28.10.11

La fórmula 1 arrasa en India con India

Un montón de dinero invertido, un montón de publicidad, pero y ¿el retorno? no importa, dicen, lo importante es dar imagen de país moderno a resto del planeta.

En estos tiempos que corren en que sólo eres algo (alguien) si sales en los medios y sólo sale lo que se hace a lo grande, parece que India se suma al grupo de los países capitalistas. Pero, alto ahí. Miremos un poquito más de cerca.  Lo primero son las declaraciones de los pilotos, diciendo lo mal organizado que está todo, el peligro que han pasado hasta acercarse al circuito y su sorpresa al ver que no estaba acabado (lo construyen empresas privadas que han vendido 95.000 de 120.000 entradas disponibles), pero sí lleno de polvo y de perros.  Los funcionarios de aduanas (acostumbrados a cobrar dinero bajo cuerda) quieren cobrar su comisión al material (coches y piezas) que entra en el país como si no fuera a salir después de la carrera. 

Y que piensa la gente de la zona ¿estará contenta con el "aluvión" de dinero? Pues resulta que el circuito se ha
perros, espectadores de lujo de la carrera
construido usando una antigua ley británica que permite al estado comprar terrenos "por el bien común", y fijar el precio que quiera.   Total que por 3 días de carrera muchos granjeros se han quedado sin las tierras familiares y han sido recompensados con calderilla (10% del precio de mercado), llevan meses intentando para la construcción tanto en tribunales como en el terreno, pero no lo han conseguido y llevan acampados (lo que allí se conoce como dharna) desde el 22 de octubre ante el circuito del Formula One Airtel Indian Grand Prix. También se les prometieron tierras a cambio a ver si se callaban pero nunca han llegado.   El circuito ha separado pueblos que antes eran vecinos y todavía quedan por construir varios campos deportivos más.   La gente que pague hasta 500 euros por un espectáculo de un par de horas no quiere enterarse de lo que trabaja un campesino de sol a sol para conseguir unos míseros 50 euros al mes. A años luz unos de otros, y esa es la tendencia de la nueva India por mucho que los medios vendan que la clase media crece.

4 comentarios:

yraya dijo...

Que asco de tanta hipocrecía!!!
Un abrazo

Ángel Iván dijo...

Hace unos diez años recuerdo una foto de una revista especializada en aeronáutica donde un satélite de comunicaciones nuevo y próximo a lanzarse estaba sobre un carro de madera tirado un borriquillo, la revista se llama Avion Revue, quiero decir que esto que cuento no es una leyenda urbana, y por lo que veo las cosas no cambian en demasía.
Un besote.

Neogeminis dijo...

Pero cómo es posible semejante abuso!... comprarles "legalmente" sus tierras por nada!...será posible tanta corrupción e injusticia?
Haces muy bien en divulgarlo.
Un abrazo.

ka dijo...

estos sucesos son muy comunes en India y casi nadie las denuncia. La escritora Arundhati Roi aprovecha su fama para denunciar casos similares y los medios indios se dedican a criticarla, de hecho la han convertido en una caricatura...
un abrazo a todas