2.12.10

los niños del pegamento

Cuando vine a KTM por primera vez en 2004, con la cuota solidaria ya cubierta en calcuta, nos dedicamos a compartir risas en el césped del tíbet peace guest house con el mágico grupos de voluntarix daquel año. Pero paseando por los laberintos de thamel, el benidorm de la montaña, me fijé en los niños del pegamento, libres pululando entre el gentío, su mundo se acababa en una bolsa de cola blanca, ¿nadie hará nada por ellos? me pregunté.

Años después siguen, creciditos, decorando las aceras aunque ahora no les dejan entrar en zona turis. Me intereso por su situación hablando con trabajadores sociales locales. Me cuentan que es peligroso trabajar por ellos porque distintas mafias los utilizan para conejillos de indias para sus negocios oscuros... (sexo, drogas y otras industrias que no cotizan).

Aquí los proyectos sociales están todos pagados por países extranjeros y poco a poco van cerrando por falta de fondos. Daños colaterales de la crisis en occidente. Aún así valientes como anuradha koirala y su organización anti tráfico (maiti nepal de la que ya hablé en su día porque colabora con new laichi en en colcata) de mujeres para prostituirlas han sido galardonadas por una multinacional de la información en américa (del norte del continent y sur del canadá) por su labor.

4 comentarios:

Neogeminis dijo...

También allí!...pensé que esa cara de la miseria se daba solamente en las periferias de las sociedades algo más urbanizadas.
Triste, muy triste :(

Ángel Iván dijo...

No está mal, cuando los pobres estorban se les esconde, no sea que el señor turista se enfade.
La droga de los pobres, la cola de contacto, es lo mismo en todos los sitios, aquí ahora les ha dado por colocarse con jarabe para la tos.

ka dijo...

n:el mundo es un pañuelo! decimos para lo bueno... para lo malo hablamos de globalización... son las 2 caras de la moneda, las contradiciones humanas, estos niños pueden robarte o jugar contigo según les pille... hay que saber entenderles

ai: ya llegarán a la nuez moscada

Lucía.uy dijo...

....como siempre y en todas partes del mundo, los pobres gurises(niños) pagando el pato de las decisiones de los adultos (adultos?).....

cabría una puteada.

te dejo un abrazo