30.6.13

Tutorial. Cómo ponerse un lungui (pareo indio para chicos).

Mucha actividad estos días no me deja actualizar el blog con la frecuencia deseada, pero el verano se acerca y con el nuestra vuelta a Calcuta y Kathmandú desde donde os informaremos en directo.

Hace tiempo ya os hablé del showman indio Wilbur Sargunaraj, un payasito divertido que se hace llamar el gurú indio de yotube. En aquella ocasión nos enseñaba a las occidentales a usar una letrina india.  Llevamos mucho tiempo con noticias serias y, de vez en cuando, hay que compensar y mostraros el lado amable de estos duros países. En este desternillante vídeo, Wilbur nos enseña a ponernos el lungui,. el pareo indio, un metro y medio de tela que se cosepara hacer un tubo. Es usado por los hombres de las castas bajas como prenda barata y fresquita para tener aireadas las piernas, y por muchos otros como pijama. Las mujeres van tapadas con 7 metros de sari, o pantalón, pañuelo y camisola, con lo que se cuecen cada día.

Tengo que confesar que yo antes lo usaba mucho (el lungui), salía del aeropuerto y ya no usaba otra cosa en los 2 meses que me tiraba viajando. Hasta un día lluvioso de monzón, en que buscaba algún hotel barato por el laberinto de callejones de Benarés mientras huía de los numerosos buscavidas que intentan llevarse su comisión. Algunos no son pesados, simplemente entran detrás de ti al hotel y antes de que llegues a recepción le dicen al dormido recepcionista que vienes porque ellos te han traído. Pero como yo hablo hindi les el cortado el rollo a más de uno.

Bueno el caso es que un día se me cayó el lungui mientras discutía bajo una lluvia insistente con uno de esos comisionistas -este era de los pesados, tipo lapa sonriente- delante de un hotel, al que intentaba entrar sin compañía. Las risas de la gente que de repente apareció llegaron hasta las fuentes del Ganges, pero al menos conseguí zafarme del pesado que llevaba una hora siguiendo. El caso es que me hice un nudo rápido y en el hotel, quitándome la mochila se me volvió a caer, así que empecé a aprender a anudármelo. Quizás si hubiera habido youtube por entonces habría aprendido con este vídeo, en el que lo importante es reírse, no aprender a vestir.

No hay comentarios: