5.10.11

Líder maoísta asesinado por el estado.

kishanji
En India todavía quedan guerrillas utópicas de izquierdas. En Nepal han conseguido llegar al gobierno, en India no son más que un grano en el culo. En zonas del interior de Bengala Occidental, Chatisgarh, Jarkhand, Bihar tiene feudos y partidarios entre los desposeídos (dalits y adivasis) sometidos por el sistema de castas a siglos de opresión.  Y como no tienen nada que perder se lanzan en una lucha de David contra Goliat. Un Goliat un poco cantinflas y tramposo también.

El 2-11-2008 cuando todavía gobernaban los comunistas, los maoístas pusieron una bomba en la carretera que iba a transitar el jefe del gobierno (Buddha) sin alcanzarle -pero sí un coche escolta con 6 policías heridos-, la policía se dedicó a torturar a los paisanos de los pueblos cercanos y hasta acusó sin pruebas a unos muchachos que vivían por allí cerca. Esto llevó a una rebelión del pueblo en Lalgarh, donde los maoístas mataron y echaron a la policía y demás representantes del estado "democrático". El ejército tuvo que montar una operación de 12 días para acabar con una rebelión que pedía alimentos a precios asequibles, agua limpia y profes para las escuelas.

En 2007 el gobierno comunista envió a miles de policías para sacar a gente humilde de un pueblo, Nandigram, e instalar un complejo industrial de un grupo inversor indonesio. Los maoístas capitalizaron la resistencia junto a las familias del pueblo. La policía mató a 14 personas.

Luego el gobierno bengalí cambió, en mayo 2011 tomó el poder un partido local, el Trinamool. Hace menos de un mes unos enviaron una comisión negociadora y apalabraron una tregua con los maoístas. Ambas partes prometieron cesar sus acciones armadas. Pero el gobierno Trinamool había empezado a reclutar maoístas desencantados como topos dentro de la organización ofreciéndoles trabajo (dentro de la policía contra la que luchaban).

Deepa Rao, sobrina de Kishanji.
Y dentro de esa tregua se ha cargado a uno de los líderes guerrilleros más buscados, Kishanji, conocido como el zorro astuto de Jungle Mahal. En un supuesto encuentro en que la policía ha disparado en defensa propia pero que resultan ser emboscadas y asesinatos a sangre fría impunes por la connivencia entre los poderes ejecutivo y judicial. Su cadáver ha sido reconocido por una sobrina que llevaba 30 años sin verle, un bombazo mediático. Se da la circunstancia que Kishanji se había distanciado de la cúpula maoísta porque en las elecciones había apoyado abiertamente al partido Trinamool que le ha matado. También le echaban en cara lo mucho que le gustaba salir en los medios en la insurrección de Lalgarh. Kishanji había estado activo desde 1994 y había participado en la defensa de Nandigram.

 El politburo o comité decisorio de los maoístas indios (PCM) sigue intacto, y en la clandestinidad. Son el secretario general del partido, Ganapaty, el jefe de la comisión central militar Nambala Keshav Rao (de la rama People's War) y Kishanda (del MCC). Es difícil conseguir info fuera de los medios del sistema. ¿ Son unos modernos Robin Hood ? o ¿unos asesinos fanáticos ? Me gustaría poder explicarlo todo más a fondo, en eso estamos aunque sea denso.

Está claro que India es un país lleno de injusticias (¿cual no?) escondidas, porque se comenten sobre gente que casi no tiene voz (hay partidos que defienden a los pobres y que han llegado el poder: sus líderes han aprovechado para enriquecerse de forma corrupta). Y que la gente está tan desesperada que no tiene qué perder. No le importa morir luchando si tantos mueren de hambre. La India gasta mucho dinero en su ejército y su programa nuclear, también da dinero para programas de cooperación al desarrollo en países africanos y no admite que esas ayudas también son necesarias para el pueblo indio.

No hay comentarios: