15.6.11

l@s recogedor@s de té

jardín de té en ilam (nepal) marzo de 2009
Después de mucho tiempo parece que se desbloquean las negociaciones entre los sindicatos de los recogedores de té y la asociación de dueños de los jardines de té de Darjeeling. Si consiguen formar entre ambos un comité de negociación sería la primera vez en la historia.. El sindicato mayoritario agrupa a la etnia gorkha que son originarios de Nepal pero que llevan años con agitacines para pedir un estado propio dentro de India (pero ese es otro tema).

Aunque parezca increíble lo que piden los sindicatos, además de un salario mínimo de 4 €/día (245 IRs) al que ahora no se llega ni por asomo (lo/as trabajadore/as están cobrando 2000 rupias al mes un euro al día), es agua potable y aseos para los trabajadores. Los terratenientes se niegan diciendo que no hay derecho a que los trabajadores se instalen en sus terrenos (con chabolas echas con 4 palos y plásticos). Otros sindicatos están intentando boicotear las negociaciones para coger protagonismo, defendiendo otros extras como más leña para cocinar, más té, paraguas y chanclas, chabolas con el suelo de cemento y contratos para aquellos trabajadores que tengan más de 5 años de antigüedad.
.
historia

Mucho se ha hablado del té de darjeeling (conocido como el champagne de los tés por ser el más aromático) y de los pioneros británicos en plantar té en la zona como george campbell y el doctor withecombe. Pero nada sobre quien realmente hace el trabajo sucio de sacar la producción del té adelante, el pueblo que sique llegando una vida miserable en pleno siglo xxi.

Desde que en1852 los entonces llamados "tea stations" dan beneficios, grandes áreas de bosque han sido talados para crear los "tea gardens" que son como las plantaciones de cada bodega, y así se han creado puestos de trabajo en la zona. Esta gente se ha mantenido como ha podido de animales salvajes y enfermedades, cuidando los jardines y las factorías de procesado de la hoja del té. Mientras los dueños, normalmente personajes de la compañía de las indias o del imperio británico se daban la vida padre, las trabajadoras vivían en chabolas donde se morían de frío en invierno y se calaban durante el monzón (darjeeling es una de las zonas con mayor cantidad de lluvias del planeta) mientras su salario era ínfimo. En 1948 (año de la independencia india repecto a los britishers) un trabajador cobraba 1 rupia al día, hoy cobra 65 (un leuro al día) es decir que el sueldo ha subido una rupia al año (1,5 centims),  en teoría el pueblo indio iba a ganar mucho al pasar a ser gobernado por el pueblo indio y no británico, pero el resultado es que sigue gobernado por una élite que no favorece para nada a los sin nada.

Los trabajadores no podían sindicarse ni usar reloj, ni zapatos. Y pagaban impuestos a sus empleadores si querían tener ganado o cultivar verduras delante de la chabola, de esta manera dependían de los comercios británicos. Existía una ley no escrita, la ‘Hatta Bahar’, por la que los dueños podían echar a cualquier trabajador sin dar explicaciones y quedarse con sus propiedades si las tuvieran.

Cuando se fueron los bretones, en los jardines con dueños indios las condiciones continuaron igual. Las primeras organizaciones sindicales aparecieron en 1955 la Literary Labour Union afiliada a All India Gorkha League (que tenía 4 parlamentarios regionales) y la Tea Garden Labourers Union afiliada al Partido Comunista de India (que no llegó al poder en el estado benalí hasta los 70). Se hizo unmanifiesto pidiendo 14 mejoras para los trabjadores incluyendo sanidad, pagas extra, permiso de maternidad y subidas de sueldo. Los dueños hicieron caso omiso. El 22 de junio de 1955 empezó la huelga, el 23 la policía empezó a aporrear y arrestar a los sindicalistas. El 25 la huelga continuaba y la poli después de usar bombas de humo abrió fuego matando 6 personas (incluyendo una embarazada), hiriendo a muchas más (algunas fallecieron de las heridas y también un niño recién nacido que fue encarcelado con su madre).

Desde entonces los trabajadores que quedaron o que vinieron de otras zonas se habían mantenido sumisos o sus organizaciones con poca fuerza... Esperemos que esta vez consigan mejoras...
Top

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

Gracias por dar a conocer estas cosas. Y pensar que con tan poco, muchos ganarían tanto!
Un abrazo.

Ángel Iván dijo...

Dan ganas de tomar té como medida de fuerza y no sabes lo que me gusta, me recuerda mucho a la lucha de las cafeteras de hace 30 años.