17.6.12

Atrapadas en el algodón.


Según un informe elaborado sobre el trabajo que realizan las niñas y adolescentes en las empresas textiles de la India, por una ONG, se ha puesto en marcha la campaña Clean Clothes (ropas límpias) para denunciar las condiciones de esclavitud en las que viven miles de niñas y jóvenes de 14 a 20 años. El informe "Atrapadas en el algodón" pretende concienciar al mundo consumidor de prendas de marca la trayectoria de estas prendas caras que adquirimos en tiendas de lujo de toda Europa.

La mayoría de las jóvenes y niñas que entran en las empresas textiles en la India pertenecen a la casta dalit (intocables, harijans), la casta considerada más baja de la India. Esta casta está considerada impura y solo se puede dedicar a trabajos marginales con pagos muy bajos, como limpiadoras, lavanderas, vendedoras callejeras, etc. Las chicas son atraídas con la promesa de una vida mejor. Les ofrecen alojamiento y comida en las propias factorías textiles y algunas son empujadas por sus propios padres ante la promesa de un sueldo que solo cobrarán al termino del contrato. Trabajan 72 horas semanales en condiciones insolubles con una paga de 0,88 al día que les será abonada al término del contrato que puede ser de tres a cinco años. Este dinero les sirve luego para pagar la dote para casarse, pues en el matrimonio encuentran el futuro que no tienen por su casta más baja.

Las empresas textiles del estado de Tami Nadu del sur de la India suministran sus productos a grandes firmas internacionales entre las que se encuentran las españolas, El Corte Inglés, Inditex (Zara) y Cortefiel.  El pago de una dote para contraer matrimonio se prohibió en la India hace varias décadas pero sigue siendo práctica muy corriente sobre todo en zonas rurales y más pobres. En las condiciones de total miseria en que se encuentran muchas familias, la oferta de tres comidas diarias  y un salario que les permite tener dote para poder casarse es para estas niñas una opción atractiva.

Para  realizar el informe "Atrapadas en el Algodón" han entrevistado a más de cien empleadas y han constatado que esta red de empresas textiles tiene 24 centros con una producción de seis millones de prendas al día de ropa interior y otros seis millones de ropa de calle, faldas, vestidos, pantalones, etc.

Durante la presentación en Madrid de los resultados de Inditex 2011, un periodista de la televisión francesa preguntó al presidente de la compañía porque se toleraba el trabajo de sus prendas con la explotación de niñas de 14 años, a lo que respondió que estas preguntas eran "improcedentes y fuera de lugar". La población de la India con casi 1.200 millones de habitantes, pronto superará a China, por lo que la lucha por la supervivencia hace que afloren estos tipos de explotación dificil de controlar. Las grandes multinacionales solo ven los números de sus ganancias y el factor humano queda "fuera de lugar".

Escrito por perfumada, aquí.

No hay comentarios: