28.4.14

La reina de los bandidos: habla su madre 13 años después de su asesinato.

El implacable sistema de castas ha acabado con los cambios conseguidos por Phoolan Devi, la reina de los bandidos. Traduzco un artículo de Subodh Ghidiyal, en el que entrevista a su madre y un sobrino de la Reina de los Bandidos.
(Mula Devi: "Nada ha cambiado a pesar de lo que luchó mi hija")
"
Ua ráfaga de viento fresco en el crepúsculo alivia una aldea estufada por el sol a las orillas del río Yamuna. Mientras, una madre sentada en una cama hecha de cuerdas  recuerda a su querida hija que mantuvo brevemente la esperanza de cambiar la vida sin rumbo de los Mallahs (casta trabajadora del norte de India).
El recuerdo de Phoolan Devi -más conocida como bandit queen, la reina de los bandidos- sigue iluminado los ojos de la anciana a pesar de los años que han pasado y de que no tiene a quien acudir en los momentos de desesperación. (NDT: Phoolan fue asesinada el 25 de julio de 2001)
Pero la vida parece estancada donde comenzó hace muchos, muchos veranos. " Maiyyadeen (el primo de Phoolan ) solía ocupar nuestras tierras y quedarse nuestra cosecha y Phoolan , aun niña, solía cabrearse y luchar . Él fue responsable de que ella entrara en un mundo malo. Él se quedó parado mientras ella estaba viva . Pero sólo hace días, de nuevo se llevó los cultivos. Nadie nos escucha", se lamenta Mula Devi.
En Sheikhpura Guda , Phoola Devi es recordada con cariño por la generación que la vio crecer de niña impaciente a una Robin Hood temida, a política en activo y a icono de los pobres. Y por los jóvenes que recuerdan como recuperaban el orgullo cuando ella estaba cerca.
Durante los más de doce años desde que fue asesinada misteriosamente, los Mallahs de esta tierra rugosa han ido volviendo de nuevo al viejo sistema y sus costumbres antigua:. jóvenes sin rumbo mirando a la nada; muchachas que esperan a crecer y ser casadas, el pastoreo de ganado perteneciente a familias de las castas más altas por sueldos miserables . Los hombres, intentan llegar a fin de mes con cualquier trabajo que aparezca . Y una comunidad que se lamenta colectivamente, de vez en cuando, ojalá Phoolan hubiera vivido más tiempo .
Pero sólo de vez en cuando. La nostalgia es un lujo en una dura rutina penosa por la falta de oportunidades.
Para la madre de Phoolan, comienza y termina con Maiyyadeen . "Por favor, pedid a la policía que mida nuestra tierra y la reparta. Maiyyadeen ha robado de nuevo nuestros cultivos. ¿Qué vamos a comer", se queja .
La larga sombra del primo chungo abarca la vida y la muerte de la reina de los bandidos. En el contexto social de los Mallahs marginados por una sociedad malignamente organizada en castas, es una ironía que Phoolan fuera primero proscrita y luego legisladora.
Pero Mohan , el hijo gafitas de Ramkali, hermana de Phoolan, advierte en contra de limitar el legado de su tía a una queja indefensa sobre cultivos robados. "La gente por aquí la recuerda  mucho. Dicen que si estuviera viva , tendríamos todos trabajo", dice .
Eso lleva a Mula a olvidar momentáneamente su queja contra Maiyyadeen y recordar a su chica: " ¿Sabes?, ella amó a los pobres. Ella donaba saris, dinero, ropa, mantas para todos en el pueblo. Tenía un templo dedicado aquí . Era una niña adorable ", dice Mula Devi, lanzándose de nuevo a recordar aquellos tumultuosos días.

"

1 comentario:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Para quienes no conocemos la historia, nos faltan datos como para comprender bien de qué se trata el asunto. Así y todo, el artículo ilustra claramente que la justicia no llega nunca para los pobres
=(