En el cole.

Alumnos del cole, nada más terminar las clases, currando sin tiempo de cambiarse el uniforme. Como veis la vida es una fiesta para ellos. Atravesar la pequeña puerta del cole les proporciona todos los días de 8 a 3 un lugar limpio, tranquilo, donde se come bien, se aprende jugando y se respeta al individuo.

Ayer, en clase de trabajos manuales, preparamos unos tallarines con 6º curso, que se lo debía desde la última vez.
y se pusieron hasta arriba.

Comentarios

Neogeminis ha dicho que…
Da gusto verlos!!!!
Besos.
ka ha dicho que…
mejor de cerca, pero engancha...
un abrazo
Ángel Iván ha dicho que…
Las sonrisas de esos críos son hechizantemente bellas, me encantan.
Rúben ha dicho que…
jajajajajajajaja..."y se pusieron hasta arriba..."

genial.