8.5.12

¿ Cuánta gente pasa hambre en el mundo ?

La FAO escribía en su página en 2009:

La cifra de hambrientos se incrementó desde 825 millones de personas en 1995-97, a 857 millones en 2000-02 y 873 millones en 2004-06. La FAO revisó sus estimaciones provisionales para 2008, que bajaron de 963 a 915 millones, debido sobre todo a un suministro mundial de alimentos mejor de lo esperado.

Las cifras de la FAO sobre el número de hambrientos en 2009 derivan en parte de los estudios realizados por el Servicio de Investigación Económica (ERS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA). Sus expertos analizaron el porcentaje del incremento de las víctimas del hambre en diversas regiones debido a la crisis económica mundial en 2009. Aplicar estos incrementos a la cifra revisada de la FAO para 2008, supone añadir cerca de 100 millones al número total de personas hambrientas. Por ello está previsto que esta cifra aumente de 915 millones en 2008 a 1 020 millones en 2009.
Profesoras de mi querido Tara School, almorzando su té y pan con mantequilla.
Desde entonces 3.4 millones de personas han firmado su campaña que insta a los gobernantes a ayudar a acabar con el hambre en el mundo (la FAO estima que valdrían 12.000 millones al año, este dinero se le ha dado en España sólo a un par de las Cajas de Ahorro que han sido "rescatadas" en el mundo se inyectó mucho más en el sistema financiero tras la crisis de los bonos basura).

Pero este número tan redondo de personas hambrientas (one billion, en inglés) se está cuestionando. Desde expertos en políticas alimentarias de Oxfam al alto comisionado de Naciones Unidas "Committee on World Food Security". Parece que antes estaba basado en un cálculo de las calorías en la dieta, pero este año la FAO en su nuevo informe de octubre tendrá en cuenta otros factores como la ingesta de proteínas, vitaminas, minerales... o el porcentaje del presupuesto de cada hogar gastado en comida.


¿ Cómo calcular algo tan grande ? ¿ Cómo prever la evolución del hambre en el mundo ? Hasta ahora se usaban modelos de estimaciones de la previsión de las cosechas, que no siempre se cumplían. Pero el hecho de que un año la climatología aumente la producción total de vegetales en el mundo, no quiere decir estos estén a disposición de la población. Ni se puede adivinar su comportamiento, parece que mucha gente recorta antes en médicos o educación, que en comida. Y cuando suben los precios, compran menos proteínas (carne, pescado, legumbre...) que son más caras que los hidratos (arroz, trigo, mijo...). Por ejemplo en las chabolerías de Nairobi, tras el subidón de los precios en 2008, la gente no sólo disminuyó el consumo de carne y pescado, o el gasto en medicinas, hubo quien tuvo que rebuscar en la basura, robar, destilar alcohol o recurrir a la prostitución, añadiendo más problemas sanitarios todavía. ¿ Cómo conseguir que el modelo refleje la realidad ?


Hacer más y mejores encuestas supone un coste que los dirigentes deberían asumir, aunque no parece que a los dirigentes les preocupe demasiado los pobres de la Tierra. Esto supondría un compromiso constante y a largo plazo. Y los donantes potentes como gobiernos occidentales y organismos occidentales cada vez funcionan más en plazos cortos. Desde Acción Contra el Hambre detectaron que iba a ocurrir la última hambruna en el cuerno de África. Pero por mucho que se afine el modelo al final falla pasar los datos a políticas efectivas.
El caso es que no se sabe qué datos recoger y como interpretarlos para conseguir una cifra real. Pero conseguirla podría  ayudar a mejorar los sistemas de asistencia dirigiendo la ayuda a donde sea más efectiva.
(fuente)

1 comentario:

Neogeminis dijo...

¿cuántos son?...muchísimos!...demasiados!
Esas cifras resultan inabarcables para la mente y el corazón.
¿Será posible ponerse una meta para ir combatiendo algo tan enorme como el hambre mundial?
Seguro que no será posible dentro de este modelo de injusticias y desequilibrio distributivo.

Un abrazo.