12.8.09

El plumpy doz

En un pequeño bote que fabrica una firma francesa, nutriset, como complemento nutricional pero que contiene las necesidades medias de un pequeño ser humano de tierna edad. Gran invento, dicen dicen.
Botes individuales, enfocados a un solo niño para que no se lo coma la familia. Los distribuirá acción contra el hambre en Perú. Lo destaca el fabricante. Y también su buen sabor a cacao y cacagüé y que no hay que mezclar con agua como otros complementos alimenticios (de la competencia claro), así si el agua de la comunidad está contaminada no hace falta usarla, resaltan (ejemplo de libro, así cayó la leche en polvo de la Nestlé).
Pero vamos a ver si el agua de la comunidad está contaminada, ¿cuánto se aguanta comiendo barritas enérgeticas sin beber? No hace falta pedirles que digan Famflona.

¡Ah! y esta maravilla se ha probado en la India.

En la India leamos los periódicos: gran polémica, Unicef ha repartido comida importada traída del extranjero en raciones individuales sin contar con las autoridades del país. ¡Qué canallas! Y la comida india qué pasa, estamos quitándole el pan a los agricultores. La gente que consigue que su voz llegue a los periódicos en inglés, por supuesto son funcionarios y políticos que usan el nacionalismo con demagogia, y lo que echan de menos son las grandes comisiones que hubieran pillado en negro si Unicef hubiese seguido los canalillos locales. ¿Qué no?

Creo que me explico fatal pero que me entiendes muy bien.

No hay comentarios: