24.12.11

La educación tibetana de Matshuzo.

Matshuzo.
Hoy os presento "Pensamientos desde un Río Silencioso"el blog de Matshuzo, una chica tibetana nacida en India porque sus padres están exiliados, como tanta gente desde la invasión del Tíbet en 1959 por el gigante chino déspota e implacable.  Desde entonces la cultura tibetana está perseguida y el gobierno facilita el asentamiento de población china de otras regiones para que los tibetanos queden, poco a poco, en minoría en sus propias tierras.  Matshuzo tiene la suerte de haber estudiado y vivir una vida desahogada, tiene un blog muy chulo con fotos espectaculares, escrito en inglés fluido. Pero, al contrario de mucha gente de clase media-alta en India -que viven en su burbuja consumista y desprecian las clases (y castas) bajas, Matshuzo -que vive en Nepal- tiene gran sensibilidad por l@s desfavorecidos, por la mujer, la infancia...El hecho de no poder vivir en la tierra de sus padres le da una visión crítica de los poderosos, los gobiernos... Os traduzco parte de una entrada (post o cuelgue) suya para que veáis cómo piensa una persona así -lo cual no implica que yo subscriba todo lo que ella dice:
Pokhara (en nepalí se pronuncia pojara), el lago Phewa.
Mi vida puede parecer interesante, soy una estudiante nacida en Dehradun India y criada en Kathmandu, Nepal. Mi identidad gira en torno a estos 3 países el Nepal, la India y, sí, el Tíbet. Soy de una familia normal khampa (ndt: no sé si es una casta o una etnia) que venera al Dalai Lama. Me acuerdo cuando era niña mi padre y mi madre me dijeron "Kundun -en estos países además del nombre "oficial" las personas tienen un nombre "familiar" que le suele poner un tío, ndt- recuerda siembre que todo lo que tenemos los tibetanos es as su alteza el Dalai Lama, considerale tu dios, tu maestro, tu padre, quiérele y respétale como tal. Estas palabras las entendí cuando tuve una audiencia con el Dalai Lama en Sonada, Darjeeling en la escuela. Yo me reía y jugaba mientras esperaba en la cola para recibir su bendición, su sonrisa me impactó. Entonces sólo vi a un hombre vestido de rojo con sus manos juntas, y de repente, me puse a llorar sin entender nada. Ahora cada vez que me acuerdo de él sonrío y entiendo a mi madre y mi padre. Y me pregunto si soy una buena tibetana en esta sociedad. ¿ Lo seré ? Nuestr@s profes tibetanos nos enseñaron a aprender, hacer el bien y conseguir el respeto de los demás, les tibetanes debemos ser dar ejemplo como buenas personas. Niñes, sabed que sois las futuras semillas del tíbet. Y todes asentíamos.
Un niño jugando con el rosario budista de Matshuzo. Su padre dio por saco pidiendo dinero por la foto.
Este niño le pedía insistentemente 5 rupias ¿ Para qué ? Para un chicle, please.
Kirti una niña de 7 años que le enseñó todo su pueblo a Matshuzo.
Un niño en la escuela pública, no se atrevió a hablar.
Los niños se bañan aunque haga frío.

Una excursión típica en Pokhara es  al templo japonés, esta niña vive al lado.
Pero ¿ qué ha sido de estas semillas del Tíbet hoy ? ¿Cuáles son las nuevas semillas en este siglo 21 ? No podemos olvidar esta responsabilidad.  Y no dejo de pensar en esto en cada ceremonia, fiesta con mi gente. Y me desanimo pensando que las semillas no hemos llegado a germinar. Y me pregunto ¿ qué hago en un país libre donde puedo, movilizarme por la liberación de mi país y cuando quedan tantas puertas por atravesar para hacer escuchar nuestra verdad ?  Y llega el tiempo de pasar estas ideas a la nueva generación y me duele pensar que esto es una carrera de relevos sin final. Cuando veo a la gente que lleva camisetas, gorras, bolsas con eslóganes por la libertad en el Tíbet en medio de la multitud. Me gusta, pero ¿ servirá para algo ? ¿ o la cosa no pasará de ahí ? Es importante saber quien eres y no quedarte en unos rezos, en una camiseta reivindicativa. Si ya tienes un puesto en la sociedad ¿lo has aprovechado para hacer para tu país ? Si no es así, es tiempo de cambiar. Nunca deberíamos olvidar que somos ciudadanos de segunda y que tenemos una responsabilidad como exiliados.

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Ka, cada días nos abres -por lo menos a mí- una nueva ventana hacia algún precioso y lejano rincón de nuestro maravillosos mundo.
Gente, lugares, costumbres e historias que tal vez conozcamos muy superficialmente -o ni siquiera eso- se nos muestran bien de cerca a través de la gentileza de tus traducciones tus notas y tus enlaces.
Te lo agradezco mucho. Además en tus post se adivina toda tu sensibilidad y tu sincero interés por al gente y eso es digno de elogio. En una sociedad "ombliguista" y egoísta eso vale oro!

Te mando un abrazo fuerte y espero que estas fiestas sean la oportunidad para acercarnos con sinceridad y afecto a nuestros semejantes.

ka dijo...

neo muchas gracias por tus palabras! tras 4 años viviendo ashá en asia y contándolo en directo me parecía que hacer de reportera en la lejanía igual carecería de interés... no es fácil encontrar testimonios interesantes en la blogosfera, lleva mucho tiempo y siempre queda la incertidumbre de que como tú no has sido testigo directa, quizás estés informando de forma inexacta...
en fin, es tanta la huella que dejaron esos países en mi que no puedo dejar de pensar en todas las personas que conocí, el seguir con el blog no es más que un homenaje a tanta gente que no ha tenido la suerte de muchas de nosotras, ser libres para equivocarse...
un fuerte abrazo con alguna caloría de más, jiji