1.5.10

De un tesoro en el batibus y de como devolverle la memoria a una serpiente

Cuando una llega sudorosa al batibús, dispuesta a volver a casa no está para mucho cachondeo. 2 horas de trituradora de huesos y oídos valen para terminar el día. Si te encuentras un cuadernito como el de arriba en el suelo le pegas una patadita. Pero si no tienes el peri para leer, piensas, bueno venga a ver que se cuentan que seguro que me río.

A cada enfermedad, su cura que así se titula el librito con portada despistada, es una especie de "la botica de la abuela" con una lista de verduras y frutas y sus bondades para el cuerpo humano, una lista de enfermedades y los majunjes que hay que tomar para sanarlas (dolores varios, piedras del riñón, ...) Pero a mitad del libro no sé si de relleno o por ida de pinza, que aquí es muy normal, empieza a contar lo que hay que hacer para aguantar sin mear, como teñir las canas, o cosas como qué hacer si se te mete una serpiente en casa.

Está claro. Hay que tranquilizarla y devolverla la memoria para que pueda salir por donde ha entrado. Y eso como se hace? Pues preparando un mejunje y dejándolo en un bowl bajo la cama para que beba el bicho.

Salir de casa y esperar 24 horas.
La formula? Aquí abajo:

2 comentarios:

Neogeminis dijo...

jajjajajaja....me voy a anotar la receta!...uno nunca sabe! ajajajaja

ka dijo...

igual también funciona con vendedores de enciclopedias, anuncios en el celular...