Bollywood 2017 mejores y peores pelis

Este año hemos visto pocas pelis indias, ayudándonos de la crítica de cine hacemos repaso a las mejores pelis para que no se nos pase verlas, las mejores bandas sonoras y los típicos refritos y superproducciones peñazo de los que mejor huir.

Las mejores:
(Estas pelis son recomendadas por Gulraj Bedi aquí
Merenguemilengue ha traducido y reinterpretado su artículo).

Hindi Medium
Sobre el impacto en la vida laboral de quien domina el inglés. En los colegios públicos no se aprende, aunque sean teóricamente bilingües (english medium). Los colegios privados están al alcance de pocas familias adineradas. Irrfan Khan y Saba Qamar aportan la comicidad necesaria.

Jolly LLB 2
De como desde el poder siempre se abusa. Akshay Kumar es un abogado de a pie que lucha como David contra Goliat. Para saber sobre como funciona el sistema judicial en India, sus líneas rojas y la corrupción.

Mom
Una madre (Sridevi) intenta vengar a los violadores de su hija. A pesar de ser un tema sensible y en el que es fácil caer en tópicos, engancha y profundiza con unos personajes creíbles. (Unas 20.000 mujeres son asesinadas en India al año por sus maridos/familias. Es difícil saber cuantas miles son violadas porque la mayoría no se atreve a denunciar. La ley permite las violaciones dentro del matrimonio).

Lipstick under my burka
He empezado a verla 3 veces pero no consigo pasar de las primeras escenas sobre-actuadas. Las protagonistas son mujeres que viven bajo un asfixiante hetero patriarcado. En la India rural y en una gran parte de las urbes, la mujer no es más que un bien de intercambio entre familias.

Newton
En amplios territorios de la India interior hace décadas que hay una guerra civil. La peli trata, desde el punto de vista del Estado, de como la democracia intenta volver a los pueblos ocupados por la guerrilla naxalita.

Haramkhor
La relación entre un profe y una alumna adolescente ya se ha tratado varias veces en Bollywood. La juventud idealiza los mitos del amor romántico quizá porque la sociedad no  respeta la libertad de las personas para establecer relaciones ni siquiera entre iguales.

Tumhaari sulu
Vidya Balan es un ama de casa que consigue su sueño de trabajar fuera del hogar. (Sí, todavía estas pelis son necesarias).

Trapped
El argumento parece un remake de Buried.

(Namdini Ramnat también apuesta por Newton, Trapped, Tumhare Sulu y añade además)

Tum hai mera sunday, oda luminosa a Bombay, a pesar del drama coral por la falta de vivienda.

Anarkali of aarah, no es no. Muy necesaria en todo el planeta y más en India.

Mukti Bhawan, sobre los lazos familiares cuando se acerca la muerte.

CRD, un osado experimento narrativo bien acabado, sobre el teatro, actorado y su mundo interior.

Subh Mangal Savdhan una comedia disparatada (sobre el matrimonio impuesto, como no).


Tendencias
(Namdini Ramnat analiza las pelis y la industria del cine en India)

La censura se ha incrementado por la política de moral hindú fundamentalista que se impone en el estado indio.
Pero muchos films ponen en duda la familia tradicional donde los padres no tienen en cuenta los deseos y potencialidades de l@s hij@s.
Muchos filmes se ruedan fuera de Bombay y se doblan a otros idiomas del estado indio.
La industria enchufa a los familiares,
Mayor relevancia de las mujeres como protas. Aunque las actrices no se atreven todavía a denunciar los favores sexuales que les impone una industria machista.
Las audiencias van perdiendo la vergüenza a que se hable de sexo, aunque no se muestre.
Las canciones en playback ya no son tan omnipresentes.
Internet ayuda para que actores y actrices den su punto de vista, directores emergentes publiquen cortometrajes o se conozcan las escenas censuradas.

Las bandas sonoras 2017
(Recomendadas por Devarsi Ghosh aquí , y aquí, leer ambos artículos -en inglés- para recomendaciones sobre canciones concretas)


En 2017, los compositores de Bollywood no han destacado, excepto Pritam and Sachin-Jigar. Tras un gran 2016 Pritam, ha publicado dos álbumes estelares en 2017: Jagga Jasoos y Jab Harry Met Sejal. El dúo Sachin-Jigar deslumbró con su trabajo para la peli Meri Pyaari Bindu.

Amit Trivedi compuso dos bandas sonoras sólidas – Qaidi Band y Secret Superstar – que casi no se han escuchado (la 1ª) o han formado parte de un film fallido (la 2ª).

Shankar-Ehsaan-Loy no han publicado nada en 2017. Vishal-Shekhar entregaron un flojísimo soundtrack para Tiger Zinda Hai. Lo mejor del oscarizado AR Rahman fue para la peli tamil Kaatru Veliyidai. Sus álbums para pelis en hindi para OK Jaanu y Mom contenían algunas pepitas pero no recibieron promoción (OK Jaanu) o funcionaban más como fondo sonoro que como canciones radiables (Mom).

Vishal Bhardwaj compuso el soundtrack de Rangoon con buenos momentos (como la balada de Arijit Singh, Yeh Ishq Hai [flojucha]) pero para sólo triunfan las bandas sonoras de las pelis que llenan las salas.

Este año hemos conocido a jóvenes compositores como Tanishk Bagchi, que ha aparecido en 13 soundtracks, la mejor la de Shubh Mangal Savdhan (junto a Vayu).

Y la canción del año, la que ha traspasado fronteras, es esta en malayalam -la lengua de Kerala-:



Las malotas:

(Nandini Ramnath escribe un artículo que he resumido, titulado ¿para qué se molestan (en hacer estos bodrios?)

2017 no ha sido un gran año de pelis Bollywood (ya hemos repasado las buenas al principio del artúlo, recordemos que India es el productor del mayor número de pelis a nivel mundial). Se han perpetrado experimentos dudosos, producciones planas y sin riesgo, pastiches con actores de relumbrón, y guiones copiados de pelis anteriores por guionistas arrogantes y vagos.

Total que las pelis (por muy famosas que sean) a evitar son:

Ok Jaanu, remake de O Kadal Kanmani (2015) con unos actores planos.

Rangoon, ambiciosa, pretenciosa, poco creíble, grandilocuente al tratar temas como la historia del primer cine en hindi, el lugar de la mujer en una sociedad dominada por el macho alfa, la intersección entre lo personal y lo político, el papel del arte protest en la lucha por la independencia de los británicos. Sólo se salvan las actuaciones de Kangana Ranaut y Saif Ali Khan.

Begum Jaan (remake de una peli bengalí de 2015 Bengali, Rajkahini).  Agosto 1947 un burdel en la recién estrenada (y ensangrentada) frontera entre India y Paquistán, intenta defender el empoderamiento de la mujer pero aburre.

Meri Pyaari Bindu, presenta a una mujer (Parineeti Chopra) con carácter que acaba domesticada (por un hombre claro).

Sarkaar 3, el tirón de un Amitabh Bachchan que parece una parodia de sí mismo con su voz de ultratumba, no funciona.

Half Girlfriend, adaptación del bestseller para adolescentes de Chetan Bhagat. ¿Qué es peor la peli o el libro?

Raabta, sobreactuada y cursi.

Tubelight (remake de 2015 Hollywood Little Boy). Un guion imbécil, tiene el tirón del superstar Salman Khan haciendo de niño en cuerpo de hombre y nada más.

Mubarakan, esta vez la comedia de Anees Bazmee no consigue hacernos reír.

Jab Harry Met Sejal, el bluff del año con Shah Rukh Khan y Anushka Sharma. Exóticos paisaje urbanos europeos y frases de libro de auto-ayuda. Para flans de Shahruk y Coelho. Incluso el título es una copia de la popular Jab We Met.

Haseena Parkar, hagiografía de la hermana del gangster fugitivo Dawood Ibrahim. Otro clavo en el sarcófago del género.

Judwaa 2, pesada, anticuada y sexista.

A Gentleman, tan aburrida como el título.

Baadshaho, sobre el período de emergencia de 1975, insípida.

Firangi, el cómico de televisión Kapil Sharma no divierte en esta historia.

Comentarios