31.5.13

¿Violación? ¡Tome el dinero y cállese! dice la policía india

Global Voices es una página en la que se publican artículos de blogs relacionados con los problemas sociales, lo bueno es que otros blogueras traducen los artículos. Este tiene ya un mes, escrito por Chirag Sutag y traducido por Lourdes Sada (aunque yo he cambiado algunas expresiones):

"La policía de Delhi, capital de India, ofreció al padre de una sobreviviente de secuestro y violación de cinco años de edad, 38 dólares para olvidar el brutal asalto, desatando la ira en un país que lucha con el aumento de los casos de violación.

La niña de cinco años sufrió una brutal violación durante cuatro días en la localidad de Gandhi Nagar (Delhi), supuestamente perpetrada por su vecino. La niña desapareció el 14 de abril y el incidente se conoció el 19 del mismo mes.

Según las noticias, la familia y vecinos de la niña desaparecida la buscaron por su cuenta durante un día, y curiosamente, el vecino acusado también simuló ayudar en este rastreo. Como la búsqueda no reveló ningún indicio, se interpuso una denuncia por desaparición en la comisaría local de policía el 15 de abril de 2013.

A los cuatro días aproximadamente, cuando aún estaba en marcha la investigación, el padre de la niña escuchó una voz que provenía de una habitación subterránea. En consecuencia, se avisó a la policía que descerrajó la puerta. La niña fue hallada en un estado deplorable y se descubrió que el acusado había huido.

(La niña llegando al hospital entre muchos medios de comunicación. Foto Reuters)
Los detalles de esta violación, como en el mediático caso de la violación colectiva sucedida en diciembre de 2012 son espeluznantes. El examen médico confirmó que la niña sufrió abusos sexuales: en el abdomen de la niña se encontraron una botella de plástico y una vela.

Aun así, los padecimientos de la familia no acabaron aquí. A todo esto siguió la apatía de la policía y las autoridades.

Las informaciones sugieren que se disuadió al padre de la niña de que presentara una denuncia, y se le ofrecieron 2000 rupias (el equivalente a 38 dólares) como compensación por ocultar el asunto.

La gravedad del incidente y la respuesta policial y gubernamental ha enfurecido a mucha gente.

Shuddhabrata Sengupta expresa en Kafila su indignación:

    ¿No debería obligarse a dimitir al comisario de policía de Delhi por este fallo abismal a la hora de enfrentarse al sexismo y por no ser capaz de acabar con el desprecio por el ciudadano que ya resulta claramente endémico en la cultura de trabajo de la policía?

    ¿Podemos rendirnos ante esta rutina diaria de insultos? ¿Cuánto tiempo va a continuar?

Vishal Dadlani (@V1SH4L), un músico indio, tuiteaba el 19 de abril:

    @V1SH4L: ¿A dónde demonios se dirige India? ¿¡Ahora la policía ofrece dinero a los padres de niñas violadas para silenciarlos!? ¡Esos polis se merecen que los cuelguen!

Pritish Nandy (‏@PritishNandy), un periodista indio, hablaba de las bien documentadas prácticas corruptas recordando que:

    @PritishNandy: Recuerden las famosas palabras del juez Mulla: No hay ninguna fuerza criminal en India comparable a la capacidad delictiva de sus fuerzas policiales.

En este otro tuit, recordaba la abúlica actitud de la administración india:

    @PritishNandy: Mamta Sharma, presidenta de la Comisión Nacional de la Mujer dice que no irá a ver a la niña hasta mañana porque hoy es fiesta.

Un tuitero de Delhi (@cyclingsultan) que se describe a sí mismo como «musulmán hippy, sabiosexual, ciclista y sibarita» revelaba un detalle sorprendente de esta historia:

    @cyclingsultan: La policía de Delhi dijo a los familiares de la superviviente a la violación: «Nos dijeron que deberíamos estar contentos de haber encontrado a la niña y que rezáramos por su recuperación».

Rituparna Chatterjee (@MasalaBai), editor de espectáculos, expresaba su consternación ante semejante actitud:

    @MasalaBai: ¿A quién recurres cuando tu policía te dice «da gracias por que la hayan encontrado viva (a la niña violada)»? ¿Qué recursos le quedan al ciudadano impotente?

Para echar más sal en la herida, la niña fue tratada en un mal dotado hospital municipal y sólo la trasladaron a un hospital mejor equipado después de fuertes presiones y protestas públicas. La niña de cinco años se encuentra, según se informa, en estado crítico.

Las mujeres han reaccionado con furia a la salvaje naturaleza del daño físico infligido a la niña.

R sheikh Bawazir (@Lucifer_sam666), arquitecta, educadora y fotógrafa, escribía:

    @Lucifer_sam666: Maten al hijo de puta, qué clase de loco metería una botella de 200 ml dentro de una cría de 5 años, ya no puedo ni llorar.

Mientras tanto, Arunoday Mukharji (@ArunodayM), periodista indio, publicó unos datos alarmantes sobre el incremento del número de violaciones en India:

    @ArunodayM: Delhi 2011: 572 casos de violación. 2012: Los casos de violaciones se incrementan a 706 y los de abusos sexuales a 727. Tememos las cifras de finales de 2013 #Delhirape

Curiosamente, a raíz de la violación colectiva de Delhi, el gobierno indio aprobó varias enmiendas que endurecieron la existente ley contra la violación.

Teniendo esto en cuenta, el tuitero indio Kapil (@kapsology) escribió:

    @kapsology: Anti-rape law ka achaar daal lo jab police hi aisi hai toh

    @kapsology: De qué sirve una ley contra las violaciones si el comportamiento de la policía no es fiable

Desde que se conoció el incidente, se va viendo en los medios sociales un incesante goteo de consternación contra la apatía de la policía y del gobierno indios