23.2.12

Sadhus detenidos por vender marihuana en Kathmandú.

(Las fotos son de Bijay)
 El cannabis indica que se cultiva tradicionalmente en Asia, no es tan fuerte como el sativa americano.    El cannabis rudelaris se usa para elaborar tejidos, sogas...      La tradición oral cuenta que Shiva fumaba pipas (chillum) de cannabis (charas) y con esta excusa muchos renunciantes (shadus, babás, swamis...) lo usan para colocarse.   En India hay tiendas con permiso oficial para vender marihuana y derivados en forma de galletas (bhang biscut) o batidos (bhang lassi).    En algunas ciudades te ofrecen el batido bajo el nombre de special lassi -igual que te ofrecen cerveza como special tea en los lugares que no pueden vender alcohol legalmente.   India ha recibido tradicionalmente turistas que venían a probar cannabis y opio en distintas variedades, mayoría en los 60 y 70, y cada vez menos.  Por eso muchos tienen el cliché que todos los guiris son drogadictos (y las guiris, putas gratis).   Y alrededor de la demanda y de que el producto está prohibido hay toda una industria que mueve bastante pasta (como en todo el mundo, vaya).  

 Los menudistas del tema siempre han sido chavales sin futuro, y renunciantes sin pasado que rompían sus votos de pobreza al grito de "No problem, my friend. India everything is possible."  Y te invitan diciendo ¡ Boom shankar ! Empieza la negociación.. Pero sí problemo, porque la extorsión policial ha llegado a meterse en las habitaciones de los hoteles tras un chivatazo pertinente, y en ese momento se  acabó tu viaje, amigo.  Hay trenes que son conocidos en las guías porque la policía te registra y tú piensas ¡ Qué exageraos ! Eso habrá pasado puntualmente. Pues van y te registran.

El caso es que una de las estampas habituales en India (y Nepal) son los renunciantes con sus rastas, cuerpo polvoriento y su pipa de hachís.  Ellos pueden, tú no.   En la romería del dios Jagannath de 2005 me mezclé con 1.000.000 de enfervorecidos seguidores, los más happy, inquietos y dicharacheros, sin duda, eran los Hare Krishna que no paraban de tirarle pellizcos a unas bolitas de mazapán cannábico.
Cariño, espera un poquito que me dé el colorete.
Esta semana se está celebrando el Maha Shiva Ratri en todo el mundo hindú, también en Kathmandú y en su barrio de Pashupatinath, conocido por su crematorio en las orillas del río Bagmati, y sus atrapa-turistas disfrazados de santones.

El festival celebra ¡ cómo no ! una boda, la de Shiva y Parvati. Aquí podéis saber más (en inglés) y aquí unos mantras que se cantan para la ocasión. Aquí una corta noticia de  agencia (EFE) en castellano.

En lo que parece una operación publicitaria y un aviso a navegantes, la policía nepalí ha roto una tradición milenaria y ha detenido a 40 personas y a varios de estos personajes por posesión de estupefacientes, aunque la cantidad incautada era demasiado pequeña (¿ se la habrán quedado ellos ?).

El inspector Kapil Bohara de la comisaría de Gausala dice que tienen 100 policías secretos vestidos de paisano, por toda la zona para acabar con este negocio en estas fechas tan señaladas.   La afluencia de fieles es tal (estimada entre 6 y 8oo.ooo) en estos días que 4.000 policías trabajarán por su seguridad junto a 5.000 voluntarios y un número indeterminado de soldados.  Unos 3.500 shadus acuden desde Nepal e India.    El templo se abrió a las 3 de la mañana el lunes (recuerdo que los infieles, no pueden entrar).   Umesh Kuinkel, el coordinador de la seguridad dice que el templo está limpio, que hay puntos sanitarios, urinarios públicos y furgonetas con antenas de teléfono para que a nadie se le atasque el móbil.    Nadie tendrá que esperar más de 30 minutos de cola para entrar, añade.
Extra un vídeo sobre Pashupatinath (en inglés):

No hay comentarios: