21.1.13

1/3 de las violaciones en India son a menores.

Sigue el chorreo de informaciones sobre el tema de las violaciones en India, el debate se ha instalado en la clase media, esperemos que sea el principio de un cambio histórico en la posición de la mujer en la sociedad. Este artículo es de Rafa Gassó desde Nueva Delhi:
(Foto. Protestas en Delhi contra la violencia contra las mujeres)
Una de cada tres violaciones en India tiene como víctima a un menor, según datos facilitados por UNICEF. Así, anualmente, serían agredidos alrededor de unos 7.200 niños, incluyendo bebés.

Sólo en 2011, la Oficina Nacional de Registro de Crímenes, dependiente del Ministerio del Interior, informó de un total de 33.098 denuncias por delitos contra la infancia, lo que supone, destaca UNICEF desde su sede en Nueva Delhi, un "alarmante" incremento del 24% con respecto a las cifras de 2010. El Ministerio del Interior indio resume el aumento de agresiones sexuales a menores en un "significativo" 30%.

El último caso, como casi todos los últimos de violencia sexual en India, se destapa hoy a raíz de la masiva y creciente movilización y sensibilización popular contra las violaciones, que, en un país como éste, parecen formar parte de un macabro ritual exento hasta ahora de castigo.

Aunque este nuevo caso se hace público estos días gracias a la prensa, ocurrió el pasado mes de agosto en Sikar, una localidad en pleno corazón del Rajastán, un estado que, irónicamente, se vende como la 'India más auténtica' en cualquier programa turístico europeo.

La víctima, una niña de apenas 11 años, habría sido secuestrada en una parada de autobús por seis hombres que la violaron destrozándole sus partes íntimas. Desde entonces, ha tenido que ser sometida a seis cirugías mayores y ocho procedimientos quirúrgicos menores, y aún sigue debatiéndose entre la vida y la muerte en un hospital de Jaipur.

Los familiares aseguran que los verdaderos agresores –aunque en su día fueron detenidas seis personas- están en la calle. Y apostillan: "Por buenas conexiones con la policía". A pesar de la brutalidad de la violación, claman: "La policía no registró el incidente hasta un día después". Y sólo debido a la presión de los vecinos, que no tardaron en salir a la calle para protestar.

Violaciones horribles

Los médicos, recuerdan desde Jaipur, recibieron "horrorizados" el cuerpo de la niña. "Tenía un desgarro peritoneal completo", explican. De tal modo, el equipo de cirujanos tuvo que utilizar una parte de su intestino para "fabricar" un nuevo recto, así como construir un canal alternativo para el paso de las heces.

Ahora, cuenta un miembro de su familia, la niña ha dejado de reaccionar. "Al principio tenía miedo de las inyecciones, ahora ni reacciona. Su capacidad física y mental ha ido empeorando".

Con todo, no se pierde la esperanza. "Hacemos todo lo posible para ayudarla. Su caso nos ha afectado personalmente mucho a cada uno de nosotros", concluye el doctor L. D. Agarwal, quien ha dirigido el equipo de cirujanos desde entonces.

1 comentario:

Marco dijo...

Terrible y necesario testimonio, gracias amigo por compartir, nos vemos prontito.
Los viajamundis, un beso grande