3.8.09

La soledad era eso

Un gobernante honesto que no consigue que sus leyes lleguen al pueblo, porque en el medio está el sistema (funcionarios varios de todos los ámbitos) inamovible. Rajiv Gandhi reconoció que el 85% del dinero público se quedaba pegado en las manos de los encargados de darle uso para el pueblo. Su hijo Rahul, 20 años después pone esa cifra en el 50% (y la economía sumergida -el "informal sector"- en el 93%). Así nos pinta Javier Moro a la dinastía Gandhi en su "El sari rojo". Biografía novelada de un flans, en la que aporta gran profusión de datos provenientes de una exhaustiva investigación. Imprescindible para introducirse en el tema aunque si lees en inglés hay cantidad de libros mejores y más cercanos, algunos escritos por los propios protagonistas. Para el que conozca el tema siempre aportará alguna anécdota nueva. Que si Maneka fuma. Que si Sonia se quedaba en casa de Amitab Bachchan antes de casarse con Rajiv (otros amigos de la familia incluyen a Mohammed Yunnus o Kushwant Singh). Que si Indira no le cabían los cuernos en la cabeza. Que si acabó supersticiosa perdida (enganchada al gurú Bhramachari) en su paranoia solitaria en el poder. Que en las cárceles de mujeres !se prohiben los plátanos! También me he fundido "Family matters" de Rohinton Mistry con su maestría para perfilar personajes nos cuenta los avatares para llegar a fin de mes de una familia parsi venida a menos. Después de leer "A fine balance" resulta flojeras.

No hay comentarios: