15.10.09

(Buscando la úlcera). Ser turis...

...te da licencia para sentar cátedra sobre una ciudad en la que has pasado unas horas y hablar como si los conocieses de toda la vida. Hoy ha sido un día bien duro, pero al final ha habido espe así que, como es tradicional, lo he selebrau tomando una caña.

En un bar de barrio cualquiera. Bua, el camareta te mira de arriba abajo entre ¿tú quién eres? ¿de qué vas? ¿de dónde sales? y, ¿a que aspiras hermoso? Va a lo suyo y con la gente que conoce es amigo , no un pelota baboso arrastrado por una propina. Es que en mi pueblo bengalí son así. Un día les dije de coña que iba a venir una amiga al bar y me dijeron que no possible (los bares de pueblo no admiten mujeres como clientas). En el cine de mi pueblo calcutín hay 2 colas para entrar, primero las chicas y luego los chicos. El primer día que lo presencié no me lo podía de creer, estamos en 2009pleno siglo XXI, pero West Bengal es asi, y por mucho que digan van patrás.

Volvemos al bar de Bombay:
Total que de tapa he pedido soja frita y me ha dicho, -¿qué te echo?
-¡¡¡de todo, bhai!!!
Jiji, un plato de tostones con cuadritos de cebolla y tomate (pero sin picante).

¡¡¡Bhai mirchi do!!!

Me ha echado unas guindillas y ya la cosa se ha puesto apetente. (Buscando la úlcera).

Mucha charleta en el garito, donde había borrachos del tipo: bueno de algo hay que morir, oficinistas que no quieren volver a casa... el ambiente exhalaba una euforia compartida muy ibérica, de socializar en los bares, lo único que sólo había tíos, las chicas de clase baja no frecuentan bares.

Y muchos secadores... así llamo a los ventiladores a todo tren. A mi lado un señor de sesenta se ha metido cuarto litro de güisqui con unos cubos de pasta de falafel (dokha) en salsa. Paso desapercibida, no se pispan de que soy guiri, sino de algún lugar de India.

No hay comentarios: