27.2.10

Rayuela

Siempre vi jugar a este juego, pero nunca supe como se llamaba hasta que leí a Cortázar. Luego supe que tiene otros nombres: sambori, tejo, pita, calderón, txingo, cascayu, mariola... Y hace poco, por fin, he jugado en las calles de Calcuta, aunque aquí marcan cuadrados en el suelo, donde marcan 4 triángulos con una puntuación distinta cada uno...

3 comentarios:

Estel Anguera dijo...

Qué bonito KA!

Debe ser uno de los juegos más universales... Y a mi me transporta a la infancia, a las sensaciones y al relato de Cortazar. Y me produce una sensación de satisfacción y sosiego que me lleva a sonreir.

Gracias por hacer presente de nuevo el juego!

ka dijo...

merci a tu per fer-te presente al meu bloc. Encara no se que recomanar-te, n'hi ha tantes coses diferents per fer aquí, hauries de donar-me qualsevol pista...

2 blocs mes

marrako.cat
delhicatessen.es

Neogeminis dijo...

Excelente manera de sentirnos hermanados: los juegos infantiles.