17.2.12

India, 4º país más peligroso para una mujer.

 Hay noticias que no me gustaría contar, pero me debo al carácter de denuncia social que tiene el merengue, sacada de aquí y si queréis investigar aquí hay más (en inglés):

Tiene dos años y ya se ve obligada a luchar por su vida. Se llama Falak ('cielo') y hace tres semanas una joven la rescató de la calle y la llevó al hospital en un estado casi inconsciente, informa El Mundo.es.
Tenía graves lesiones y contusiones en la cabeza, los brazos fracturados y marcas de mordeduras humanas en su pequeño cuerpo.
Su caso, que ha provocado un auténtico revuelo en los medios del país, ha hecho reaccionar al ministerio del Interior indio.
"Este ha sido uno de los mayores escándalos sexuales que involucran a menores, prostitución infantil y venta de mujeres para el matrimonio", declaraba Raaj Mangal Prasad, director del Comité de Bienestar Infantil de la India.
"Estamos ante un caso clásico en el que la magnitud del maltrato a personas ha salido a la luz".
Ante esto el ministerio del Interior de India declaró que revisará los informes de la policía y considerará tomar medidas. Además, la pequeña Falek reavivó el debate nacional de dos graves problemas en India: el abandono de bebés y la compra-venta de mujeres.
India es considerado el cuarto lugar más peligroso del mundo para las mujeres, detrás de República Democrática del Congo, Afganistán y su vecino, Pakistán, según un informe de Trustlaw.
Según el estudio, 100 millones de mujeres y niñas están involucradas en el ejercicio de la prostitución y 50 millones "desaparecieron" el siglo pasado debido al feticidio e infanticidio femenino. Además casi el 45% de las niñas son obligadas a contraer matrimonio antes de alcanzar la mayoría de edad.

La pequeña está muy mal
"El estado de la pequeña Falak es crítico" declara el doctor Sumit Sinha, del Instituto de Ciencias Médicas de la India, reduciendo así las esperanzas de que la pequeña sobreviva. Habla también de un posible "daño cerebral permanente".
Su madre, de tan sólo 14 años, aseguraba al Comité de Bienestar Infantil en Nueva Delhi, antes de ser ingresada en un centro psicológico, que abofeteó y mordió a su hija porque "no paraba de llorar". Según su versión, el bebe resbaló y la caída le provocó las heridas.
Una historia que el personal médico tacho de inverosímil. "Mi opinión personal es que no se ve como un simple caso de lesiones por una caída", advertía el doctor Deepak Agarwal, neurocirujano del hospital.
Sospechaban además que esa mujer no era la verdadera madre biológica de la pequeña, motivo por el cual las autoridades iniciaron una investigación. El vicecomisionado de la Policía del Sur de Delhi, Chhaya Sharma, formó cinco equipos para recorrer el país y encontrar a la verdadera familia de Falak.
Lo consiguieron: localizaron a Munni, su supuesta madre biológica, de 22 años, en el estado de Rajastán, al oeste del país. Su historia también evidenciaba la trágica situación de las mujeres en el país. Fue abandonada por su primer marido y vendida cuando tenía 16 años a un joven de un poblado de Rajastán, añadía Sharma. Estaba valorada en 6.000 dólares, según 'The Times' de la India.
Todas estas investigaciones, que desembocaron en una supuesta red de tráfico humano, aumentaron la indignación entre la población india y las autoridades, lo que ha generado una serie de cuestionamientos en materia de abandono infantil, explotación y maltrato a niñas y mujeres en la segunda nación más poblada del mundo.

No hay comentarios: