28.9.14

Víctimas de ataques con ácido. Iniciativas de recuperación.

Siguen siendo muy frecuentes los ataques con ácido en el subcontinente indio. La mayoría,  relacionados con violencia de género, son sufridos por mujeres que quedan desfiguradas. El dolor puede durar años, pero los efectos psicológicos son para siempre. Lamentablemente la mayoría de las mujeres no se atreven a denunciar (en India sólo 10 casos en 2010).

Mucho hay que luchar contra el machismo y también habría que regular la venta de ácidos que son muy baratos en estos países (Bangladesh es el país con más proporción de ataques aunque están descendiendo mientras que en India y Paquistán suben). Los gobiernos no hacen prácticamente nada por las víctimas, así que son ONG's como Acid Survivors Foundation en Bangladesh o ASFI en India, las que proporcionan  apoyo legal, médico y psicológico.
(Laxmi)
Pero iniciativas como la del pasado agosto consiguen empoderar a las supervivientes y concienciar al mundo entero. stopacidattacks.org tiene un centro para mujeres sobrevivientes de estos ataques llamado Chhanv. En él llevaba colaborando más de 2 años un fotógrafo de 24 años, Rahul Saharan, que decidió hacer una sesión fotográfica con algunas de las mujeres del centro, sin retoques ni maquillaje. La repercusión mundial ha sido inmediata e increíble, Rahul y las mujeres no dan a basto a hacer entrevistas. Algunas de ellas diseñan y venden moda. Ahora están preparando un documental con entrevistas, entre las que se incluye la de Chandrahass un chico víctima de un ataque con ácido cuando intentó defender a una chavala en Meerut.

Un vídeo de la noticia (en inglés fácil) :

Un artículo de Pokharel Sugam desde Nueva Delhi para CNN, que lo ha traducido reguleras:

"Fue una sesión fotográfica que captó la atención de India.
Cinco valientes sobrevivientes a los ataques con ácido posaron para las fotografías.
En un país donde las víctimas de tales ataques no se atreven a salir de su escondite, o a mostrar sus rostros desfigurados en público, esta fue una "revolucionaria" sesión de fotos, dijeron las participantes.
"Después del ataque con ácido, nunca me tomé fotos", dijo Rupa, una sobreviviente y una de las modelos.
"Cuando las fotos empezaron a circular en los medios de comunicación, la gente empezó a llamar para preguntar por mí, y me sentí muy bien. Después de la sesión de fotos, quiero salir a conocer a más personas".

Rupa, de 22 años de edad, tenía 15 años cuando fue atacada por su madrastra, después de tener una discusión por temas de dinero.
"Esa noche, después de que vertió ácido en mi rostro, no podía ver nada. No podía abrir los ojos y empecé a gritar", dijo. "Pero nadie vino a ayudarme. Mi madrastra me vio sufriendo".
Después de esa noche, todo cambió.
"Dejé de estudiar, dejé de jugar".
Fue solo tres años después del ataque con ácido que Rupa tuvo el valor suficiente como para ver su rostro en el espejo.
Cuando era niña, Rupa soñaba con ser diseñadora, y ella diseñó la ropa de todas las modelos que participaron en la sesión de fotos, incluyéndola.
Las fotos fueron publicadas por primera vez en la página de Facebook dirigida por Stop Acid Attacks, una organización que crea conciencia sobre la difícil situación de las víctimas de ataques con ácido, pero desde entonces, han aparecido en varios sitios alrededor del mundo.
Su siguiente paso es abrir una boutique. Actualmente, ella vive en Chhanv, un centro de rehabilitación para las víctimas de ataques con ácido, creado por una organización benéfica.
Nueva ley
En 2013, la Corte Suprema de la India aprobó leyes que tenían como objetivo controlar las ventas libres de ácido.
Pero la implementación no ha sido buena, dijo Alok Dixit, fundador de Stop Acid Attacks.
"Sí, la ley está escrita en papel, pero es posible encontrar ácido fácilmente en los mercados locales", dijo.
"Necesitamos que el gobierno sea activo en hacer cumplir la ley para regular las ventas de ácido".
Según el grupo, se ha informado de más de 200 casos de ataques con ácido desde enero de 2013.
Pero los activistas, entre ellos Alok, creen que la cifra real es mucho más alta.
Debido a que no cuentan con el apoyo de la familia y la sociedad, muchas víctimas no informan a la policía sobre los ataques. Como le temen al estigma social, muchos de ellos ni siquiera muestran su rostro en público.
Y eso es lo que el grupo quería cambiar con la sesión de fotos.
"Queremos que los sobrevivientes a los ataques con ácido dejen de esconderse y cuenten sus historias. Está bien que muestres tu rostro", dijo Alok.
Cambiando percepciones
Rahul Saharan, un fotógrafo profesional, fue el hombre detrás de la cámara.
Él quiso exhibir los diseños de Rupa y ayudarla a que motivara a otros compañeros sobrevivientes a los ataques con ácido alrededor del mundo.
Su segunda meta: hacer que las víctimas se sientan hermosas y cambien la forma en que la gente define la "belleza" en general.
"En nuestra sociedad, les dicen muchas cosas a las niñas: no eres hermosa, no te casarás porque tu piel no es blanca y clara", dijo Rahul.
"Quiero cambiar la percepción de la belleza... decirle a las personas que la belleza real no implica tener una piel clara".
"Cuando consideras las fotografías que se utilizan en comerciales, solo las ves y te olvidas de ellas después de un tiempo, pero cuando ves estas fotografías, te enamoras. Quieres verlas una y otra vez".
Ritu, otra víctima de un ataque con ácido y participante de la sesión fotográfica, tenía 17 años cuando le lanzaron ácido en la cara. Ahora, tiene 19 años y se está sometiendo a un tratamiento. No puede ver con su ojo izquierdo.
"Todos los sobrevivientes a los ataques con ácido dicen que no quieren conocer a los atacantes", dijo.
"Pero yo quiero conocer el sujeto (que me hizo esto) y preguntarle: '¿valió la pena?'"
Omar Khan y Sumnima Udas contribuyeron con este reportaje.

La última noticia es que algunas de las chicas, aprovechando su popularidad la verdad, van a abrir un café. Suerte compañeras. Les dejo con un pequeño montaje de sus fotos