12.2.12

Pokhara ¿ aeropuerto internacional ?

El aeropuerto de Pokhara en 2005, foto sacada de google.
Pokhara es la segunda ciudad más visitada de Nepal,  está cerca de los Annapurnas y desde allí se pueden hacer cientos de trekkings de distintos niveles. Ofrece alojamientos cómodos en torno al lago Phewa, un lugar tranquilo frente al frenético Kathmandú. El aeropuerto de Pokhara se inauguró en 1958 y desde entonces pequeños aviones la conectan con Kathmandú y algún punto más del país. En 1977 se anunció por primera vez que se quería remodelar para que pudiese recibir vuelos internacionales. Ahora, 35 años después, se ha vuelto a hacer el anuncio y se han reservado 750.000 € para construir la nueva pista que recibiría aviones de medio recorrido (India y China). El aeropuerto costará, en principio, 130 millones de €. La T4 de Barajas costó 6.200 millones de euros, 5 veces el presupuesto inicial, y casi 50 veces el presupuesto nepalí para este posible nuevo aeropuerto. El crédito para la construcción lo va a dar el gobierno chino así que deberá ser construído por una empresa china, esté asociada con una nepalí o no. China quiere contrarrestar la influencia india en Nepal a base de dinero para proyectos que mejoren la escasa comunicación entre China y Nepal dificultada por los picos del Himalaya. A cambio consigue mayor influencia política para presionar a los refugiados tibetanos y contratos y exportaciones para sus empresas aunque Nepal es tan chico y pobre que esto es lo de menos.


Mientras la vida continua en Nepal, con escasez de gasolina y gas para calentarse. Huelgas varias, cierres y saqueos de los camiones de reparto de butano, que ahora van escoltados por la policía.  El invierno no es excesivamente duro en la mayoría del territorio, pero la población no está preparada ni tiene recursos para pagar calefacción, en las zonas rurales siempre tienen un fuego encendido en casa para templarla y cocinar, pero en las zonas urbanas muchas familias se calientan quemando la basura a la puerta de casa, plásticos incluidos, añadiendo un extra al espeso aire contaminado de Kathmandú. Además hasta las lluvias de primavera los ríos no llevan agua suficiente para generar electricidad y los cortes en la capital son de 16-18 horas diarias. La luz llega  unas pocas horas a cada barrio sigiendo, supuestamente un horario, loadshedding schedule, que obliga a las gentes de Kathmandú a reorganizar su vida para aprovechar sus aparatos eléctricos (calentadores de agua, cargadores de móvil -todo el mundo tiene móvil...) Los hoteles y los pudientes tienen generadores de gasóleo que meten mucho ruido y contaminan más, también se ven bastantes placas solares que consiguen templar un poco el agua y encender alguna bombilla de bajo consumo.
Sushila, participando en la ceremonia de su familia, las mujeres a un lado.

En mayo termina el plazo para que los políticos consigan firmar la nueva constitución del país, ya sin la monarquía, y ya han pedido el enésimo aplazamiento -bueno, sólo 14- que el constitucional ha denegado. Lo suyo sería convocar nuevas elecciones, pero el partido que más votos tuvo en las últimas, el partido comunista-maoísta, se niega porque sabe que desde que está en el gobierno ha perdido mucho apoyo de sus bases.

Melina, contemplando a su madre encender el fuego en una ceremonia de casta en noviembre de 2010.
Sus bases era el pueblo más humilde, los sin casta y los guerrilleros que consiguieron derrocar el antiguo régimen tras años de guerra civil. Ahora estos se están reintegrando en el ejército regular o recibiendo una compensación de retirada voluntaria (entre 5 y 8000 euros).  Pero en Nepal cada vez que se mueve dinero estatal es más el que se desvía que el que llega a su destino final. Se acusa al gobierno maoísta y a los altos dirigentes de su ejército de liberación del pueblo (people's liberation army o PLA) de hinchar las listas de indemnizados para quedarse con sumas ingentes de dinero (en los bolsillos de sus dirigentes, no en las arcas del partido cuyo presupuesto es de 5 millones de euros anuales). Se habla que han desaparecido en el proceso 30 millones de euros.

No hay comentarios: