4.6.11

new light en el new york times

(New Light. Kolkata, agosto 2004. Por primera vez un grupo de voluntarios españoles monta una pequeña obra de teatro escrita por las niñas y niños de New Light sobre las bondades de la conservación del medio ambiente. Raju hincha un globo, Puja detrás suya y Urmi Basu saludando a los asistentes para los que se montó una pequeña grada/andamio cuando la terraza estaba todavía totalmente abierta. Eran otros tiempos pero aunque New Light ha crecido mucho los peligros siguen siendo los mismos. La foto es de Paula)

Tristemente os traduzco un artículo de Nicholas Kristoff. Por suerte es de las páginas de opinión del New York Times  del 2 de junio con la repercusión que eso puede tener para que la ONG sea conocida y apoyada. Gracias a Mari Carmen por pasarnos el enlace, voluntaria incansable en New Light se merece descansar estos días en España. Y mucha suerte a Urmi Basu y su proyecto, con el que tuve el gusto de colaborar desde 2004 a 2009 y que fue el detonante de este blog. Y a las niñas... simplemente espero que las dejen ser niñas.
M. es una chica entusiasta, de 10 años, es de las más listas de su clase de cuarto y sueña con ser médico. Sin embargo su familia puede venderla a un burdel.
Su madre es una prostituta aquí en Kolkata, la ciudad más conocida en el mundo como Calcuta. Ruchira Gupta, directora de Apne Aap ong que lucha contra el tráfico de personas, estima que el 90 por ciento de las hijas de las prostitutas indias terminan en el comercio sexual también. Y además M. pertenece a una subcasta de la que se espera que sus niñas acaben trabajando como prostitutas.
M. parecía a punto de escapar de este destino con la ayuda de uno de mis héroes, Urmi Basu, una trabajadora social que en 2000 inició el programa New Light para
refugiar prostitutas y sus hijo/as.
M., una niña lanzada y despierta, comenzó a florecer con la ayuda de New Light. Sus padres son analfabetos, pero ella aprendió inglés y obtuvo excelentes notas en una escuela que lo usa como lengua vehicular, para niños de clase media fuera de la zona roja.
Por desgracia, el cerebro y la personalidad no siempre son suficientes, y la India es el centro del comercio de esclavos del siglo 21. Este país casi seguro que tiene el mayor número de víctimas de la trata de personas en el mundo de hoy.
Si M. es vendida a un burdel, ella no tendrá ninguna defensa contra el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Las decisiones sobre el uso del condón son hechas por el cliente o el propietario del burdel, no por la chica. En un burdel en el que conseguí llevar a cabo algunas entrevistas, no había un condón disponible solo.
La policía hace un mayor esfuerzo para ayudar a las niñas como el señor que hace unos años, y en una columna hace una semana que he descrito una redada policial en un burdel y el rescate de las niñas dentro de las edades de 5, 10 y 15. Sin embargo, el progreso de la fuerza policial es desigual, con una prostituta que explica por qué los burdeles ocultar las niñas de la policía: "Porque cuando la policía viene a través, que confiscar las chicas muy jóvenes, y entonces los dueños de burdeles que pagar un soborno para obtener las chicas de vuelta de la policía. "
Ahora a los 10 años, M. se está quedando sin tiempo. Sus padres la sacaron de su escuela en Calcuta y la enviaron a su pueblo natal, cientos de kilómetros hacia el oeste.
"Nuestra situación familiar es tal que tenemos que devolverla", dijo su madre. Pero no concreta las razones, excepto para decir que el abuelo de la niña insiste en ello. M. tiene una beca de New Light para estudiar gratis en Calcuta, por lo que el costo de la educación  no es un factor.
Esto nos deja  a Urmi Basu y a mí con una sensación muy mala, por temor a que una vez que la niña vuelva al pueblo y lejos de sus protectores en el refugio de New Light, su abuelo podrá venderla a un traficante para prostituirla en cualquier parte de la India .
Cuando le preguntamos a la nena que piensa ella, mira hacia abajo y dice en voz baja que está preocupada también. Pero que nunca renunciará: "No voy a dejar mis estudios", me dijo con firmeza
Por otra parte, es poco probable que se le consulte. Y los traficantes ofrecen cientos de dólares para la familia de una chica bonita.
Estoy aquí en Calcuta con América Ferrera, la actriz de Betty la fea, para filmar un documental de televisión. Ferrera se enamoró de M., y M. de Ferrera, pasaron mucho tiempo riendo juntas. "Cuando la miro, veo todas las niñas de 10 años de edad que he conocido", dijo Ferrera. "Ella es burbujeante, alegre, y optimista. Sería doloroso perder un espíritu tan hermoso en una vida de violencia y prostitución. "
Ferrera, Basu y yo nos estrujamos en su chabola para pedir a los padres que se la niña se quede en la escuela en Calcuta. "Por favor se lo pido", dijo Basu. "¡ Déle a
su hija una oportunidad !"
No tuvimos éxito. Sus padres ya han comprado un billete de tren para que M. vuelva a la aldea en una semana. No sé cómo acabará. Ferrera dijo que va a escribir cartas a M. con la esperanza de que esto pueda poner nerviosa a la familia. Y Basu le está contando a M. qué hacer si la venden a un traficante. Tristemente más no sé puede hacer.
Es surrealista que estas escenas se desarrollen en el siglo 21. El pico de la trata de esclavos transatlántica fue la década de 1780, cuando poco menos de 80.000 esclavos al año fueron transportados desde África al Nuevo Mundo.
En la actualidad, UNICEF estima que 1,8 millones de niños al año entran en el comercio sexual. Multiplica M. por 1,8 millones, y entiende la necesidad de un nuevo movimiento abolicionista.

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Desgarrador...simplemente puedo decir que estas cosas me duelen en el alma. Tengo dos hijas, soy mujer, soy un ser humano...hace falta más?

Abrazos.

Ángel Iván dijo...

En la escala evolutiva ¿dónde quedan las mujeres en esos países?
Miedo me da pensarlo.