23.1.10

Un suceso

Lo típico que siempre se oyen rumores, en los trenes hay carteles que te avisan de no comer nada de los compañeros de viaje... una leyenda urbana que el otro día se hizo realidad y los periódicos dieron amplia difusión. Casualmente una amiga alemana veni'a en ese mismo tren al día siguiente, eso si' bien acompañada. Aunque son muy pocos los casos, hay que andar con cuidado. Los ferrocarriles publican una lista de los nombres de los pasajeros con su edad e itinerario, con lo que so lo ponen fácil a los malos.

David Petterman un chaval alemán de 20 anos viajaba solo de Benares a Calcuta y se echo' unos amiguitos en el tren. Antes de sobar le invitaron a un te' que bebieron todos de un termo. Lo siguiente es que le descubrieron los limpiadores del tren ya en Calcuta, y se despertó en el hospital al que le llevaron. Ahora anda con lo puesto,. Por lo menos en Calcuta hay consulado alemán.

No hay comentarios: