6.3.14

Las mujeres indias son agredidas 8 veces más que cualquier otra mujer en el mundo

Os dejo tal cual una nota de prensa de la FVF:

Madrid, 6 de marzo de 2014- Las mujeres indias, junto a las de Bangladesh, Timor Oriental, Maldivas, Sri Lanka y Tailandia sufren ocho veces más violencia en las relaciones de pareja que en otras partes del mundo1, debido a la estigmatización, la indefensión, el miedo y la falta de autonomía y de independencia económica.

Esta mañana, en el transcurso de un desayuno informativo en la agencia de noticias Servimedia, Anna Ferrer, Presidenta y Directora Ejecutiva de la Fundación Vicente Ferrer (FVF), ha afirmado: “La violencia en la sociedad india está aceptada, tanto por hombres como por mujeres. El Gobierno puede aprobar muchas leyes, pero si no hay un cambio de valores en las familias sobre la libertad e igualdad de hombres y mujeres el progreso será muy lento. Es como una gran montaña que hay que escalar: no importa lo grandes que sean los obstáculos, nosotros tenemos que ir siempre hacia adelante”.

En la India, el 47% de las mujeres son obligadas a contraer matrimonio antes de alcanzar la mayoría de edad2. En las últimas tres décadas se han producido unos 12 millones de abortos selectivos de niñas3. Entre 25.000 y 100.000 mujeres son asesinadas cada año en disputas sobre la dote4. Cada 20 minutos una mujer es violada en India y sólo se denuncia el 10% de los abusos sexuales; apenas uno de cada cuatro agresores es condenado5. El Índice de Desigualdad de Género6 (IDG), que mide las desigualdades y la posición que ocupan las mujeres en la sociedad, sitúa a la India como el segundo peor país del mundo para las mujeres.

Siete meses después de que cuatro hombres fueran condenados a muerte por la violación y asesinato de la joven estudiante Amanat en un autobús en Delhi, la ola de violencia contra las mujeres no disminuye.

La Fundación Vicente Ferrer trabaja para combatir este problema estructural. En 2010 puso en marcha el Plan integral de Lucha Contra la Violencia de Género en el estado de Andhra Pradesh como instrumento de denuncia y prevención, así como para organizar junto a la policía un dispositivo legal de respuesta rápida. Todo el personal de la Fundación está comprometido con esta labor.