21.4.09

Sigue siendo el rey

Sigue igual, Gopal, le encanta hacerse el payasete delante de la cámara, la gente le cuida, le baña, le da su fried rice, sus maska chaska, los que se quedan más tiempo le guardan las cosas, le cambian de ropa. Y tots le decimos lo que tiene que hacer, monologando porque él a su bola, que es más feliz. Dando ejemplo.

Ayer volví a Sudder Street con una compañera del metal y charlamos con la retahíla de amigos de la calle, aplatanados por el calor, recordamos a los que emigraron. Se ven pequeños avances para olvidar la estética destroyer de esta calle. Nos tomamos un cafesinho en el Ras, que todavía le queda darse un garbeo por Goa (o mejor, por Cadiz) para acabar de poner un local en condiciones. Los curris del Astoria no le quitaban el ojo a las guiris. Nos dicen en recepción que después de las elecciones sabrán si lo pueden tirar o si seguirá abierto en agosto. Vamos que tienen enchufe en algún partido (no en todos) para que les den el permiso de obras a cambio de pasta.

Aquí en Bengala el congreso, como tenía poco que comerse, se alió con la oposición del Trinamul que se puede subir a la chepa de los comunistas.
Un año de cole privado, con uniforme, libros y comida cuesta de 5 a 7.ooo taka. Para la gente que gana 1,5-2,5 mil es inalcanzable.

(Gopi, a verlas venir)

No hay comentarios: