y libros:

La literatura gay está firmemente fuera del armario en la India, y cada vez atrae más lector@s

Defensores de la causa de la igualdad de derechos para los amantes del mismo sexo o comunidad LGBT han producido constantemente buena literatura gay en la India postcolonial. A través de historias y tramas convincentes, el tema de la homosexualidad se ha mantenido vivo en la conciencia pública. Una lista rápida de algunos de los libros y obras de teatro que han abierto un camino:

A partir de Lihaaf


En el año memorable de 1942, una revolución diferente se desató cuando Ismat Chughtai escribió su cuento Lihaaf. La mayoría sabe del tenso drama que siguió, hubo quien pidió la sangre de Chughtai. ¿Cómo se atreve a sugerir algo tan chee-chee (eso exclaman en India cuando hablas de algún tabú en público, para que te calles) como una relación entre personas del mismo sexo?

Si bien la intrépida autora ganó el caso en el juzgado, la sociedad nunca le "perdonó" por tal audacia. Pasamos a 2010 y la editorial de literatura LGBTQ - Queer Ink - se establece en India dando a dicha comunidad un espacio exclusivo para su literatura. Entre estos dos hitos muchas cosas han sucedido.

La década de los '80 estuvo dominada por Suniti Namjoshi, autora abiertamente lesbiana de origen indio. La suya era una fuerte voz feminista con una igualmente fuerte identidad de género. Suniti escribió libros como Feminist Fables (1981), From the Bedside Book of Nightmares (1984),  The Conversations of Cow (1985), Flesh and Paper (1986) y The Mothers of Maya Diip (1989) entre otros, explorando diversos aspectos de lo femenino, especialmente la sexualidad.

También fue muy significativa la obra marathi -lengua de Bombay y su estado- de Vijay Tendulkar, Ek Mitrachi Goshta (Historia de un amigo) a principios de 1980. Tendulkar rompió varios tabúes al presentarnos a dos amantes lesbianas en momentos en que muchos ni siquiera sabían que quería decir "lesbiana". Fue traducida (supongo que se refiere al inglés) y publicada en 2001.

Lo que Tendulkar hizo en el teatro marathi, Mahesh Dattani lo hizo en el inglés. La mayoría de sus obras presentan roles de género no convencionales y fuertes rasgos feministas. Una de sus primeras obras de teatro que presentaba cuestiones de maricones (¿cómo traducir queer sin perder su sentido despectivo o reivindicativo según quien lo pronuncie?)  fue Bravely Fought the Queen (1991). El dramaturgo ganador del Sahitya Akademia más tarde escribió la aclamada On a Muggy Night in Mumbai (2000) en el que un abanico de personajes con diferentes orientaciones sexuales abordan con eficacia la política de la sexualidad.

Otro autor, nacido en India, que expresó su apoyo descarado a los derechos de los homosexuales y la sexualidad en general fue Firdaus Kanga. Su obra más notable es la autobiográfica Trying to Grow (1990), donde explora diversos temas que giran en torno a la sexualidad. Shobhaa Dé (escritora de best sellers sobre la jet set india) siguió con su Strange Obsession en 1994, una historia decididamente de lesbianas, aunque con un lado oscuro. Entre las antologías A Lotus of Another Colour (1993), editada por Rakesh Ratti, ofreció un puñado de historias sobre las experiencias de gays y lesbianas en el sur de Asia.

Entonces llovió fuego (Fire)


Se convirtió en una especie de rito de paso para l@s adolescentes rebeldes de los años 1980 y 1990. Ver la muy controvertida película de Deepa Mehta, Fire, era como romper una ley y convertirse en adulto. Fue, de hecho, más emocionante que ver tu primera peli porno, ¿por que qué niñ@ indi@ de clase media había oído que dos mujeres podían besarse? Y si actrices incondicionales de películas indie como Shabana Azmi y Nandita Das actuaban en Fire, la cosa debía ser verdad. Para muchas como yo, esta película esencial fue un portal a una realidad perfectamente mantenida en secreto por nuestra sociedad. (La peli retrata muy bien intimidades de la sociedad india de clase media y no es nada escandalosa).

Fire también parecía haber abierto las puertas artísticas para muchos. Como Facing the Mirror: Lesbian Writing from India (1999), editada por Ashwini Sukthankar, fue una de las primeras antologías dedicadas a historias sobre relaciones lésbicas.

El gran cambio de Y2K (año 2000)

El cambio de milenio fue una época de muchas resoluciones. Un día como cualquiera, pero como ningún otro. Un día para quitarse de encima todo lo viejo y abrazar lo nuevo. El año 2000 parecía cambiar a muchas personas y cosas - un interruptor psicológico, por así decirlo. El género de la literatura gay refleja este cambio significativo. Desde 2000, ha habido un aumento extraordinario en el número de obras producidas en este ámbito.

Anita Nair lanzó este "ismo" con su novela Ladies Coupé (2001), que es la historia de cinco mujeres de muy diferentes orígenes, escribe de los encuentros lésbicos de uno de los personajes. A Married Woman de Manju Kapoor (2002) tenía una robusta trama lésbica, pero poco más.

El año 2001 también vio la publicación de Same-Sex Love in India: Readings in Indian Literature, Una antología impresionante de toda la historia de la escritura queer en India. Es la crónica de todo, desde de las antiguas epopeyas en sánscrito, los Pali Jatakas y el Kamasutra pasando por narrativas medievales, la poesía en Urdu, Mahatma Gandhi y la ficción contemporánea. Fue editada conjuntamente por Saleem Kidvai y Ruth Vanita.

Vanita desde entonces ha producido una serie de obras sobre temas similares, que incluyen Queering India: Same-Sex Love and Eroticism in Indian Culture and Society’(2002), y Love’s Rite: Same-Sex Marriage in India and the West (2005).

Cuando R. Raj Rao entró en la escena literaria en 2003 con su primera novela The Boyfriend, la causa LGBT encontró su primera voz. Su posterior novela Hostel Room 131 (2010) es también una novela abiertamente gay. El autor se cuenta entre los activistas por los derechos de l@s homosexuales más conocidos de India y los pioneros de la literatura gay. También tiene en su haber varios poemas, obras de teatro, obras de no ficción y el crédito de introducir lo LGBT a nivel académico.

La literatura gay encontró otro defensor en las obras de Hoshang Mercante, que desde la década de los '90 creó una vasta obra. Las más significativas son las antologías que ha editado, a saber, Yaraana: Gay Writing from India (2000), y Forbidden Sex, Forbidden Texts: New India’s Gay Poets (2008), también The Man Who Would be Queen: Autobiographical Fictions (2011).

Bindumadhav Khire, activista de los derechos de l@s homosexuales y las personas con SIDA, está tratando de llevar un manto similar en el ámbito de la literatura marathi gay contemporánea. Se recibieron sus auto-publicadas novelas Partner (2005), Indradhanu (2009) y Antarang (2013) con mucho entusiasmo por la comunidad gay como primicias importantes de la literatura de Maharastra.

Callarse, nunca más

La escena literatura gay se ha disparado en los últimos cinco años. Grandes y pequeños editores, incondicionales y novatos todos parecen haber llegado juntos en reconocer y potenciar este género. Novelas, cuentos, poemas y relatos autobiográficos se están produciendo a ritmo vertiginoso.

Las voces son muchas y la lista es larga: cada una cuenta una historia de amor diferente, sensibilidad, sexualidad y mucho más: Leaving India: My Family’s Journey from Five Villages to Five Continents (2010) de Minal Hajratwala, Quarantine de Rahul Mehta (2011), The Exiles de Ghalib Shiraz Dhalla (2011), A Life Apart by Neel Mukherjee (2011), Out! Stories from the New Queer India, editadas por Shobhna Kumar y Minal Hajratwala (2012), Vivek and I de Mayur Patel (2012), My Magical Palace (2012) de Kunal Mukherjee, Six Metres of Pavement (2012), de Farzana Doctor y Too Close: The Tranquebar Book of Queer Erotica (2012).

Además de cambio hay inventiva también. El punto de ser diferente, pero normal es impulsado de diferentes maneras. La literatura queer ahora se incluye en la estantería de ficción para jóvenes adultos - Talking of Muskaan de Himanjali Sarkar (2014) - ¡e incluso la de mitología! Devdutt Pattanaik, el mitólogo más vendido de India inculcó un ángulo nuevo, pero viejo, a la historia homo cuando publicó The Pregnant King en 2008 y, recientemente, Shikhandi and Other Tales They Don’t Tell You (2014). A través de cuentos de la mitología hindú, subraya el hecho de que la homosexualidad no era ningún crimen en la antigua cultura india. Ahora, ¿será la vida capaz de imitar el arte?

Urmi Chanda-Vaz se formó como psicóloga, es periodista de profesión, y una indóloga en fabricación. Síguela @URM1