17.9.09

Aclimatarse era esto







Un día cualquiera, a las afueras de la estación de Haura, esperando a unos chicos que querían ver el colegio.
Veo una ratilla curiosa, despeluchada, con un extraño bulto mutante. No me inmuto, ella no se inmuta hasta que saco la cámara. Pero como hay botín cerca la espero y sale cojeando dispuesta a dejarse hacer la foto a cambio de una galleta.
La cojo cariño, me cayó simpática. ¿Me estoy aclimatando demasiado? Aquí la gente las mira como cuando vemos un gorrión en el parque. Aquí los zapateros a lo suyo.

No hay comentarios: