28.10.10

Albahaca.

Como os dije el otro día es costumbre entre los adoradores de Vishnu adorar una planta de albahaca. ¿Y quién adora a vishnu a estas alturas del partido? me diréis. Pues si tenemos en cuenta que uno de los avatares de visnú es krishna y que este cumple (entre otros) el papel del niño jesús en el cristianismo, pues son muchos sus seguidores. Entre ellos los vecinos de abajo de la casa de Kathmandú, como se puede ver en la fotisho, cada día le echan polvos rojos, incienso y frutishas. A los monos les encanta, menudo sustos te pegan cuando pasan a medio metro de ti al otro lado de la ventana. Incluso viviendo en un cuarto piso tenía que tener cuidado de tener todo cerrado para evitar invitados inesperados y revoltosos.

3 comentarios:

Neogeminis dijo...

Son costumbres que nos suenan a otros tiempos u otros mundos. Pero no, es aquí y ahora.
Gracias por ilustrarnos.

Ángel Iván dijo...

Independientemente de en que crean, yo me quedo con el detalle de la alhabaca, por cierto que me encanta esta herencia musulmana en nuestra lengua, yo tengo una hermosa maceta que la pobre no crece lo que debe a mi gusto por la pasta con albahaca fresca, mmm.
¿Gustais?

ka dijo...

jiji, ya tengo localizado un súper en kathmandú donde la venden
aquí su uso es más medicinal que gastronómico (aparte del supersticístico)