25.12.13

Disturbios religiosos en India (les llaman comunales)

El pasado agosto estaba en India de visita y leí en una esquina del periódico que había habido peleas entre hindús y musulmanes en un pueblo del norte, no lejos de Nepal.  Han pasado meses y la historia ha ido a más. Rahul Gandhi se ha acercado a la zona dentro de sus campañas publicitarias para ganar votos y esto ha hecho que la historia vuelva a estar caliente en los medios. Es hipocresía pero otros políticos no hacen ni ese gesto. (Narendra Modi el líder extremista hindú del BJP, estuvo este finde de mitin en Bombay -donde está la pasta- y pagó para que hicieran bulto 25.000 trabajadores de la calle, vendedores de té...)

Los musulmanes acusan a los hindús de un atropello, estos dicen que que aquellos le dijeron guarradas a una chavala hindú. Los hermanos de esta matan a un chico, su familia se venga y matan a los asesinos. El resultado dos pueblos a la gresca con casi 43 muerto/as (según el recuento oficial) y los musulmanes, que están en minoría desplazado/as a pueblos cercanos donde se sienten más segura/os, pero no tienen nada. Rahul Gandhi ha ido a los campos de refugiados (así los llaman pero son chabolas de tela) a decirle a la gente que sea valiente y vuelva a su pueblo, el jodío volverá a sus lujos de Delhi y dejará a esta gente, que ha visto matanzas de familiares, con su miedo. Hay una/os 4000 desplazada/os y han muerto varia/os niña/os por las bajas temperaturas. La mayoría son musulmanes aunque en la aldea de Karka hay un campo de desplazada/os hindús de casta Jat, la predominante en la zona.

Neha Dixit de la revista de actualidad Outlook ha visitado los campos de refugiada/os y cuenta:

 El pasado setiembre chavales hindús iban por la mañana amenazando a los musulmanes con matarlos, estos salieron corriendo entre la caña de azúcar que crecía. Ahora, con la cosecha, están apareciendo cuerpos mutilados de mujeres violadas que no han sido incluidas en el recuento de víctimas de la violencia comunal (así la dicen pero es religiosa, o racista también y por supuesto machista, las mujeres son el siempre usadas como botín en todas las guerras).

Las víctimas hablan de hombres macheteados hasta hacerlos cachitos, casas quemadas con gente dentro, mujeres golpeadas y luego violadas. Pero, en Gangeru, una aldea cercana de mayoría musulmana donde se han refugiado estos y reciben solidaridad en forma de comida y mantas, dicen que hay que esconderlo, que si alguna chica denuncia en público que ha sido violada, será expulsada de la comunidad. El machismo planea por encima de todo incluso por encima de la justicia y de la reparación a las propias hijas. La versión local del islám trata la violación como adulterio, la culpable: la mujer ¡ de su propia violación ! ¿ increíble ! ¡ demencial !  De esto va la religión, en España también, con los curas católicos legislando sobre lo que tienen que hacer las mujeres con sus vaginas. ¡ Pervertidos de mierda ! ¿ En eso pensáis en los confesionarios oscuros donde os encerráis?
(Refugiada/os en Kandhla)

Algunas mujeres no tienen miedo a hablar (a otra mujer) Shama cuenta que chicos del pueblo que habían comido alguna vez en su casa, la violaron con el mismo palo que la habían pegado y le retorcieron los brazos a su niña de 3 años. Nadie se atrevía a ayudarla. Los violentos fueron avisados de que llegaba la policía y se escondieron. Al llegar la policía denunció a lo/as apaleado/as por incitación ala violencia.

Aunque las violaciones han sido cientos, ninguna ha sido denunciada.
Si quieres leer más testimonios, que no te dejarán dormir esta noche, pásate al artículo completo, en inglés.

No hay comentarios: