12.3.12

Bicicleting llega a Calcuta

Javi es un madrileño que lleva 526 días y 19.000 km recorridos por Asia con su bicicleta, le conocimos cuando coincidió en el Tíbet con los amigos de viajamundeando. Tras unas semanas en Bangladesh ha vuelto a la India y estas son sus impresiones y algunas de las excelentes fotos que podéis ver en su web, bicicleting:
Entrada  la noche llego a Calcuta. Aunque todavía no dormida la ciudad, hay señales de que horas antes la vida en las calles tuvo que ser muy diferente.
No me cuesta encontrar un puesto donde comer y me acuesto  imaginándome que es lo que me encontraría al levantarme por la mañana cuando la famosa ciudad de Calcuta funciona a todo motor, una vida muy diferente a la de  la noche que es cuando la ciudad para a darse un respiro hasta el día siguiente.
Me cuesta dormir por el ruido del ventilador que parece que en cualquier momento va a despegar y los mosquitos, aunque en mucha menos cantidad que en Dhaka, siguen celebrando los banquetes justo debajo de mis tobillos.
Me levanto y el ventilador sigue ahí. Por debajo de la puerta entra la única señal de que afuera es de día.
La habitación donde me alojo es un zulo sin ventanas y esa luz blanca me avisa de que fuera ya se ha dado el pistoletazo de salida, y sin esperar más, salgo rápidamente a la calle a ver que me encuentro.
¡Buenos días Calcuta!
El sol calienta fuerte, el incienso ya arde en las tiendas, las bocinas de los coches ya están al rojo vivo, las vacas están buscando comida en la basura y los hornos fuera de los restaurantes no paran de sacar chapatis. Comparado con Dhaka todo parece tranquilo y aquí es mucho fácil pasar desapercibido.
Calcuta es una de esas ciudades en las que es mejor dar rienda suelta a la imaginación, pues son tantas las historias que han salido de esta ciudad, que es difícil no imaginársela de alguna manera.
La vida no transcurre escondida tras una puerta, y la calle es el escenario de la vida de muchos de sus habitantes…
…una película llena de color…
…donde no es muy difícil imaginarse su banda sonora…
..ni su escenografía…
Podría encontrarme en otra época, con diferentes escenarios pero historias parecidas…
Desgraciadamente la pobreza tiene un importante papel en el guión…Es como estar en una película. Una película compleja pero que al mismo tiempo parece transcurrir con mucha normalidad. Y a pesar de las adversidades, se puede respirar un ambiente feliz…

No hay comentarios: