26.9.11

Un juez tiene que legislar que el amor no es un crimen

Un chico de 21 tiene un romance con una chica de 15, desaparecen una semana de casa y la familia de ella denuncia la desaparición.   La chica vuelve y cuenta que está enamorada, pero sus padres denuncian al novio por rapto y violación, para salvar su imagen.

En la sentencia el juez le declara culpable de rapto (3 meses de cárcel que ya ha cumplido con creces porque el hecho es de hace 18 meses), por ser ella menor de edad no puede desaparecer de casa.  Pero no culpable de violación, el amor no es un crimen ha tenido que escribir en la sentencia.  Algo obvio en otras latitudes, aunque a la mayor parte de la población india no se lo parezca, para ellos es una cosa de las películas pero no se enteran que el cine está basado en la realidad.   El problema es que las familias ven a la prole como una posesión a la que hay que dirigir, controlar, y buscar su estabilidad económica (pero no emocional). No ven a sus hijo/as como personas que tienen derecho a ser libres cuando sean adulto/as.

Aunque el amor a veces ciega y hace extraños compañeros de cama, el problema es que no se permite el derecho a equivocarse y a aprender de los errores.  En India sólo hay una oportunidad y ni perdonan ni olvidan, de ahí la histeria para biencasar a sus hijos.


No hay comentarios: