19.3.10

Espantando espíritus.

Aquí un vídeo que consigue ilustrar algo muy cotidiano en mi vida bengalí, pero que no sabría como hacéroslo llegar.

Es de un blog de una chica americana, bekah, que ha pasado una larga temporada (por lo menos 2 años, de enfermera) en calcuta en una ong cristiana (ywam, youth with a mission) con nenes de la calle y drogadictos. Ella lo grabó en una boda pero es una praática cotidiana...

Las mujeres hindúes cada amanecer y atardecer ululan y soplan una caracola, creo que es para espantar los malos espíritus pero también crea sentido de comunidad y marcado del territorio (como el canto del muecín para el rezo devoto musulmán, en mi pueblo hay barrios musulmanes).

Seema mi vecina de pared con pared lo hace cada día, y los días en que se celebra alguna deidad femenina, impresiona escuchar cientos de caracolas a la vez sopladas desde las azoteas por mujeres que casi no salen de casa (a la tienda, al templo...) y que gritan como poseídas.

No hay comentarios: