India: la mutilación genital de las niñas sigue existiendo

Más de 200 millones de mujeres en el planeta han sufrido la mutilación genital femenina (FGM),  sobre todo en países africanos, pero acabo de enterarme que en India sigue existiendo hoy en día.

En India, esta práctica supone cortar la punta del clítoris, es llamada “khatna” por los Bohras, una secta musulmana chiíta. Según Syedna Muffadal, actual líder religioso de la comunidad, esto se hace desde hace 1400 años. "Afortunadamente" es el único grupo social que respeta esta horrible tradición.

Desde fuera se piensa que es una práctica ‘primitiva’ o ‘tribal’, pero hay doctores, directores de museo, propietarios de galerías de arte, ingenieros... en la comunidad Bohra. Familias ricas, educadas, practican el FGM. Aunque las excusas para practicarlo son peregrinas y absurdas (mejor higiene, prevención del cáncer...), son las madres y abuelas las encargadas de que las niñas sean mutiladas -en secreto, engañadas-, lo que esconde es el control patriarcal a las mujeres impidiéndoles tener placer sexual.

La circuncisión en los chicos o “khafz” se celebra con comida y regalos. Sus consecuencias son mínimas, se quita una parte de pellejo.

El trauma de la FGM dura toda la vida, las chicas cogen miedo a ver sangre, a bañarse, al sexo, a los hospitales, a los hombres...

En India al darse en una sola comunidad el gobierno no se preocupa de prohibirlo. (El gobierno actual extremista hindú, está dejando que se acose a los musulmanes de muchas maneras, pero las musulmanas ni las tiene en cuenta).
(Masooma)
La activista bohra Masooma Ranalvi ha lanzado una campaña, ‘Speak Out On FGM’ (denuncia la mutilación genital femenina), pidiendo con más de 80,000 firmas al Gobierno de India que prohíba esta práctica. También pide a la ONU que señale a India como estado en el que se practica la FGM, esperando que esto le saque los colores al gobierno y mueva ficha. También se está concienciando a la comunidad médica para que no colabore (algunos médicos y enfermeras mutilan niñas, otros curan las heridas y no denuncian).

Con ayuda de organizaciones algunas jóvenes se están rebelando contra la práctica, y algunas mujeres que sufrieron la FGM, también. Otra campaña ‘Not My Daughter’ (no a mi hija) intenta concienciar a los nuevos matrimonios Bohra, entre organizaciones como Sahiyo, Bohras For Change y los Reformist Bohras intentan implicar a los hombres de la comunidad también.

Incluso Syedna Taher Fakhruddin, primo y rival del actual lider religioso Bohrapidió el fin de la FGM.

“La FGM se podría incluir en leyes como la de violencia doméstica y protección de la infancia (Women Against Domestic Violence Act, y Protection of Children from Sexual Offences Act).

artículo traducido y resumido de aquí

Comentarios