28.7.11

China nombrará un nuevo Dalai Lama.

En un extraño movimiento de un país que mezcla sin pudor churras con merinas, el gobierno chino dice que los líderes budistas tienen que llevar su visto bueno. Vamos, que cuando muera el dalai lama, el gobierno va a imponer uno nuevo frente al que nombre la comunidad del budismo tibetano que será vetado.

Mira que me interesa poco la religión, pero sí las personas. Al gobierno chino no le interesan las personas y sí la religión (en contra de su ideología) y ya ha nombrado un Panchen Lama (supongo que será como un obispo) y tiene infiltrados en todos los monasterios. Y no sólo nombran obispos cristianos (lo cual ha enfadado al vaticano) sino que persiguen a los curas y los mandan a trabajos forzados.

El nuevo embajador chino en Nepal, Yang Houlan, ya ha visitado Lumbini (lugar de nacimiento de Goutama Bouddha) y ha expresado sus deseos de inventir en el lugar. Pero es que hace unos días una ong china, la Asia Pacific Exchange and Cooperation Foundation con sede en Hong Kong declaró que iba a invertir un pastizal (equivalente al 8,5% del producto interior bruto nepalisco que es 35.ooo.ooo.ooo$) para convertir Lumbini en una meca budista, con hoteles de lujo y aeropuerto internacional (ahora sólo hay uno en Kathmandú). El gobierno nepalí se ha negado a aceptar el plan por colonizador y no contar con ellos (vamos, que quieren cacho). Pero lo más cachondo del tema es que en dicha fundación (china) participan tanto el presidente de los maoístas Pushpa Kamal Dahal Prachanda como su más acérrimo enemigo, el príncipe depuesto Paras Bir Bikram Shah. ¿ enemigos íntimos ?
decorando la estupa de Bouda, valle de Kathmandú, agosto 2010
Lumbini es un pueblecito mal comunicado en el sur de Nepal, donde peregrinan estudiosos y practicantes del budismo. La Unesco lo nombró patrimonio de la humanidad y recibe menos de medio millón de visitantes al año (la Meca y el Vaticano unos 5 millones cada). (fuente)

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Qué extraño suena todo esto!
Increíble lo que el dinero logra unir! (y enfrentar, claro)

Saludos.

Ángel Iván dijo...

La poca vergüenza de los dirigentes chinos ya roza el ridículo y lo malo es que se imponen a fuerza de tanques y palos y así no hay manera.
Mezclan sin pudor creencias, dinero y poder político -anda, si se parece a lo que pasa aquí con algunos grupos de poder que prefiero no mentar-.