15.7.13

Informe inundaciones en India y Nepal. Un desastre que se repite.

Todos los años llueve en India.
Y todos los año pagan los mismos.
Miles de muertos ahogados, cientos de miles que pierden su casa y sus cosechas.
Se sabe pero lo único que se hace es poner parches.
Y se siguen talando árboles y construyendo en las riberas.

En 2005, de viaje con una pareja de amigos, queríamos subir a ver pueblos del himalaya, pero todo el mundo nos hablaba de las lluvias, que secaían las carreteras y que llevaban días atrapados sin poder salir. Total que decidimos ir para Goa y acabamos en Kerala porque nos pillaron las mortíferas inundaciones de Bombay y desviaron el tren. Un viaje de 18 horas acabó siendo de 3 días llenos de incertidumbre.

Pero basta de rollos personales, os he preparado un informe muy completo sobre todo lo que aquí no se cuenta (se cuenta poco) sobre las inundaciones que han ocurrido en las montañas indias (y nepalís que mi corazón también lo tengo ashá)

Inundaciones en India, las estadísticas

Según Atun Thakur:

Las inundaciones por las lluvias del monzón son crónicas en India, en promedio afectan a más de 30 millones de indios al año. Irónicamente, el 60% de las tierras agrícolas de la India, el 66% de su ganado y toda su superficie forestal dependen de las lluvias para su supervivencia.

De acuerdo con el informe de la Comisión Central del Agua publicado recientemente (CWC), un promedio de 7,21 millones de hectáreas (aproximadamente 72.000 kilómetros cuadrados, 9 veces la comunidad de Madrid) quedan bajo agua de las inundaciones. Normalmente el agua estraga 3.780.000 hectáreas de tierras de cultivo, dañando los cultivos por valor de 11.180 millones de rupias al año (170 millones de euros). Las fuertes lluvias y las inundaciones causan 1.700 vidas perdidas cada año. 125.000 casas son dañadas anualmente por las lluvias torrenciales y acaban con 96.000 cabezas de ganado.

Las inundaciones son el desastre natural más recurrente en India. De acuerdo con el informe de la CWC sobre "aspectos financieros de control de inundaciones, contra la erosión del mar y proyectos de drenaje", no es posible proporcionar una protección absoluta al instante a todas las zonas propensas a inundaciones. Dice que tal intento será prácticamente imposible, y económicamente inviable.

El análisis de la CWC de las inundaciones en la India desde 1953 hasta 2011 muestra un pequeño descenso en las zonas afectadas por las inundaciones en los últimos años. 1977, 1978 y 1979 fueron los peores años. El 1977 las inundaciones mataron a más de 11.000 personas seis veces el promedio de los 59 años transcurridos entre 1953 y 2011. En términos de superficie y población afectada, las inundaciones de 1978 fueron los más destructivos. Se sumergieron más de 17 millones de hectáreas de tierra, que afectaron a más de 70 millones de personas. La inundación 1978 dejó casas dañadas, valoradas en más de 3,5 millones de dólares, más del doble de la media de 59 años. En octubre de 1979 las inundaciones ahogaron 620.000 cabezas de ganado, el máximo para este período.

En cuanto a las pérdidas económicas, las inundaciones recientes han sido mucho más destructivas. La pérdida total de los cultivos, viviendas y servicios públicos en 2009 fue de 325.410 millones de rupias (unos 5 mil millones de leuros), la más alta de la serie.

El informe muestra que hubo un aumento continuo de la población afectada hasta mediados de los ochenta, a partir de entonces, el número ha disminuido lentamente.

De acuerdo con el Ministerio de Recursos Hídricos, el Rashtriya Barh Ayog-RBA (Comisión Nacional contra Inundaciones) se creó en 1976 para la formulación de una política de control de inundaciones.  Pero no se hayan hecho muchos progresos en poner en marcha estas recomendaciones. Según estimaciones del RBA casi el 80% de la superficie inundable de la India podría estar provista de un grado razonable de protección.

Un recuento incierto, nadie sabe cuanta gente ha sido afectada

Según D S Kunwar, aunque el 20 de junio sólo habían aparecido 150 cadáveres en la región Uttarakhand, las víctimas podían ser muchas más ya que había 70.000 desaparecidos que no habían contactado con sus familias. En esta zona está Gangotri, el nacimiento del río Ganges, y sólo en Damta, 25.000 peregrinos quedaron incomunicados. En Kedarnath, el templo de Shiva, del siglo VIII, quedó cubierto por una capa de barro de 2 metros de altura, en los alrededores desaparecieron 60 aldeas y 90 dharamshalas (albergues de peregrinos) fueron destrozados, siendo mayo-junio su temporada alta. Hace mucho calor en India y el que puede se sube a estas montañas de vacaciones. Un informe de la CAg de hace 3 años decía que la zona era potencialmente peligrosa, pero nadie hizo nada.

Los políticos chupan cámara

Junto a las imágenes del desastre, los políticos copan los medios para asegurar lo mucho que están haciendo para paliar el desastre. Han mandado el ejército, helicópteros, comida y darán dinero a los familiares de las víctimas. Y esto se da por bueno, porque muchos piensan que las inundaciones son inevitables, pero no se dan cuenta que que es cuestión de pensar en la gente de a pie, de repartir el dinero de todos entre quien realmente lo necesita, en un país con uno de los ejércitos más grandes del mundo, con programas nucleares, espaciales y una corrupción que desvía un gran porcentaje de la riqueza pública.
(El presidente de la India, cercano a su pueblo y preocupadísimo, contempla las inundaciones desde el aire)
Desde su blog "Random Access" Rajesh Kalra denuncia que los políticos intentan aprovechar para apuntarse un tanto demagógico en los medios, criticando a sus oponentes o poniéndose medallas cuando está repartiendo migajas de los dineros de todos. Están más preocupados de su imagen que de ayudar de verdad. Los grandes mandatarios (Manmohan Singh, Sonia Gandhi) venden que han estudiado la zona desde un avión, en vez de poner los pies en la tierra para ayudar a la gente que les vota, a los que no les votan y a los que no votan que todos pagan impuestos por igual... (Han anunciado 10 mil millones de rupias para las víctimas a ver cuanto llega). Además el dinero que se gasta en sus visitas se saca del que se tiene para ayudar a las víctimas. Cuando van a visitar hospitales para sacarse fotos con las víctimas, el hospital se cierra en nombre de la seguridad y deja de estar operativo.
(Reparto de comida las víctimas, autor desconocido)

También hay otras zonas afectadas

Por otro lado el noreste, en Assam, y según explica la agencia TPI desde Guwahati, su capital. El poderoso río Brahmaputra (engordado por las fuertes lluvias) y sus afluentes que fluyen peligrosamente desbordados a través de Assam han afectado a casi un lakh (cien mil) personas inundando las tierras agrícolas y asentamientos humanos en diez distritos.

La inundación ha afectado el hábitat del rinoceronte de un solo cuerno en el Parque Nacional de Kaziranga en Assam superior y en  el Santuario de Vida Salvaje de Pobitora en la parte baja de Assam. Más del 70 por ciento del parque de Kaziranga está bajo el agua, lo que  obliga a los animales a refugiarse en las tierras altas y en las colinas de Karbi Anglong fuera de los 430 kilómetros cuadrados de parque. Rinocerontes, ciervos, cerdos enanos, búfalos salvajes y otros animales se refugiaron en unas plataformas construidas para su socorro.
Se han establecido cinco campos de refugiados en el distrito de Dhemaji con material de socorro para las personas afectadas por las inundaciones en todo el estado.

Desde Nepal también nos cuentan que algunos peregrinos nepalís han sufrido el desastre en Badri Kedar  (así llaman los nepalís a Kedarnath) y que la embajada nepalí había pedido al gobierno indio que fueran rescatados. Algunos ya han sido llevados a campos de Dehradun y Rishikesh.

En Nepal también ha habido inundaciones

En Nepal las lluvias habían destruido, a 9 de julio, 900 casas y matado 1000 cabezas de ganado, los movimientos de tierra han desplazado o dañado otras 1.194 casas.

50 personas han muerto y otras 19 estaban desaparecidas, según dijo Krishna Hari Banskota funcionario de la oficina del primer ministro nepalí, el pasado lunes (8 de julio 2013), tras la tercera reunión para agilizar las labores de rescate.

Los distritos más afectados son 25 (de 75) Darchula, Dailekh, Baitadi, Doti, Humla, Mustang, Palpa, Jumla, Bahjang, Bardiya, Dadeldhura, Dolpa, Kalikot, Achham, Pyuthan, Salyan, Kanchanpur, Bardiya, Surkhet, Rupandehi, Taplejung, Sirha, Nawalparasi, Bajura y Sindhupalcho.

El secretario de sanidad Pravin Mishra informó que sólo había un doctor en el hospital de campaña de Darchula, aunque allí las inundaciones ocurrieron a mediados de junio y cada día entran 30-40 pacientes.

El ministro de Desarrollo local y asuntos federales sigue recopilando datos del desastre. Su secretario Shanta Bahadur Shrestha reconoció que están usando la ayuda de varias ong's pero que no sabía cuantas familias habían sido socorridas
(Esta foto es de las inundaciones de 2012, en Nepal)

¿ Dónde va el material de socorro ?

Desde el Deccan Chronicle Amit S. Upadhye denuncia que las mantas llegan a la zona pero no se reparten. Mientras que los supervivientes (locales y peregrinos) en Badrinath aguantan como pueden temblando por los caminos. Varios helicópteros han traido mantas, chanclas y ropa que se almacenan en un templo. Un oficial del equipo de socorro dice que estuvieron 3 días sin encontrar a ningún funcionario local para hacer el reparto, y ahora que han aparecido se limitan a guardar el material.

Sin embargo un funci del gobierno de Uttarakhand aseguró a los medios que se ha atendido correctamente a las víctimas.
(Desembarcando material de socorro en la aldea Saudi en el valle del Kedar, Uttarakhand. Con estas fotos se da la impresión de que el dispositivo funciona, pero los afectados se quejan de que la ayuda no les llega)

Nadie asume responsabilidades


El presidente del gobierno del estado (similar a una comunidad autónoma española) de Uttarakhand, don Vijay Bahuguna dijo el domingo pasado que la cifra de muertos puede que nunca se sepa, que mucha gente ha sido arrastrada y sepultada por el barro y que la culpa era del servicio meteorológico, pero este dice que avisó con tiempo de las lluvias torrenciales pero que el gobierno hizo oídos sordos. (NDT: típico de los políticos echar la culpa a otros).

Un portavoz del parlamento Govind Singh Kunjwal, dijo que la cifra bien podía estar por encima de las 10,000 víctimas, lo cual niega el presidente. “Unos 500-600 cadáveres pueden verse en todo el Estado”.


Incineraciones masivas

El 8 de julio Vijay Bahuguna contaba que ese lunes habían muerto tres personas más, de una misma familia, debido a nuevas lluvias se les hundió el techo, las autoridades reconocieron que ya son 4.700 los desaparecidos (eso sí "sólo" 750 son de su Estado como si esa gente valiera más que los de fuera (en su mayoría peregrinos y trabajadores poco cualificados).

La gente no está segura en sus casas porque son muy precarias y los movimientos de tierras masivos. El nivel de las aguas del río Bhagirathi en Uttarkashi sigue creciendo y nuevas pueblos amenazados en el área de Tiloth y Joshiyara. Funcionarios dicen que la población ha sido avisada ¿ Será verdad ? ¿Será que no quieren irse de sus casas y dejar atrás lo poco que tienen ?

Los aviones Hércules que tenían que soltar material de socorro en zonas inaccesibles no han podido hacerlo por las condiciones meteorológicas.

En Kedarnath han llegado 70 expertos para incinerar cuerpos, se quejan de falta de comida.

El 1 de julio el presidente del gobierno (de Uttarakhand) Vijay Bahuguna, anunció que iba a crear una agencia para la rehabilitación y reconstrucción de la zona (NDT: es decir más chupóteros que se quedarán con todo lo que puedan del dinero que se disponga), que se dará comida durante un mes y bla-bla-bla... También dio las gracias al presidente del Estado Manmohan Singh y la presidenta del partido mayoritario Sonia Gandhi por "estar en contacto con nosotros" (hicieron un vuelo de reconocimiento y todo).

(Se construye en el cauce de los ríos, porque es más fácil, pero si llueve...)

El negocio de la religión

Mientras, cada loco con su tema, nos cuenta Pankaj Doval que los curas del principal templo afectado, Badri-Kedar, esperan que puedan llevar a cabo su festival como todos los años (y que les supone muchamoney-money-money). Faltan 10 días para que el dios venga con nosotros ya que ahora está en su casa de invierno en Ukhimath, a unos 50 km.

Hay que purificar el templo primero ya que ha quedado poluto con cadáveres, dijo el encargado Ganesh Godiyal, con cantos védicos, abluciones y rociado de agua del Ganges (NDT: ¡¡¡más agua no, por favor!!! Se pone más interés en adecentar el templo que en ayudar a los afectados. estamos tranquilas sólo una puerta ha salido dañada del suceso). Y el falo de Shiva (Shivaling), el garbh griha (sancta sanctorum) y otros ídolos no han sufrido daños.
(El templo de Kedar, tras las lluvias 2013)

El material de socorro llega pero no se reparte

Swati Mathur cuenta que tras 15 días de lluvias las ayudas no llegan a la zona rural alrededor de Dehradun. El gobierno se llena la boca en los medios diciendo que ha llevado ayuda a Chamoli, Pithoragarh, Rudraprayag y Bageshwar a diario, pero no llega a las víctimas (se culpa al sistema de distribución, ya se sabe las malas carreteras, la apatía de los políticos, el pillaje de los funcionarios... y por supuesto al clima)

"Mandamos 35-40 camiones diarios con material, pero no sabemos si luego se distribuye" dice Manu Bhardwaj, voluntario en Raipur, Dehradun. Los camiones llegan de toda la India, donaciones públicas y privadas.

En Mana, la última aldea india antes de la frontera con Tíbet, sólo 40 familias (de 200) han recibido algo.

En otros pueblos la ayuda se le facilita a la administración local, mancomunidades y alcaldes, que reciben críticas de que filtran la ayuda para familiares y miembros de su casta.

Se han mandado camiones enteros de botellas de agua mineral, en vez de sistemas potabilizadores de agua que seguirían sirviendo cuando se acabe la ayuda y haya que recurrir a las antiguas fuentes (peligroso por la cantidad de cadáveres) denuncia Vinay Kajla de la oficina nacional para ayudar en desastres.


Para prevenir futuras inundaciones debería replantarse de árboles (como el roble autóctono en declive porque se está cambiando por pinos más rentables económicamente) grandes extensiones que se están deforestando. Las autoridades han hecho poco, mal y caoticamente. Primero se centraron en sacar a los peregrinos de la zona (bueno, primero sacaron a los VIP) para que no les hicieran mala publicidad, olvidándose de los ya de por sí olvidados habitantes del mundo rural que habían perdido su casa, cosecha y animales.

Luego, hacerse publicidad: que si el mayor rescate de la historia, 100.000 personas, dicen, cantidades inmensas de material de primera necesidad... Pero más que rescate ha sido una evacuación.

El fenómeno de las inundaciones se repite frecuentemente desde 1998 así que no debería haber pillado de sorpresa. Hasta hace un par de décadas los peregrinos partían hacia Kedarnath al alba y regresaban por la tarde, nadie se quería quedar porque se conoce lo del mal tiempo. Pero la montaña se llenó de albergues y la gente empezó a quedarse. También se sustituyeron los árboles autóctonos que sujetaban mejor el suelo, por pinos para poder sacarles más rendimiento.

El milagro himalayo de Modi

Cuenta Abheek Barman que el 21 de junio mientras India estaba estupefacta con los datos de la tragedia en Uttarakhand y Himachal Pradesh,el conflictivo presidente del Estado de Gujarat,Narendra Modi, aterrizó en Dehradun con un puñado de funcionarios. All día siguiente se anunció que este equipo había rescatado a 15.000 gujaratis de la zona afectada (al resto de afectados que les den).

Pero, el ejército indio había rescatado a 40.000 en 10 días, con muchos más efectivos. Así que, como poco, el equipo de comunicación de Modi había multiplicado por 10 el número de rescatados para ponerse una medalla.
(Imágenes del autobombo del presidente de Gujarat Narendra Modi, criticado y peloteado según por quien)

Pero, ¡ un momento ! ¿ el presi de Gujarat tiene gabinete de comunicación ? ¿ qué más sabemos ?

No es un equipo de funcionarios, es una agencia norteamericana llamada Apco Worldwide. En 2007  llamado Vibrant Gujarat, pero sobre todo para mejorar la imagen pública de Modi, por $25,000 al mes. Vaya tela, Apco ha trabajado para el dictador de Kazakhstán, Nursultan Nazarbaev, los gobiernos de Malasia e Israel y para el lobby de las tabaqueras norteamericanas; Para los dudosos gobiernos de Azerbayán y Turkmenistán y el hombre fuerte de Nigeria; para diplomáticos y miembros de la seguridad del estado israelí.

Desde que llegó Apco, el dinero conseguido en los summit de empresas americanas para que inviertan en Gujarat saltó a 450 mil millones de $. Pero un análisis de Kingshuk Nag en la biografía de Modi muestra que sólo el 3,2% de esos millones anunciados se han materializado en 2009 y un 0,5% en 2011.

Apco ha presionado a distintos políticos en Washington para conseguir que se revoque la prohibición que se le hizo a Modi de entrar enlos EE.UU. Este veto se le impuso tras la matanza de musulmanes en 2002 cuando Modi era presidente (y como poco no hizo nada por evitarlo).

Pero Modi no necesita a Apco para mentir. Como cuando dijo que su compañía estatal GSPC había descubierto el depósito de gas más grande de India 20 trillones de pies cúbicos, pero luego sól eran 2 trillones y de difícil acceso. Para hacer estas prospecciones, la GSPC dilapidó 2 mil millones de dólares de las arcas públicas. Entre otros muchos chanchullos, también se habla de transacciones a  Barbados.

Testimonio de una superviviente


Termino con un relato de final feliz de Vibhav Ganjapur que este 10 de julió escribió:

Un ejemplo de resistencia, la mujer que aguantó 10 días de diluvio.

Las lluvias del pasado mes son denominadas el tsunami del himalaya en los medios. Hay una historia de supervivencia y aguante. Una mujer, que vive en una ciudad, contra todo pronóstico apareció 10 días después de desaparecer bajo las lluvias en esta zona donde nacen los grandes ríos y cuyos centros de peregrinación atraen a millones cada año.

Asha Nallawar, de 55 años, sobrevivió con galletas una semana. Cinco de sus compañeros de viaje no han aparecido. La funcionaria retirada agradeció al "todopoderoso" ejército indio por su rescate. Había perdido las esperanzas tras caminar 15 km por la zona de la catástrofe, todo destrozado, sin parar de llover y viendo algún cadáver pasar. "No me cambié de ropa del 15 al 24 de junio, sólo llevaba my monedero, ni siquiera el móvil" .

Fue encontrada, por fin, en Haridwar por sus dos hijos en el Ashram (albergue) Lalithamba. Los hijo - Suhas y Arun - junto a su primo Ajay la estaban buscando. Pero Asha había perdido la voz e incluso no recordaba ningún número de teléfono. Pero una chica de Garhwal encontró una tarjeta de visita en el monedero de Asha y llamó al teléfono, que era el del hijo mayor.

"Al no poder contactar con el touroperador los hijos se fueron a buscar a su madre a Delhi (¿?) y cuando casi habían perdido la esperanza, llegó la llamada. Así que cogieron un autobús a Haridwar y empezaron a buscarla  Llegaron a las 9 de la mañana y no fue hasta las 2 de la mañana del día siguiente que la encontraron. Estaba tan débil que tuvieron que llevarla al hospital (el auxilio ha sido en forma de mantas y comida pero pocos médico y pocos medios).

La peregrinación de Asha estaba organizada por Pratap Travels, eran 22 personas, el 8 de junio. "Después de ver el santuario del templo, volví de las primeras. Para subir y bajar iban en un palanquín (palkhi) que llevaban 4 hombres en sus hombros. Como no paraba de llover en un momento dado dejamos el palanquín y me monté en la espalda de uno de ellos. Pero llegamos a un puente que se había caído por la increíble corriente de agua del río Mandakini, allí había mucha gente que no podía pasar". Llegamos a un pueblo cercano y cogimos una pensión pero tuvimos que evacuarla cuando empezaron a caerse edificios en el pueblo que estaban todos a lo largo del río".

Fueron a otra aldea donde miles se agolpaban en las pensiones. Un día llegó un helicóptero pero la avalancha de gente para subirse supuso que algunos murieran, aplastados, en el intento. El helicóptero consiguió despegar y no volvió hasta el día siguiente. Era imposible subir así que decidió intentar volver a pie, después de 15-20 kms, decidió dejarlo estaba agotada y sólo llevaba unas galletas. El terreno era muy peligroso y se veían cuerpos enterrados en el barro. Al final aparecieron soldados que consiguieron rescatar a los que seguían con vida. Como no podía hablar le dio una tarjeta de visita (de su hijo) a una chica que viajaba con ella y que llamó a su hijo.

Nallawar no quiere volver y desaconseja la peregrinación a todo el mundo. Miles acuden al ‘char dhaam’ y también la zona está llena de turistas que se escapan de los calores de sus ciudades. Es difícil calcular el número. La agencia de gestión de desastres emplea a mucha gente, pero cuando llega un momento de acción es inoperativa, ha tenido que ser el ejército el que se ponga manos a la obra.
(Los medios están llenos de imágenes dramáticas del rescate)

No hay comentarios: