25.8.09

el festival Teej, ¿un vehículo de cambio?

Traduzco a mi bola un artículo publicado en el Post de Kathmandú, escrito por una exministra de Cultura y Aviación civil (¿jar?)

Teej, es un festival exclusivamente para mujeres que se celebra durante 3 días en Nepal y algunas zonas de la India. El primer día comilona y baile, el segundo rezo y ayuno, el tercero baño ritual y adoración de Shiva. Todo esto supuestamente a la mayor gloria del marido de cada mujer.

Teej comenzó como una celebración de Shiva y Parvati. Esta iba a ser casada con Bishnu, el dios de la riqueza, pero a ella le molaba un pobre asceta del himalaya, el tal Shiva. Así que se tuvo que esconder en la selva, ayudada por amigos, y rezó tanto, tanto que Shiva impresionado, bajó de la montaña a casarse con ella.

Las leyes de Manu (que regulan el día a día de los hindus, imponen las castas etc.) dicen que una mujer nunca puede ser libre. Ha de ser cuidada por su padre, luego por su marido, y si este muere por su hijo.

Las mujeres están deseando que lleguen estos días para descansar de su vida diaria y liberarse de tanto trabajo, en casa, en el campo, de producir y reproducirse. Y se sienten libres por un rato. El matrimonio encierra a muchas mujeres entre las 4 paredes de la casa del marido. Se supone que es la última en comer, de las sobras del plato de su esposo y no puede beber agua hasta haber lavado los pies del maromo. Estos días, las mujeres vuelven a la casa donde nacieron y pueden compartir su vida con hermanas, madre, tías, exvecinas...

Como todo, este festival puede celebrarse de muchas maneras: aprovechar para denunciar las desigualdades de género, rebelarse contra el status-quo machista, en plan consumista (la demanda de oro aumenta un 50% en estos días), en plan moderno e irreverente para los más tradicionales (las que salen de marcha), reivindicativo (algunas mujeres han aprovechado para protestar contra el precio de los alimentos, las feministas están en contra de la existencia del festival...)

Nepal era el único país hindú en su constitución hasta hace 3 años que echaron al rey. Ahora una república federal democrática, Teej constituye un símbolo de identidad para los hindús, arios y particularmente para la casta alta de Brahmans-chhetris. También vienen mujeres de otros países (ricos) y antropólogos estudiosos de las relaciones de género.

Teej continuará reflejando las múltiples diferencias en la sociedad nepalí.

Lleva todo el día en la tele, por doquier mujeres en saree rojo, las polis dicen que llevan 30 horas de guardia pero bien contentas.

Os dejo un video, un temita de celebracion del festival en el medio rural:



No hay comentarios: