23.4.14

Tragedia en el Everest

Van trece sherpas muertos y tres desaparecidos desde el pasado viernes a 5.900 metros de altura tras una avalancha al caerse un trozo de glaciar en una zona muy peligrosa del Everest llamada Khumbu Icefall situada en un glaciar tan alto como un edificio de 10 pisos. Aquí los sherpas aseguran los mejores pasos con cuerdas y escaleras que tienen que asegurar a diario. Los glaciares del himalaya cada año van empequeñeciendo por culpa del calentamiento global.
2
La mayoría de ascensiones al Everest se producen en mayo así que los sherpas se desplazan antes para ir preparando el camino. Se mueve mucho dinero en estas expediciones y aunque los sherpas hacen el trabajo más duro, reciben las migajas. Aún así es mucho para ellos y sus familias y por eso siguen arriesgando su vida año tras año. Las familias de los sherpas desaparecidos están angustiadas y algunos de ellos se han vuelto a su casa -hasta el 50%- y dicen que no volverán a trabajar en la montaña. Otros dicen que sólo lo dejarán este año por el impacto emocional de ver morir a sus amigos y compañeros. Muchos dicen que les gustaría cambiar de oficio pero que no tienen alternativa. Quizá la rabia acumulada y la impotencia hagan que este año se planten y al menos, consigan que se escuchen algunas de sus demandas para trabajar con mayor seguridad. Los sherpas trabajan en condiciones muy duras para que luego los clientes lo tengan más fácil. La mayoría del dinero que pagan se va a los dueños de agencias de viaje, intermediarios y funcionarios.
6
El gobierno había ofrecido 350 € a las familias -con lo que pagarán la cremación y el funeral-, pero ante las críticas de racanería ha montado una fundación para sacar dinero para las familias de las víctimas. Los seguros privados soltarán más -si la letra pequeña no lo impide. Ang Tsering Sherpa presidente de la asociación de montañeros de Nepal (NMA) dice que ya no seguirán buscando los cadáveres para evitar posibles peligros, las familias están desesperadas.

He leído estos tres artículos en inglés, antes de haberlos resumido a toda prisa.
(Menuka Gurung, esposa de uno de los desaparecidos, con su hija e hijo. Foto Kamal Pariyar)

Y así lo cuenta la agencia Reuters:

Los equipos de rescate han recuperado un nuevo cadáver sepultado bajo la nieve del alud ocurrido el viernes en el monte Everest, el más alto del mundo, con lo que ya son trece las víctimas mortales de este suceso. Todas las víctimas eran sherpas, alpinistas nepalíes experimentados que trabajan para los extranjeros que aspiran a escalar el Everest.

El último cadáver fue hallado en una ladera situada cerca del Campamento I, según ha informado el portal nepalí 'The Himalayan' citando una fuente del Ministerio de Turismo. Aún quedan tres desaparecidos por la avalancha, ocurrida a 5.900 metros de altura.

Cinco de los cadáveres han sido trasladados por aire a Katmandú, mientras que otros siete cuerpos han sido entregados a sus respectivos familiares en la localidad de Solujumbu.

Mientras, continúan las labores de rescate con efectivos del Equipo de Rescate y Evaluación de Desastres del Ejército nepalí, que cuenta con el apoyo de dos helicópteros.

La avalancha se produjo cuando los sherpas se encontraban a una cota relativamente baja en la montaña, entre el campamento base y el campamento uno, a primera hora de la mañana de este viernes.
11
Desde que la ascensión fue coronada por sir Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay en 1953, el Everest ha sido escalado por más de 4.000 personas. La ruta en la que se ha registrado la avalancha es la que siguieron los dos pioneros y es una de las más empleadas a día de hoy. En total, han muerto casi 250 personas en el Everest.
-cover
El Ministerio de Turismo de Nepal ha concedido permiso para escalar el Everest esta temporada a 334 escaladores extranjeros, frente a los 328 de la temporada anterior. El Gobierno tiene planeado rebajar las tasas a pesar de la elevada afluencia de escaladores en el Everest.

Por cada escalador suele subir un sherpa para ayudarle en el ascenso. Los sherpas suelen ir en vanguardia para preparar el camino, fijar cuerdas e instalar los campamentos. La temporada de ascensos termina en mayo, cuando comienza la temporada de lluvias y niebla, que hacen prácticamente imposible la escalada hasta la cima.

familiares de las víctimas en la estupa sherpa de Kathmandú (foto afp/rss)