4.8.11

Un documental interesante

fotos by Paula 2004
En 2003 ya estaba curtida en viajar por la India, era mi quinto viaje... y tuve la suerte que me acompañara mi prima Ramona. Fue la última vez que estuve sólo paseando sin parar por una ong. Hicimos un recorrido de 2 meses en que lo único que teníamos reservado era el billete de avión a y desde Delhi... Venarés, Calcuta, Puri, Madrás, Mamalapuram, Kochi, Thrissur, Palolem (Goa),  Udaipur, Pushkar... fue un recorrido inolvidable donde nos pasaron aventuras varias (algunas inconfesables). En esa época yo no hacía fotos y mi prima me hizo copias de sus fotos analógicas que guardo como oro en paño (pero no puedo publicar ni scanear, están a 350 km de mí, así que las fotos de este post son del año siguiente y me la spasó Paula).
En Puri dormimos en el Pink House en la misma playa y rozando la aldea de los pescadores (y su valla de arbustos secos, sus redes extendidas en la arena...).  Una mañana me desperté al amanecer y ya no me pude dormir, salí a dar un paseo y la actividad en la playa era espectacular, los botes volvían del mar con la pesca del día y había que subir a empujar, los niños defecaban en la playa, los vendedores de dientes de tiburón todavía se lavaban los dientes (mordiendo una rama de neem) y las mujeres (que normalmente no se alejan mucho de su casuca) iban a por agua o acompañaban a los niños.  Por entonces no conocía a la banana lady.

Una de las mujeres me entró con desparpajo y un inglés bastante suelto.  Me habló de la vida dura que llevaban, y que las cosas tenían que cambiar, el futuro estaba en la educación de sus hij@s. Ostras, y esto ¿lo había pensado ella sola? No. Se lo habían enseñado 2 mujeres españolas.  Una que vive allá y que les había regalado unos baños (les construyó unas casetas cerradas para que las mujeres pudieran hacer sus necesidades cerca de casa y a cualquier hora del día). Y otra que había empezado una escuela y que adoraban porque les ayudaba mucho... Habla que te habla, con una voz fina y pequeña como ella, me engatusó para que fuera a cenar a su casa a las 6 de la tarde. Le dije que era muy pronto y conseguí retrasar el evento hasta las 7 (sentí decirle que cena vegeta). Y después de una hora hablando sin parar y habiendo conseguido su objetivo la mujer del pescador (no recuerdo su nombre) se marchó.
 
En la casa había que agacharse para entrar y la cena nos esperaba bajo la mirada de la mujer, su marido y su cuñado. Nos hizó traer unas incomodas sillas de plástico aunque ellos estaban tan ricamente en el suelo y comimos arroz frío y un insulso caldo con verduras. Pero lo peor fue que delante de los hombres de su familia la mujer prácticamente no pronunció palabra y lo que prometía ser una cena "étnica" y de intercambio (yo esperaba que la mujer voloviera a repetir su discurso a mi prima y poder discutir sobre la pobreza y la visión desde dentro de la gente humilde) pasó a ser mero intercambio comercial. Cuando terminamos y casi sin haber cruzado palabra le dijimos que le pagaríamos (en todo momento quedó claro que no era una invitación sino un intercambio comercial) lo que valía un arroz con curry en restaurante local. Ella se sintió muy dolida porque lo que esperaba era una donación mucho superior (5 veces más) porque otros turistas agradecidos se la habían hecho anteriormente (y los hombres de la casa ya contaban con ese dinero para lo que fuera, vicios o virtudes no sé, porque no hablaban inglés ni tenían gana de comunicarse, simplemente habían dejado pasar a unas extrañas a su casa a ver cuanto dinero les soltaban).

Total que he vuelto muchas veces por Puri y he conocido mejor al personal, pero a dicha mujer no volví a verla. En cambio todo el mundo me seguía hablando muy bien de la escuela que había montado Neneta. Pues este abril paseando por los Pirineos españoles me encontré con una expo para dar a conocer una Ong gallega en Puri y que evidentemente era la misma de la que toda la gente humilde me hablaba en Puri. Y paseando por youtube me he encontrado un docu muy bien hecho y muy interesante (y que me va a aahorrar mucho explicar).

Nos cuenta la realidad de la gente humilde de la zona, no sólo los pescadores (que por cierto son oriundos de Andrah Pradesh) que están expuestos a tsunamis y demás. También sobre María Soliña, la escuela que ha levantado esta ong gallega desde 2005. Y en una imágenes grabadas en Benarés con palabras de una fotógrafa francesa, un babá indio -que habla español- y Olga Herrero sobre lo que representa la India para una persona que ha mamado los valores occidentales. En las imágenes tomadas en la aldea de los pescadores, casi al final, sale una de sus mujeres hablando ¿ adivináis quién?

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Duele ver que siempre los que menos tienen son los que más sufren y en todos los rincones los gobiernos prometen lo que nunca llega.
Lamentable. Triste.
Abrazos.

Ángel Iván dijo...

A favoritos de you tube.