1.5.10

Ser puta...

El padre de Bharati Dey murió cuando iba a séptimo curso. Sus hermanos la decían que dejase de estudiar. Cuando llegó a décimo la intentaron casar así que decidió irse de casa.
Estuvo 3 años vendiendo maquillaje, por Bengala y alrededores. Se enamoró de un compañero y se caso'... más tarde se enteró de que el compi ya estaba casado y con hijos. Volvió a su pueblo y desempeñó distintos trabajos para pagarse una habitación.
Su casera, que era puta, le explicó como podía ganar mucho más siendo joven y guapa.
Con 21 años, en 1986, empezó su carrera en Titagarh. Conoció chulos, alcohol, explotación, y madames implacables. Venían hombres a recoger a chicas y violarlas en grupo. Nadie levantaba la voz contra estos crímenes. Todas tenían miedo. Mucho.
Pero cuando Bharati vio a una banda violando a una niña de 14, hija de una compañera, decidió rebelarse y fue a la poli a denunciar. Formaron grupos para defenderse de los violadores. Al poco la mafia movió sus hilos y Bharati fue a parar a la cárcel por ladrona.
Cuando la soltaron siguió en el oficio. Pero un día contactó con la ong Durbar Mahila Samanwaya Committee (DMSC) la ofreció trabajar para ellos como educadora de las trabajadoras sexuales y luego fue coordinadora del proyecto en Sonagacchi (uno de los 3 barrios donde se concentra la prostitución de Calcuta), en 2004 se convirtió en directora de la ong (fundada en 1997).
DMSC asocia a 62.000 trabajadoras del sexo. Tienen un comité de autorregulación para prevenir que las menores sean empujadas a este trabajo, programas de formación, educación, microcréditos, una cooperativa que mueve 110 millones de rupias anuales y presiona a políticos para que modifiquen la ley Immoral Traffic Prevention Act que las tacha de criminales cuando son las victimas.
En 1992 sólo el 2,7% practicaba sexo seguro, ahora es el 89%. Pero en estos años el sida ha crecido del 1.13% al 5,17% del censo de prostitutas (por debajo de otros estados anyway).

1 comentario:

Neogeminis dijo...

A eso le llamo tener dignidad...