8.11.11

Terra incognita

Cuando hace medio año incluía en este blog el poema de benedetti hurgadores no era porque sí.   He conocido mucho y es una gente que no tiene presente ni pasado ni nadie que les escuche, son puros supervivientes y necesitan que alguien cante a su gesta. Muy pocas de las que leemos esto seríamos capaces de vivir como ellos. Nadie le da voz a los sin voz. ¿Nadie? Bueno hay mucha gente que se preocupa por ellos activa o pasivamente pero en este mundo sólo lo masivo sale en los medios. Pero hay mucha más información que nunca disponible es cuestión de paciencia y saber lo que quieres. Así puedes encontrar documentales como este, sobre una familia india que recoge basura en Benarés. Son recicladoras con patas y Vanessa Escuer ha realizado un docu fantástico sin amarillismos, sin caridades sin exagerar, ni relativizar, con sensibilidad y cariño pero sin ser proteccionista ni sermonear, una realidad reflejada en imágenes y silencios en palabras y colores. Un guión posible sería este:

 ¿ Conoce a los recogedores de basura?
-No, no lo sé ¿ dónde están ?
-supongo que fuera de la ciudad. ¿para qué qiere saberlo ?
-no, no tengo ni idea.
(Nadie los conoce ni quiere saber nada de ellos en el barrio)

Mi nombre es Ibrahim, por la mañana me levanto a las 4 y voy acoger basura. Después de trabajar vuelvo a desayunar. A veces hay desayuno, a veces no. Recojo papeles, plásticos, piezas de hierro... este tipo de cosas. Regreso a casa a las tres. Me lavo, como algo y después vuelvo de nuevo a recoger más basuras. Gano unas 15-20 rupias al día. Si no consigo ganar algo mis padres se enfadan y me pegan. Mi padre tiene un problema de estómago y no puede trabajar mucho.

Mi nombre es Purbha Shek. He sufrido mucho en mi vida. Desde que tenía 16 trabajo conduciendo un riska en Vanarasi. Tengo un problema de estómago. Me ingresaron en el hospital mes y medio. Estuve crítico, a punto de morir. A veces gano 50 a veces 100 a veces nada. El alquiler del riska vale 40 al día , la chabola 400 al mes: Cada día debo pagar el alquiler antes que comprar comida.
-Con mi mujer peleo a menudo porque no tenemos dinero. Tengo que mandar a mis hijos a trabajar. A veces incluso me veo obligado a pegarles para que vayan porque gano muy poco, necesito que ellos también trabajen.
- No soy feliz. Si el cabeza de familia está enfermo y no puede trabajar, entonces ¿qué pasará? La familia se hundirá en la miseria. No tengo los medios para darle una educación a mis hijos. si mis hijos no cuidan de mí en un futuro, ¿qué puedo hacer? Ni siquiera puedo hacer nada por mi mismo en esta vida. Mi único deseo en la vida es poder tener un lugar para vivir. Si no puedo darle un hogar amis hijos mi vida carece de sentido.
Me llamo Jahima, tuve ocho hijos uno de ellos murió en el parto. Mi padre no tiene casas ni tierras. Somos pobres. Mis hermanos y yo crecimos con mucho sufrimiento. A los 12 años me casé y vine a vivir a Benarés. Cada día me levanto a las 4 y voy a recoger papeles entre los escombros. Plásticos... cuando acabo regreso a casa a las 9 ó las 10. Si tengo harina en casa hago pan para mis hijos, si no comemos arroz de la noche anterior, tengo un horno de arcilla, lo uso para preparar té, pan, arroz...Vegetales, patatas, espinacas, coliflor, berenjena y ladyfingers. Una vez al mes comemos pescado. Vivimos aquí hace 8 años. Hace unos años enfermé mentalmente, mi marido no podía trabajar mucho por problemas de salud. Eso derivó en tensión económica y me volví loca. 
-Hace 4 meses tuve una recaída. Cuando siento que enfermo de nuevo me voy a mi aldea con mi padre, me quedo un mes y luego vuelvo. No tenemos dinero para mi tratamiento, así que acudo a mi padre para que me ayude y luego vuelvo aquí. grabación, producción, fotografía, guión y pospro: Vanessa Escuer de la peque ong semilla para el cambio

4 comentarios:

Neogeminis dijo...

Aquí hay gente que vive de la basura -adelantándose al camión recolector municipal- pero no se llega a ese estado de desprotección y miseria.
Es terrible. Desolador. Espantoso.

Un abrazo

Ángel Iván dijo...

Seguro que has tenido ya ocasión de leerlo pues en Madrid hay cola en los contenedores de basura de los supermercados para coger los alimentos caducados y se dicen que ya son controlados por ciertas mafias que les cobran por buscar en esa basura.
El cartón vuelve a ser negocio y se lleva a niños pequeños para que se cuelen por la boca de los contenedores y que saquen el cartón para venderlo -no te imaginas que cabreo tienen los ayuntamientos, pues eso era dinero para ellos y ahora no recaudan nada o la décima parte-.
Y esto mismo no solo pasa en Madrid.
Un besote.mol

ka dijo...

Neo: sí, con el sistema actual las diferencias entre ricos y pobres no hacen más que aumentar. No se cómo será esto en tu país, dicen que está creciendo económicamente, pero ¿ y socialmente ? ¿ es un crecimiento justo ?

ka dijo...

A I:
No sabía que había llegado a tanto la situación, siempre hay miserables violentos que la imponen a los no violentos y es difícil evitarlo sin violencia. Lo de los cartones no sé exactamente cómo funciona, había oído que se lucran empresas privadas papeleras porque obtienen materia prima gratis, no sabía que pagaban algo por ella a los aytos. Me parece bien que ese dinero vaya a gente que lo necesita y se lo trabaja, pero fatal que usen niños y que el sistema no les ofrezca otras alternativas.