26.11.10

Novedades en la huerta...

Junto con las frutas y verduritas de invierno aparecen, al calor robado al mediodía bajo los plásticos, tomates y fresas que una no se espera con estos vientos que bajan del himalaya.
En este pueblo de carretera compraron unos chicos de Kathmandú unos terrenos. Plantaron café y les va muy bien y quieren ampliar el negocio. Pero desde que se han enterado del éxito los vecinos no hacen más que putearles e inventarse habladurías... una muestra a pequeña escala de lo que se dedica aquí el personal (lo que he vivido en el pueblito de la montaña parece ser generalizado).

El país sigue sin constitución y con un gobierno provisional, votando cada semana durante 4 meses. El único candidato a primer ministro saca poco más de 100 votos (de 600 diputados van a votar unos 125). Se negocia con la oposición maoísta (unos 250 diputaus) para que no bloquee los presupuestos (se oponen hasta a los proyectos que ellos mismos aprovaron cuando estuvieron 9 meses en el gobierno) y el país pueda medio funcionar.

El presupuesto asciende a 3.500 millones de euros (100 veces menos que el presupuesto del estado español en 2010), de los que un 25% son donaciones internacionales. La "comunidad de donantes" avisa que así no hay quien suelte pasta, proyectos que se retrasan, dinero que se pierde entre el humo de la corrupción, una contabilidad deficiente y la falta de interlocutores válidos.

Un ejemplo, los 10 millones de euros que se emplearon el año pasado en "luchar contra el analfabetismo" (el 86% de la población entre 15 y 24 años es analfabeta funcional, según reconocen organismos públicos), se han reducido a 7 porque las listas de matrícula son las mismas año tras año en muchos coles...

El caso es que tras 4 días de intensas negociaciones los maoístas dicen que desbloquearán los presupuestos. Y la semana pasada en el pleno del congreso los diputados maoístas se pusieron a destrozar todo como júligans borrachos, se montó una gorda y ahora no se sabe si hay presupuestos o no. Las autoridades prometieron mano dura pero unos días después se han dado cuenta que los diputados tienen inmunnidad y no se puede hacer nada contra ellos...

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

La perspectiva que nos cuentas no es nada alentadora, yen estos momentos de crisis internacional poco puede esperarse de la presión internacional. La política de los maoistas parece ser la del perro del hortelano: no comer ni dejar comer! (y en este caso se aplica también literalmente!).
Lamento comprobar una vez más que la estupidez humana (dela mano de la ignorancia) no tienen límites, aún cuando se trata de la propia supervivencia.
Esperemos que poco a poco la razón vaya abriéndose camino.

Un abrazo.

Ángel Iván dijo...

La clase política al final se comporta igual en todas las partes del mundo, se llamen maoístas, Partido Liberal o Partido de Salvación Nacional, siempre es lo mismo.
Un fuerte beso.
Ah, allí por narices es agricultura biológica, ¿verdad?