21.12.14

Arundhati Roy: el Nobel y la política global


Cuando se anunció el premio Nobel de la paz para Malala y Kailash, Arundhati Roy -muy odiada y ridiculizada por los medios indios por ser de las pocas voces que defiende a los nadie- fue preguntada por su opinión al respecto. Os traduzco lo que dijo y en el vídeo podéis verlo en inglés.

"Es difícil hablar porque Malala es una chica valiente y creo que ahora ha comenzado a hablar en contra de las invasiones y bombardeos (yanquis) que están sucediendo.

"Pero sin duda ... como individuo, es muy difícil de resistirse a las grandes potencias que tratan de absorberte y utilizarte. Malala es una chiquilla y no puede ser criticada en absoluto por lo que hizo, pero sin duda detrás está el juego de la geo-política, ya sabes.

"Y, por supuesto, la idea de un indio y una paquistaní recibiendo ... compartiendo el premio Nobel tiene que ver con la política global y con el hecho de que hasta la década de 1990, Pakistán y EEUU eran aliados. Ahora, con todos los problemas en Pakistán, los EE.UU. está tratando de dar un paso atrás de ese pantanal y busca un terreno más firme, en la India.

"Así que estamos recibiendo un beso de la muerte, si se quiere, y por lo tanto las begums (mujeres) ahora, Pakistán y la India, tienen que estar juntas en el harén del jeque (EEUU).

"Esto no debe tomarse como si yo estuviera criticando a los individuos (Malala) en absoluto, pero los actores del gran juego escogen a la gente que les sirve a sus intereses ... a cualquiera, yo soy consciente ... y todo el mundo por lo menos debería ser conscientes de ello ... "

(Malala recibiendo la US LIberty Medal, el pasado 22 de octubre, días después del Nobel)
Desde Paquistán, Pervez Hoodbhoy también se extraña de la tibia acogida del Nobel por Arundhati Roy y otros activistas políticos (mezclando churras con merinas y mostrando poco conocimiento de sus críticas):

"Por su encanto y lucidez Arundhati Roy es un icono mundial para la izquierda política. Pero, respondiendo a Laura Flanders sobre el Premio Nobel de 2014parecía estar tragándose un sapo vivo (ver vídeo anterior y la traducción que os he hecho) 
 Siendo alguien que ha defendido la causa de la gente en todas partes tan maravillosamente bien, sus  comentarios condescendientes y superficiales fueron decepcionantes.

Farzana Versey, autora de izquierdas y activista (de Bombay), fue mucho menos generosa el año pasado. Describiendo a Malala como "una marioneta dentro de un capullo" exhibida a la gente bien intencionada pero incauta, Versey arremetió contra ella, entre otras cosas, por mencionar el problema del trabajo infantil en su discurso en las Naciones Unidas: "Malala es una víctima más (de naciones unidas), aunque sea en el tranquilo terreno de lo intelectual ".

¡Espera un poco! Esta "niña" y "marioneta protegida" no logró la admiración de todo el mundo por oponerse a las guerras lideradas por Estados Unidos o al trabajo infantil. Le dispararon una bala porque se opuso al edicto que los talibanes paquistaníes para acabar para siempre con la educación de las niñas en el valle de Swat desde el 15 de septiembre de 2009, y su vigorosa campaña por el derecho de todas las niñas a la educación.

Está perfectamente claro por qué Malala ha sido condenada por sus críticos de izquierda: ha sido fotografiada en compañía de villanos como: Barack Obama, Gordon Brown, Ban Ki Moon, Richard Holbrooke, y otros. Es obvio también que Malala no podría haber ganado el premio de la paz, que es siempre un asunto intensamente político, sin el apoyo de los más altos despachos del mundo occidental. En consecuencia muchos en la izquierda han visto su condena de los ataques con aviones no tripulados en Pakistán, así como la donación de los $ 50,000 de su Premio Nobel para la reconstrucción de las escuelas de Gaza, como simple lavado de imagen.

Como era de esperar las críticas de la izquierda al Nobel de Malala
han sido ansiosamente aprovechadas por los derechistas en Paquistán para reforzar sus prejuicios. Por razones culturales y religiosas, y políticas, muchos de mis compatriotas odian Occidente, incluso más que a su archienemigo India. En las semanas después de que le dispararan, varios estudiantes de mi universidad llamaban a Malala Yousafzai la Malala 'Dramazai' y 'Illuminati Psy Op', y una herramienta de Occidente para hablar mal de Paquistán y mostrarlo como peligroso. Muchos piensan que el ataque fue un montaje, cualquier talibán sabe matar.

La oficialidad de Paquistán también alberga, aunque lo oculta, hostilidad hacia ella. Aunque el gobierno ha aclamado oficialmente el Premio, la resolución para homenajear a Malala propuesta por la oposición en la asamblea provincial de Khyber Pakhtunkhwa fue denegada. En cambio, sí aprobó otra resolución para presionar al gobierno de Estados Unidos a liberar a la "hija de Paquistán", la Dra. Aafia Siddiqui, simpatizante de Al Qaeda que está cumpliendo condena de 86 años en Fort Worth, Texas. Los periódicos mainstream en urdu (idioma más hablado en el país) describen a Malala como una chica del cartel de Occidente, y un caballo de Troya para introducir la laicidad en Paquistán.

No tengo expectativas de los millones de la/os 
paquistaníes obsesionada/os con las conspiraciones. Pero se han molestado los detractores izquierdistas de Malala -incluyendo algunos que he respetado mucho por su franqueza al oponerse a las múltiples formas de opresión y guerras imperialistas- en saber por qué le dispararon?

He traducido y condensado las 9 páginas de un folleto titulado Aqeedon ka Tasadum explicando por qué Malala tenía que ser matada. Escrito en urdu y firmado por los talibanes paquistaníes y el Movimiento Islámico de Uzbekistán, que se distribuyó poco después del tiroteo:

     Preámbulo: Esta es una guerra de dos religiones, Islam contra kufr (incredulidad). Por un lado está la educación y la modestia verdadera; en el otro está el nudismo, la música, el baile, y gcostumbres vergonzosas. En un lado está el respeto por el velo; en el otro hay mujeres que salen en la tele y hablan con hombres que no son sus parientes. De hecho Se atreven a burlarse de los talibanes y muyahidines que buscan prevenir el nudismo, la lascivia, y la occidentalización. Por eso  la llamada Malala, un peón de los intereses occidentales y las fuerzas seculares, tuvo que ser ajusticiada:

     En primer lugar, ¿Malala es una niña? ¡No! Nació el 18 de julio de 1998, tiene 15 años y 4 meses de edad. Ya ha cruzado la pubertad y muestra los signos. Así que tenía que ser tratada como una responsable mujer adulta por sus actos.

     En segundo lugar, ¿el asesinato de mujeres está permitido en el Islam? ¡Sí! Después de la conquista de La Meca, el Santo Profeta (la paz sea con él) ordenó personalmente que varias mujeres fueran asesinadas, incluso por lapidación. Hazrat Ali también condenó al estrangulamiento a una mujer judía que había abusado verbalmente del Santo Profeta (la paz sea con él).

     En tercer lugar, ¿qué dice la cultura Pakhtun (pastún)? Aunque algunos comentaristas de los medios afirman que matar niñas está en contra de nuestra cultura, esto es un disparate. Si se sospecha que un niño y una niña han hecho algo juntos, es normal matar a ambos.

     En cuarto lugar, ¿Malala era culpable? ¡Sí! Esta llamada "niña" inocente escribió un diario (blog en urdu en la BBC) bajo el nombre falso de Gul Makai, y cada día nos criticó en el mismo. Ella dijo que Obama es su ideal, y prefiere la educación laica de Lord Macaulay a la educación islámica.
     En quinto lugar, ¿Malala estaba desarmada? ¡No! Ella estaba armada con la pluma, arma más cortante que la espada. A diario ella difamó el Islam y los musulmanes. Retrató a los talibanes como salvaje bestias. Es por eso que con razón fue castigada.

     Conclusión: Al centrarse en Malala estos sucios medios Paquistanís muestran que se prostituyen para los americanos. ¿Protestan contra el cacheo y encarcelamiento de la hija del Islam (Dra. Aafia Siddiqui)?. El falso héroe (Malala) se merecía lo que le pasó.


El enigma: ¿por qué no encontramos referencias en los discursos de izquierda de hoy a bestialidades como el rapto de niñas de Boko Haram vie, las decapitaciones de ISIL, ataques suicidas talibanes contra la población civil, las atrocidades cometidas por varios grupos islámicos ? Los que creen en la igualdad humana, la decencia y la libertad deberían sentir asco y desprecio por esto. La izquierda está construida  sobre
fuertes cimientos morales ¿por qué prácticamente no critican estos actos?

La explicación tiene dos partes. En primer lugar, la parte de la izquierda tiene una visión totalmente negativa de las agendas occidentales. En segundo lugar, muchos progresistas hoy no desean salir de la zona de confort en el que todos los problemas globales se puede culpar a Occidente. Hay dos malos los EEUU y el islamismo. Prefieren no complicarse la vida.

Pero ¿no debe uno ser un poco más inteligente, más exigente? Es sin duda cierto que la persecución por los Estados Unidos de sus intereses estratégicos y económicos alimentaron y alimentan el auge del islamismo violento a través de sus múltiples guerras e intervenciones, especialmente en Irak y Afganistán. Los EE.UU. siguen siendo el principal protector y aliado de Arabia Saudita, que ha financiado a yihadistas de todo el mundo. Se alimenta la ira a través de su apoyo incondicional del agresivo expansionismo israelí.. En tales situaciones es correcto y apropiado condenar a los EE.UU. y luchar.

Al mismo tiempo hay que reconocer que la cultura occidental y su política han cambiado de manera importante. Esto no se debe a los Obama, Bush, Blair... sino a la prolongada lucha de la clase obrera y los activistas. Ya no puede ningún país occidental permitirse el lujo de ser visto como un colonizador sin piedad, tras el saqueo militar y económico de siglos pasados. Sus élites corporativas y políticas aunque todavía insensibles, lo disimulan constantemente. Por tanto las agendas e intereses occidentales a veces se pueden aprovechar con inteligencia para promover lo que es importante para los pueblos en todas partes: la educación, la paz, la emancipación de la mujer, la libertad de pensamiento y de acción, los derechos laborales, y todo lo que para la izquierda tiene importancia. Malala ha jugado este juego con Occidente así que nos da esperanza que en estos tiempos sombríos todavía hay algunos entre nosotros tienen el cerebro en su sitio.

Un joven progresista paquistaní, Ghausia Rashid Salam, se aparta de la opinión común mediante estas alabanzas a Malala:

     "Deberíamos sentirnos bien porque Malala proviene de nuestro país, porque sabemos mejor que cualquier hombre blanco, mejor que cualquier asiático, lo que Pakistán es, y cómo es la vida aquí. Sabemos, mejor que nadie en el mundo, lo resistente que hay que ser para vivir bajo el régimen talibán y no renunciar a la lucha por tus derechos y los de los demás. El mundo occidental puede ver por sí mismo las condiciones brutal en que vivimos, y las de otras partes del mundo. Las partes más afortunadas del mundo tienen que comprobar su privilegio maldito y empezar a hacer auténticos esfuerzos para lograr el cambio. "

Sin duda, es hora de que los izquierdistas rígidos aprendan que vivimos en un mundo muy diverso, que reconozcan que puede haber más de un malo y dejen de simplificar perdiendo precisión. Si no, nos hacen un mal a todos.

(original en inglés)

No hay comentarios: