12.9.10

Acarreadoras

Desde bien chicas las niñas tienen que ayudar en casa y los trabajos que las esperan no son siempre gratos y se remuneran con un poco de arroz. Por eso el rato que pueden venir al colegio les hace felices. Todavía para muchos padres que una niña vaya al colegio es una pérdida de tiempo y prefieren explotarlas lo mais posible antes de casarlas y que las exploten los suegros.
Ellas lo llevan con toda naturalidad porque es lo único que conocen.

1 comentario:

Neogeminis dijo...

En este post has logrado sintetizar el oscuro panorama que, sabemos, estas pobrecitas tienen ante sí como casi único posible destino: el de ser explotadas sin siquiera cuestionarlo. La educación es la única salida para que ellas puedan aspirar a algo mejor y que, por lo menos, entiendan cuáles son sus legítimos derechos. Enorme tarea es la que están haciendo vos y otros voluntarios en aquellos lugares
tan lejanos para la comodidad de nuestras sociedades consumistas.
Gracias por lo que estás haciendo...no es mucho lo que vale que te lo recuerde, pero es lo mínimo que merece tu entrega y sacrificio.
Un abrazo...y toda mi admiración.